¿Soy feliz cuando trabajo?

images

Muchos de nosotros en algún momento hemos mencionado ¿mañana debo trabajar, que terrible…?

Hasta deseamos, que ocurra algo para no ir, pero luego tomamos conciencia, como seres responsables y nos decimos… ¡debo trabajar!, sin embargo, siempre me he preguntado ¿Soy feliz cuando trabajo? En este post voy a tratar de explicar lo importante, que es ser feliz en lo que hacemos…

Las personas más felices son más productivas, según Bolger y Schilling (1991) encontraron en algunas de sus investigaciones, que los empleados que poseen emociones negativas, tendían a utilizar tácticas interpersonales conflictivas y provocan reacciones negativas en sus compañeros de trabajo. Además, Cropanzano y Wright (2001), señalan que los empleados menos felices muestran con mayor facilidad conductas defensivas y pesimistas, generando inadecuadas relaciones con sus compañeros de trabajo.

Por el contrario, las personas que se muestran felices, tiende ver con facilidad las situaciones que le pueden proporcionar oportunidades laborales, colaboran con sus compañeros de trabajo y generan mayor confianza en los equipos de trabajo. Según Fredrickson (1998, 2001) sugiere que las emociones positivas funcionan para ampliar, desarrollar las habilidades y los vínculos sociales. Por ejemplo, los individuos con estados de ánimo positivos, son más cooperativos, más colaboradores y menos agresivo (Isen y Baron, 1991) Además, las emociones positivas pueden conducir a un mejor desempeño en el puesto de trabajo, mediante la resolución creativa de los problemas (Estrada et al 1997;. Madjar et al., 2002). Las emociones positivas pueden ayudar a desarrollar la creatividad en el puesto de trabajo, por otro lado, también las personas están más propensas a desarrollar habilidades, según Fredrickson (2001) las emociones positivas podrían predecir la productividad a largo plazo.

A veces el gran error del trabajador, es esperar que la organización le produzca esas sensaciones positivas, pero el responsable de sentir un estado de ánimo positivo depende de ti y de tus elecciones de vida, puedes comenzar preguntándote ¿ahora trabajo en lo que me hace feliz?, cuando trabajamos en lo que nos apasiona, tenemos un estado de ánimo positivo, además sentimos que el tiempo pasa muy rápido y somos capaces de ver cada uno de las situaciones con optimismo. Por otro lado, debemos buscar “sentido a nuestra vida”, requiere de cada uno, un nivel alto de autoconocimiento, para identificar en qué somos bueno, en qué tenemos potencialidad, la idea es descubrir nuestro elemento, para realizar el trabajo que nos apasiona. Recuerda tener una actitud positiva ante la vida, depende de ti….

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Mi lápiz

pencil-160443_960_720

En el trabajo me gusta apuntar aquello que tengo pendiente por hacer, en una lista. Utilizo un cuaderno que guarda aquellas cosas que mi memoria no alcanza a atesorar y que necesito archivar.

Muchas veces las tareas son arduas, difíciles y parecen casi imposibles de finalizar, y se llevan un tiempo ahí apuntadas. Las suelo anotar por orden de importancia, aunque la mayoría de las veces termino cambiándolas de posición debido a los continuos vaivenes de la actividad.

Apunto todo lo que tengo pendiente con bolígrafo. Pongo numerosas señales en aquello que he escrito y que ha ido avanzado. Muchas veces parece que fuera un teletipo: palabras sueltas, asteriscos u otros símbolos que me muestran en un golpe de vista los avances de mi actividad. También utilizo los subrayadores fluorescentes para destacar aquello que quiero que se vea más.

Hay veces que las tareas pasan de hoja a hoja porque no es posible terminarlas en el tiempo esperado, e incluso debo apuntarlas de nuevo porque no he conseguido hacerlas como lo tenía establecido.

Pero llega el día en que esa línea repetida en una y otra hoja durante una pequeña temporada, se tacha. La acción es siempre la misma: la tarea es tachada con mi lápiz. Me siento satisfecha por el trabajo terminado, sobre todo cuando esa tarea ha estado revoloteando por las líneas de mi cuaderno más tiempo del esperado. Pero al fin lo tacho. La raya de mi lápiz me señala que he llegado a meta.

Cuando no ha sido así, cuando aquella actividad no ha sido finalizada en el tiempo que tenía estimado, la frustración es la que llama a mi puerta. No he podido utilizar mi lápiz cuando yo creía que lo iba a utilizar. Quizá el tiempo de planificación no era el adecuado, o se complicó por determinadas variables que no había considerado desde un principio porque las desconocía…Pero eso no me frena. Sigo adelante. La experiencia te enseña, y la planificación mejorará para ocasiones posteriores. Eso sí, el lápiz sigue conmigo, porque aunque se ha pospuesto su trazo, llegará. Porque ese es mi fin, terminar la tarea establecida.

En mi escritorio, el lápiz, tiene un significado único para mí. Es el remate de mis objetivos. Siempre lo tengo a mano porque es el que pone el punto y final a aquello que me he propuesto terminar. Con su trazo fino, y sus connotaciones casi infantiles, su utilización significa para mí “trabajo finalizado”.Y eso conlleva que puedo iniciar otras actividades, avanzar, y conseguir otros logros que mi lápiz señalará con su suave trazo.

Recuerdo que cuando me enseñaron a hacer mis primeras letras en el colegio fue con un lápiz. El argumento de la profesora era que como aún éramos pequeñas debíamos utilizar el lápiz puesto que nos permitía borrar los errores. Unos años más adelante ya nos dijeron que debíamos usar el bolígrafo porque ya nos habíamos hecho mayores. Ahora los errores iban a ser mínimos y no tendríamos tanta necesidad de borrar.

Mi opinión es que de los errores se aprende, así que voy a seguir utilizando el lápiz, aunque, como diría mi profesora, ya me he hecho mayor.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

El sistema inmunológico emocional

Hình_ảnh_mô_tả_dự_án

Las personas vivimos con cierta preocupación en relación con las enfermedades que pudiéramos padecer en un momento determinado de nuestra vida y ponemos ciertas barreras y precauciones con el fin de evitar que en alguna ocasión lleguen a nosotros, es algo normal y pobre de aquel que no lo haga.

Estas barreras pueden ser de muchos tipos, controles médicos, ecografías, analíticas completas, etc., los más partidarios de la homeopatía lo hacen ingiriendo todo tipo de perlas, polvos, líquidos Es mucho más inteligente recurrir a la medicina preventiva que a la curativa y creo que cada día cuenta con más seguidores. Muchas de las mismas se resuelven si son conocidas a tiempo, sobretodo las más graves, así que todos mis amigos médicos no paran de decirme que practique la medicina preventiva.

En nuestro día a día nos olvidamos de lo que les acabo de decir con cierta frecuencia, el ser humano tiende a no ocuparse mucho de lo que no le ha sucedido, principalmente en lo que se refiere al estado de salud de su cuerpo y suele retardar estos controles. Ni que decir tiene que los controles emocionales los solemos dejar para nuestros ratos antes de dormir, si tenemos problemas nos retrasan el sueño y si no los tenemos hacemos poco caso al estado emocional, es algo parecido a cuando no  tenemos fiebre para que vamos a tomar un medicamento. El asunto es que para no caer enfermos hacemos medicina preventiva y nos cubrimos el cuerpo con ropas de abrigo para no resfriarnos y puede que  tomemos medicina natural para evitar pequeños o grandes contratiempos.

¿Y cuál es nuestra estrategia para mantener en forma nuestro sistema inmunológico emocional? La contestación de entrada sería “ser feliz”. Es verdad pero… ¿cómo se llega a ese estado emocional?

Nuestro sistema emocional ha de ser cuidado de forma especial, dedíquele mucho tiempo a ello si quiere que le vaya mucho mejor en la vida. No caiga en la tentación de no darle la suma importancia que tiene lo que le estoy diciendo, basándose en que en algunos momentos haya leído o escuchado mucho de emociones y que haya pensado que “es más de lo mismo, que son obviedades”.

Qué toma para potenciar su sistema inmunológico emocional? Mejor conteste que nada, de lo contrario tiene un problema que resolver.

Comience a alimentar su creatividad, recupere sus juegos de niños y no se avergüence por ello, sea cada día más innovador en todo lo que haga y me refiero a todo, cada día haga sus quehaceres de forma diferente con el objetivo de hacerlo mejor cada día y hacer un hoy precioso, piense, sienta, haga meditación al menos una vez a la semana, sea original, que por la noche al acostarse, sienta que es único en este mundo,  dedíquese un día para Ud. por lo menos una vez al mes, comunique a aquellos con quien comparte su vida que ese día está marcada en el calendario como día para Ud. y haga todo lo que le apetezca siempre con un objetivo que no sea dañino para los demás.

Continúe por agradecer todos los días a sus colaboradores, familiares, amigos, conocidos, lo muy importante que son para Ud., sea muy generoso con el agradecimiento.

¿Hace cuánto tiempo que no le dice a su pareja lo importante que es para Ud.?, deje lo que esté haciendo en este momento, coja su teléfono y llame  a su pareja y dígale lo mucho que le quiere y necesita para vivir. Preséntese en su casa de forma inesperada con regalos y no me refiero a  los que cuestan dinero, regalos de sentimientos, regalos de emociones. Si ha tenido la desgracia de perder a un ser querido seguramente se arrepentirá de no haberle hecho estos regalos cada día de su vida porque ahora no puede hacérselos.

Póngale verdadera pasión a su vida, pero hágalo cada minuto y en cualquier actividad, piense todo lo que hubiera hecho anteriormente si de verdad se hubiera propuesto no perder el tiempo. El éxito consiste en alcanzar pequeños logros muchas veces, por insignificantes que nos parezcan y una vez conseguidos proponernos uno superior espiritual y material; fíjese lo fácil que es.

Hable cada día con las personas que entran y salen de su vida desde el plano emocional, no  es lo mismo dar la hora por la calle a alguien que se la ha pedido sin mirarle a la cara y sin detenerse en su camino, que pararse, mirarle a los ojos, darle la hora amablemente y despedirse. Seguramente la otra persona se irá por unos segundos o quizás minutos recordando ese hecho y diciendo que “todavía quedan personas que merecen la pena en este mundo”. Este es un ejemplo insignificante, a partir de esta base construya sus  encuentros emocionales. Cuando haya creado el habito habrá conseguido potenciar su sistema inmunológico emocional. Un poquito más cerca de descubrirse y ser cada día mejor.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Cómo gestionar tu incertidumbre financiera

25909404592_b9a0947051_b

Seguramente en alguna ocasión has podido sentir la sensación de no saber qué va a ocurrir con tu economía, si vas a poder hacerte cargo de las cosas que necesitas tanto tú como tu familia, o a lo mejor, incluso te has planteado si ibas a poder alcanzar la meta económica que te habías propuesto. Puede que hayas dudado sobre cuándo terminarían tus problemas económicos o simplemente, que te preguntarás cómo actuar ante una determinada circunstancia económica o cómo tomar una decisión financiera.

Puede que hayas vivido en primera persona alguna de estas situaciones o lo hayas visto en alguien cercano a ti, quizás has vivido todas o tal vez otras que no haya mencionado anteriormente pero que implican y se entremezclan con la palabra incertidumbre.

Estamos pasando un momento en el que las certezas nos quedan lejos, tenemos pocas seguridades y pocas certidumbres. En estas circunstancias debemos estar preparados para saber manejar la incertidumbre económica de la mejor forma posible.

Antes de continuar, hay una cosa que debemos tener presente, el concepto de incertidumbre no va a desaparecer, incertidumbre económica vamos a tener siempre ya que el futuro es incierto, pero lo que sí vamos a trabajar es cómo gestionarla para que no nos haga daño, cómo manejarla emocionalmente y cómo vivir de la mejor forma a su lado.

¿Qué nos provoca una mala gestión de la incertidumbre económica? Ansiedad, angustia, depresión, mal humor, estrés, miedo, etc… Estos factores en nosotros hacen que no podamos tomar decisiones económicas de forma fácil o que nos equivoquemos haciéndolo, que exageremos los problemas, pueden provocar situaciones difíciles en otras áreas de nuestra vida, etc…

¿Qué influye en nuestra gestión de la incertidumbre económica? Nuestra creencias económicas, nuestros aprendizajes, nuestra educación e inteligencia financiera y cómo gestionamos nuestras emociones.

¿Cómo podemos aprender a vivir con incertezas económicas? Te propongo un ejercicio, se trata de dos pasos que te ayudarán a gestionar la incertidumbre:

1. Anticiparnos: En el momento en el que se nos presente un problema o situación que nos provoque malestar relacionado con la incertidumbre y antes de tomar cualquier decisión al respecto de forma precipitada vamos a analizarlo al detalle, es decir, primero veremos si le estamos dando la importancia que se merece, después qué opciones presenta, qué actuaciones pueden llevarse a cabo y qué consecuencias tendrá cualquier decisión que tomes al respecto.

De esta forma, nos habremos anticipado a la situación para poder hacer una valoración más concreta, más acertada y relacionada con nuestras necesidades y preferencias.

2. Establecer nuestro plan de acción: Una vez que hemos tomado la decisión que creemos oportuna gracias a nuestra anticipación, vamos a ver cómo actuaré, cuándo empezaré, qué necesitaré y qué tipo de dificultades podría encontrarme en el camino, así como qué solución podría plantear ante las mismas.

3. Seguimiento: Una vez que tenemos definido nuestro plan de acción, llevaremos a cabo un seguimiento para ver si nuestras decisiones van siendo las correctas o no, de esta forma estaremos a tiempo de modificar aquello con lo que no nos sintamos cómodos o esté fallando.

¿Qué conseguirás con un buen manejo de la incertidumbre? Con la gestión de la incertidumbre económica te sentirás más seguro, con más confianza, tu nivel de bienestar aumentará, con más fuerza y más visión de futuro.

Te animo a que pongas en marcha esta herramienta para poder mejorar tu salud económica, recuerda que la incertidumbre es algo que no podemos hacer desaparecer, pero gestionándola de forma adecuada nos permitirá crecer emocionalmente y ser más inteligentes financieramente.

¡Ánimo y a disfrutarlo!

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Motivación rutera – “Tom Sawyer”

Por: Dany Murillo

“Tom Sawyer” es una canción de 1981 de la banda de rock canadiense “Rush”, incluida en su álbum “Moving Pictures”.

Su nombre deriva del personaje literario del escritor Mark Twain, de su novela de 1876 “Las Aventuras de Tom Sawyer”.

La parte musical se creó basada en un juego del cantante Geddy Lee con su sintetizador y las improvisaciones del baterista Neil Peart, agregándole entre todos los solos de bajo y guitarra eléctrica.

La composición está acreditada a Lee, Peart, el guitarrista Alex Lifeson y el escritor Pye Dubois (del grupo Max Webster). Todo empezó cuando Peart le presentó a sus compañeros un poema de Dubois llamado “Louis the Lawyer” (Louis el abogado), el cual decidieron modificarlo y musicalizarlo con la ayuda de Lee y Lifeson.

Peart relató que: “la letra original era una especie de retrato de un rebelde moderno, un individualista de espíritu libre que caminaba a través del mundo con los ojos abiertos y decidido. A esto añadí los temas de la reconciliación del niño y el hombre en mí, y la diferencia entre lo que la gente es y lo que los demás perciben que sea“.

Esta canción ocupó el lugar #25 en el Reino Unido y #44 en Billboard, pero en el 2009 VH1 le otorgó el lugar #19 en su lista de Las Mejores Canciones de Todos los Tiempos, y también fue incluida en el Salón de la Fama de Compositores en Canadá.

Rush es una banda de rock progresivo “de culto”, que ha vendido más de 40 millones de discos a nivel mundial, que fue incluida en el Salón de la Fama del Rock and Roll en el 2013, y Tom Sawyer es su tema más popular.

Un tema puede ser para unos grandioso y para otros insignificante; una banda puede ser para algunos la mejor del mundo y para otros solo un grupo más. Pero la música es arte, y cada melodía es comunicación, es la expresión de un sentimiento hecho canción.

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com
VIDEO EN CONCIERTO CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL:

Una desintoxicación emocional

unnamed

 

Por: César Taborda A.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 90% de las enfermedades surgen principalmente en los pensamientos, donde se lleva a cabo un efecto devastador gracias al rencor, orgullo y las distintas emociones que poco a poco disminuyen la tranquilidad de las personas.

Y es que es cierto que en momentos donde estamos alegres, nuestra salud puede estar reluciente y positiva, mientras que en aquellos momentos donde sentimos rencor o cualquier tipo de emoción negativa, nuestros sentimientos y comportamientos afectan directamente en nuestro cuerpo y estado anímico, lo cual ataca de manera directa en nuestro organismo.

Aferrarnos a resentimientos y sufrimientos es la situación más impactante en los resultados de cada uno de nuestros acontecimientos, lo cual se da cuando los demás no actúan como esperamos que lo hagan, y para contrarrestar tales situaciones es fundamental aprender a perdonar y perdonarte, viendo la vida de otra manera, pues es de esta forma donde podemos identificar que nosotros nos cuestionamos por cualquier situación, como lo dice Facundo Cabral:

Perdónate a ti mismo y perdona a todos, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que disgusta”.

En nosotros los seres humanos existe una enfermedad llamada orgullo, esa misma que no permite tener tranquilidad ni crecer como individualidad y como unidad, son creencias (basura) que la sociedad nos hace desarrollar y que no son para nada edificantes al momento de obtener desarrollo como sociedad.

Cuando una persona perdona, de inmediato genera un auto-perdón, seguidamente el orgullo se debilita y disminuye y a su vez genera desarrollo en su entorno y su individualidad.

Finalmente comprendamos que no son las situaciones las que nos afectan, sino la forma como las interpretamos.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Los 10 pilares de la gestión emocional en las redes sociales

los_10_pilares_de_la_gestion_emocional_en_las_redes_sociales_de_jessica_buelga

No voy a hablarte de marca personal ni de su uso en la búsqueda de empleo. Voy a contarte cómo controlar su efecto en tu faceta emocional, ¿te apetece? Serán solo unos minutos…

Hoy tenía planificado publicar un post sobre otros contenidos, pero ya sabes que cuando la inspiración llega, no se puede luchar contra ella. Más bien, hay que aprovecharla.

Por varios motivos personales y profesionales, esta semana ha sido muy intensa, tanto para lo bueno como para lo malo. Y recordando una interesante conversación con dos grandes amigas, surgió este debate: en las redes sociales se percibe tu estado ánimo, ya sea bueno o no tan bueno, y al mismo tiempo, las redes sociales generan emociones en tí. Por lo que decidí hacer mi propia guía sobre cómo gestionar las emociones en las redes sociales. Vamos allá!

1.- Las redes sociales unen, pero no atan: es decir, te hacen conocer a personas y generar relaciones, pero éstas pueden desaparecer a lo largo del tiempo, ya que nada es permanente. Es necesario que lo sepas y hagas uso de ello siempre que lo creas conveniente, también lo harán contigo… Nadie ha dicho que tengas que ser por siempre seguidor o amig@ de todos, lo serás mientras te aporten o aportes, recuerda que estás en tu derecho.

2.- Tu número de amigos/seguidores no está directamente relacionado con tu impacto: tener mil amigos o seguidores, no significa tener mil apoyos o mil fans. Significa que tienes a mil usuarios que puede que vean tu perfil… o no. Asúmelo, te será mucho más fácil seguir disfrutando de las redes sociales y no “sufrir” cuando pierdas contactos.

3.- No vas a gustar a todos: al hilo del anterior post, no se puede gustar a toda la red, por lo que tendrás detractores, opiniones en contra o hasta enfrentamientos. No entres en ese juego, te desgastará y no es necesario para seguir en las redes sociales. No des valor a aquellas opiniones que no lo tengan.

4.- Reflexiona sobre lo que generas en las redes sociales: no solamente como forma de conseguir más adeptos o mejorar tu imagen, sino porque aprenderás de tus errores y entrenarás tus competencias. Utiliza el feedback que recibes como forma de saber aquello en lo que estás teniendo éxito y saboréalo, pero también analiza lo que no consigues e intenta encontrar el motivo.

5.- Aprende: el entorno virtual está lleno de oportunidades de aprendizaje, de tu propio sector o de otros por conocer, pero también de personas y de sus experiencias. Quédate con lo mejor de cada uno de ell@s, y ofrece también tu mejor versión. Agudiza bien todos tus sentidos y crea contextos de aprendizaje, incluso de las que tengan un matiz agridulce.

6.- Sé auténtic@: lo mismo que percibimos las emociones o intensidad en lo que se publica, también percibimos con el paso del tiempo quienes “inflan” su imagen o fingen aptitudes/actitudes. Y eso no gusta a nadie, así que si no quieres recibir regalos envenenados, tampoco los regales. A todos nos cautivan las personas auténticas, que no venden humo y cuyos perfiles desprenden sinceridad.

7.- Te han decepcionado: Si descubres que alguien no es como tú pensabas: no pasa nada. Las personas nos creamos expectativas sobre los demás que en muchos casos no se cumplen, y en este entorno es mucho fácil equivocarse. Valora si quieres mantener esta relación y sigue con tu vida sin enfadarte, no le dediques energía ni tiempo a relaciones que no van a llegar a ninguna parte.

8.- No recibes lo que das: se habla de compartir, generar conocimiento, crear relaciones. Pero notas que no recibes lo que esperas… Puede, que además de haber puesto demasiada esperanza  y esfuerzo en determinadas relaciones, quizás no estés en el lugar adecuado. La red es muy grande, no lo olvides. Busca tu hueco, seguro que lo encuentras, no te rindas.

9.- Disfruta de las oportunidades: las redes sociales te permiten conocer a personas que de no ser por esta vía, habría sido casi imposible. Crea vínculos, cultívalos, mímalos y déjate querer. Siente el apoyo que recibes en aquellas ocasiones que no te esperabas (o quizás sí…) y agradécelo. Este mundo te da maravillosas sorpresas que debes recibir con los brazo abiertos, hay PERSONAS extraordinarias por descubrir.

10.- No todo lo que ocurre en las redes tiene que ver contigo: ¿te has parado a pensar en la cantidad de información y personas que se dan cita en el mundo virtual? No vas a tener capacidad para asimilar todo lo ocurre, ni falta que te hace, ya que todo lo que acontece no tiene relación contigo ni te aporta. Y no sólo me refiero a los contenidos o debates, sino a los conflictos inherentes a las relaciones que también se dan en este contexto. No todo gira entorno a tí, así que despersonaliza y relájate, que quizás ese comentario tan ofensivo no vaya por ti.

Espero haberte ayudado a gestionar  las emociones que te puedan generar las redes sociales, si se te ocurre alguno que sumar a la lista, no dudes en comentarlo (estoy haciendo uso de los consejos 5 y 9 😉 ).

Foto: pixabay.com

Palabra de la semana: Curiosidad

curiosity-929965-m

 

Cuando la leemos, la mayoría de nosotros la asocia con la legendaria frase que reza: “La curiosidad mató al gato..”

En el caso del gato, si murió, al menos no lo hizo de forma aburrida. Se arriesgó, se animó, desafió sus límites, se atrevió a crecer. ¿Podemos decir lo mismo de nosotros?

Muchísima gente alrededor del mundo sobrevive cada día en una escala de colores grises coloreados por la rutina de hacer siempre lo mismo. No hay cambios, no hay emociones. Todo se limita a una rutina que hace que vivan sus vidas como si ya las hubieran perdido. Y no se trata de eso.

Que esta semana que se inicia pueda estar marcada por tu iniciativa de experimentar algo que te haga crecer.

 

El equipo de La Nueva Ruta del Empleo Centroamérica.