La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En este programa compartimos una entrevista realizada por Vicente Jrull a Héctor Trinidad, conferencista y escritor español, video cortesía de Motivado En Acción TV. También tuvimos entrevistas con Elena Capitán, con el tema de búsqueda efectiva de empleo e Isabel Muñoz, con el tema del LEAN Management.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite los jueves a partir de las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión en Canal 19.

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En uno de nuestros programas más recientes de La Nueva Ruta del Empleo Radio en Costa Rica conversamos con Tanny Abad Ramírez, quien es emprendedora y capacitadora, sobre nuevas oportunidades de negocios en la actualidad. También nos acompañó Verny Wilson, uno de nuestros ruteros y especialista en RRHH, con quien hablamos sobre gestión por competencias.

Nuestro programa es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite en vivo todos los jueves a las 5:00 pm hora centroamericana a través de Radio Costa Rica 930 AM, http://www.radiocr.net y posteriormente en diferido a través de Canal 19.

¿Emprendimiento social?

entrepreneur-1562822_960_720

Durante estos momentos de cambios social, laboral y económico,  podemos aprovechar la oportunidad de reinventarnos o hacer algo diferente, que impacte en la sociedad como es el “emprendimiento social”, según Dees (1998), «los emprendedores sociales son una especie dentro del género de los emprendedores» (p. 3). De un modo un tanto simplista, podemos decir que se trata de un tipo de emprendedores que persigue fines sociales. Además, el Emprendimiento Social es una “…Actividad innovadora creadora de valor social que puede ocurrir dentro o a través de los sectores sin fines de lucro, negocios o gobierno” (Austin et al, 2006, p.2). En conclusión  el emprendimiento social es el proceso de utilización de habilidades empresariales para crear enfoques innovadores a problemas sociales.  Las empresas sociales con o sin ánimo de lucro tienen una misión social y buscar ser financieramente independiente o rentables.

Pero como todo proceso de creación de empresa, los emprendedores sociales no tienen por qué ser necesariamente inventores, sino que simplemente tienen que adoptar una visión creativa  a la hora de poner en práctica invenciones de otros. Dees (1998) toma prestadas ideas de  Joseph Schumpeter, Howard Stevenson, Jean-Baptiste Say y Peter Drucker para identificar  cuatro aspectos diferenciadores del emprendimiento:

  • Destrucción creativa: según Schumpeter, la generación de productos o servicios  innovadores destruye los que estaban previamente en el mercado.
  • Creación de valor: según Say, «el emprendedor traspasa recursos económicos de un área  de baja productividad a una de alta productividad y mayor rendimiento».
  • Identificación de oportunidades: para Drucker, un emprendedor no genera cambio,   sino que explota las oportunidades que el cambio brinda.
  • Ingenio: Stevenson destaca la capacidad de los emprendedores no solo de aprovechar   oportunidades, sino también de afrontar los retos que comporta la falta de recursos para   llevarlas a cabo.

 

El perfil de un emprendedor social, en primer lugar, según el informe del “El Global Entrepreneurship Monitor”  (GEM), aunque es más frecuente que quien empiece  una empresa social sea un hombre, y no una mujer, esta diferencia es menor que la que  existe en el ámbito de las empresas comerciales. En todo caso, el ratio que mide esta diferencia varía mucho en función del país analizado. Así, en términos regionales, el área  con mayor diferencial es Oriente Medio y el Norte de África. Por el contrario, la diferencia  más reducida se observa en EE.UU.

En segundo lugar, el informe también indica que la franja de edad en la cual los individuos  son más propensos a estar involucrados con el emprendimiento social, es entre los 25 y los 44 años. Así pues,  cuanto más cerca este una persona de su jubilación, menos probable es que esté dispuesta  a iniciar un proyecto de emprendimiento social. Curiosamente, en las economías más  desarrolladas (sobre todo en EE.UU. y Suiza) son los individuos de entre 18 y 24 años los  más propensos a involucrarse en actividades de emprendimiento social.

En tercer lugar, de los resultados del informe se desprende que son los individuos con  un mayor nivel educativo los que más se involucran en el emprendimiento social. En concreto, entre los  emprendedores sociales el porcentaje más elevado corresponde a personas con algún tipo  de  máster o doctorado.

En cuanto al estatus laboral, el informe señala que la tendencia es que los emprendedores  sociales sean trabajadores autónomos. A esta categoría le siguen los trabajadores «solo  a tiempo parcial», a «tiempo parcial o completo», «estudiantes» y finalmente «otras  categorías». En economías más desarrolladas, lo más habitual es encontrar a emprendedores  sociales que son trabajadores a tiempo parcial o estudiantes.

A continuación tendrás unos ejemplos de emprendimiento social.

  • Wendy Kopp: es la fundadora de Teach for America, una iniciativa cuyo propósito es acabar con las desigualdades educativas; para ello, recluta recién egresados de Universidades y profesionales para enseñar en escuelas urbanas y rurales deprimidas de los Estados Unidos. @wendykopp
  • Rebeca Hwang: esta coreana, ha logrado escalar entre las 20 jóvenes emprendedoras más inspiradoras según la revista Forbes. Con su proyecto YouNoodle ha logrado conectar a gobiernos y grandes empresas con emprendedores sociales, a través de una plataforma digital; ayudándolos a conseguir financiación y hacer sinergias con empresas e instituciones. @rebecahwang
  • Rafael Álvarez: este ingeniero mexicano, tras haber trabajo en HP creó GenesysWorks, dando a estudiantes de bajos ingresos entrenamiento en trabajos de alta tecnología; demostrando su creencia de que los estudiantes que experimentan el éxito en “el primer trabajo profesional”, tienen más probabilidades de continuar su preparación y prosperar.
  • Juan David Aristizabal: este joven colombiano lleva más de 10 años trabajando en proyectos de emprendimiento social. Éste año la revista Forbes lo destacó como uno de los 30 jóvenes menores de 30 años que está cambiando el mundo, gracias a  su trabajo en distintas organizaciones que ha creado como “Jóvenes Informando Proyectos”, “Fundación Ideas por un país mejor” y “Buena Nota”.  MTV lo ha nominado por Buena Nota en la categoría “Big Cola Piensa en Grande” y es el único colombiano que está en los MTV Millenial Award. @JuanDavidAristi
  • Daniel Buriticá, es fundador y presidente de la Red Colombiana de Jóvenes – RECOJO, Red de jóvenes emprendedores sociales, con el cual se ha desarrollado un modelo de empoderamiento social juvenil. Junto con su corporación creó el campamento de verano BAKONGO en el que participan niños víctimas de la violencia, desplazamiento o pobreza extrema junto con jóvenes voluntarios. Fue escogido para representar a los jóvenes voluntarios del mundo en la junta directiva de la International Association for Volunteer Efforts “IAVE”, embajador de Colombia en ONE YOUNG WORLD y Global Shaper por el Foro Económico Mundial.@DanielBuritica

Espero que estas nuevas ideas, acerca del emprendimiento social les despierte el gusano de la innovación social, para  generar un impacto positivo en la sociedad.

“…El lugar donde se nazca no puede determinar el futuro de una persona. La educación  es la salida…” @JuanDavidAristi

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Sabores en la ciudad

Los comedores en la ciudad de Tokio son lugares muy comunes Shokudo de las personas comen diferentes tipo de Ramen. Fotografía Roy Jiménez, 2013.

Los Shokudo son comedores urbanos en Tokio que ofrecen gran variedad de comidas a los comensales. Fotografía Roy Jiménez C. 2013

Por: Arq. Roy Allan Jiménez C.

Antes que nada, deseo aclarar que no conozco mucho de gastronomía o nutrición. Sin embargo, esto no me inhibe de resaltar la importancia natural de la comida y la cocina local en las dinámicas urbanas.

La vida urbana esta compuesta por todas aquellas actividades que requieren un contacto directo con el espacio público y la ciudad en general. La degustación de alimentos y la cocina propia de cada ciudad es una experiencia única, natural, que promueve la interacción y genera gran una satisfacción.

No es concebible una visita a Madrid sin probar la “Tortilla de Patata” o unos “Huevos Rotos”. La experiencia de sentarse en un terraza en medio de la ciudad a disfrutar de una buena tapa es parte integral de la vida en España. Por otra parte, pisar Quito y no probar la Umita es un pecado capital que equivaldría a no haber conocido el centro histórico. ¿Quién puede imaginarse una visita a Bogotá sin degustar de una deliciosa arepa rellena o un viaje a Tokio sin probar los famosos fideos que sirven en los pequeños comedores urbanos llamados “Shokudo”?

Pinchos

La gastronomía en España es altamente reconocida. Es imposible visitar San Sebastián sin degustar unos deliciosos pinchos en el casco histórico de la ciudad. Fotografía Roy Jiménez. 2016.

 

La gastronomía local es parte integral de la ciudad. Tanto como las calles, los edificios, el ayuntamiento o las personas que la recorren. La cocina es uno de los primeros encuentros cercanos del visitante con la cultura local y su gente. Un comensal feliz es un turista realizado, un ciudadano satisfecho y un habitante urbano recurrente.

El desayunoes el momento ideal para degustar de la famosa "Umita"en Quito. Fotografia Roy Jiménez 2013.

Desayunar Umita es una experiencia única en Quito. Fotografía Roy Allan Jiménez C. 2013.

 

Muchas ciudades han identificado la importancia de su gastronomía para la vida urbana y se avocan a promover el emprendimiento culinario local. Es importante que las ciudades ofrezcan una  diversa oferta alimenticia a los ciudadanos y sobre todo a los visitantes. Una buena variedad de lugares, ubicaciones y precios  revitalizan la ciudad y promueven la interacción. Esto sin contar que alrededor de una mesa con buena comida y bebida se pasan ratos muy agradables entre propios y extraños.

China

Beijing ofrece una gran variedad de exóticos platillo en sus calles. Fotografía Roy Allan Jiménez. 2014.

 

Los paseos gastronómicos cada vez son más frecuentes en las estrategias turísticas citadinas. Amplios sectores de la ciudad se dedican a la especialización en la oferta de comidas y bebidas locales e internacionales. Este tipo de comercio no solo responde a un turismo netamente urbano, si no que permite establecer cadenas comerciales entre pequeños empresarios, permite el emprendimiento y pone en valor la cultura de cada ciudad. En ese sentido, las ciudades deben controlar la presencia de cadenas internacionales de comidas rápidas. La cocina local ofrece mayor y mejor estimulación al turista en comparación con el mismo sándwich o hamburguesa que se puede comer en todas las ciudades del mundo.

Dicho esto, solo me queda invitarlos para que la próxima vez que caminen la urbe pongan especial atención al almuerzo, dependiendo de la situación, nuestro estómago puede ser el culpable de hacernos repetir los sabores de la ciudad en nuestro paladar.

Roy Allan Jiménez

Email: allan.delalto@gmail.com

Facebook: facebook/urbe@21

Quiero empezar a trabajar por servicios profesionales o “freelance”, ¿qué ventajas tiene?

Freelance

Por: Alister Neira

En diversas ocasiones me he topado con varias personas que me dicen que se sienten muy “seguras” donde están trabajando y que no les gustaría soltarlo, ya que tienen una gran “estabilidad”.

De hecho sabemos que la gran mayoría de las personas son asalariadas y trabajan en alguna institución de manera permanente y con un salario fijo.

Pero habemos algunas personas que la estabilidad laboral no la vemos en función de un salario mensual fijo o de la cantidad de tiempo que llevemos en una empresa o institución, y es aquí donde muchas otras preguntan: ¿qué ventajas o beneficios tiene el trabajar por servicios profesionales o “freelance”?

También están las personas que quieren emprender en nuevos campos y en nuevos horizontes pero tienen mucho miedo de dejar su estabilidad en la empresa en la que trabajan desde hace años y hacen la misma pregunta: ¿qué ventajas o beneficios tiene el trabajar por servicios profesionales o “freelance”?

Pues bien, desde mi experiencia y tomando en cuenta la experiencia de otras personas que conozco que también trabajan bajo esta misma modalidad, aquí les dejo esta respuesta de los beneficios que yo he descubierto en mi quehacer profesional.

6 ventajas o beneficios de trabajar por servicios profesionales o “freelance”

  1. Sos tu propio jefe: Quizás esta sea la más importante ya que vos tomás las decisiones de tu propio rumbo y de tu propia carrera profesional. Vos decidís para quién trabajás, cuando, cómo y dónde.
  1. Flexibilidad de horario: Vos sos el dueño de tu propio tiempo. Siempre que tengás alguna actividad importante, ya sea familiar o algún evento de crecimiento profesional como un congreso al que querás asisitir vas a poder asistir sin ningún problema, ya que no tenés que pedirle permiso a tu jefe (porque vos mismo sos tu jefe).
  1. Flexibilidad de lugar: Si bien es cierto que demanda mucha disciplina, una ventaja de trabajar así, es que podés hacerlo desde cualquier parte, ya sea que tengás que reunirte con alguien en una cafetería o bien podés hacer coordinaciones desde tu casa sin tener que preocuparte por el tránsito en las calles ni lidiar con personas que andan atareadas, lo cuál también te ayuda a disminuir los niveles de estrés.
  1. Cambio de rutina: Al no trabajar en una institución fija y como autoempleado siempre tenés que estar haciendo diferentes cosas: reuniéndote con gerentes, mandándo correos, ejectutando tu trabajo (según tu profesión), preparando materiales y todo esto, no sólo te permite evitar caer en una rutina sino que además estás ejercitando tu cerebro constantemente ya que tenés que estar realizando nuevas y diferentes tareas.
  1. Manejo de la frustración: Al trabajar por servicios profesionales o “freelance”, nunca estás 100% “atado” a una institución, lo que significa que nunca llega a haber un apego emocional que trascienda a dicha institución, por lo que si un día alguien decide prescindir de tus servicios, se te hará más fácil superarlo y seguir adelante buscando nuevos proyectos y nuevos horizontes.
  1. Libertad: Cuando se trabaja bajo esta modalidad, hay mucha libertad al momento de tomar decisiones y esto te permite visualizar todas las opciones. Además al no estar en un lugar fijo, no te vas a ver “absorbido” por un sistema y esto también te permitirá disfrutar al máximo lo que hacés.

Si todavía lo estás pensando, te invitamos a intentarlo y si te da miedo recordá las palabras de Franklin D. Roosevelt:

“Es de sentido común elegir un método y probarlo. Si falla, admitirlo francamente y probar con otro. Pero, sobre todo, intentar algo”.

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

El error de creerte cliente de tus clientes

personal_trainer_assessing_a_clients_goals_and_needs_as_they_write_a_fitness_programme

A veces ser conocido por lo que expresamos u ofrecemos profesionalmente hablando puede conducirnos a creer que son los demás quienes nos deben pleitesía.

Existe una tendencia bastante generalizada a pensar que cuando ya somos “lo más de lo más” (¿en serio?) en nuestro ámbito profesional, dejamos de ser proveedores de un servicio (¿útil?) a creer que somos nosotros los clientes de los que se supone que son en realidad nuestros clientes. Pero esto… ¿qué quiere decir exactamente?

Hay quien piensa que por ofrecer un producto/un servicio/¿tal vez humo?, muy solicitado por otras personas, éstas últimas se convierten automáticamente en sus servidores. Que son ellas quienes tienen que estar al tanto de sus necesidades, y aguantar e incluso solventar en muchas ocasiones sus incompetencias no declaradas, si desean tener el privilegio de ser honrados con su endiosada presencia y colmados con su “sabiduría”.

En realidad es muy bonito saber que puedes impactar en el corazón y la mente de la gente con tu trabajo. Tal vez ese trabajo llega a ayudar de verdad a algunas personas. El hecho de conseguir que ayuda tan solo a una ya es un enorme logro. Todos tenemos el poder de conseguirlo y de ser admirados y tomados como ejemplo por ello. Y eso en algunas ocasiones proporciona el tan deseado poder de la influencia a veces en cientos de personas.

Pero no se nos debe olvidar que el poder de la influencia no ha de servir para utilizar a los demás o para engrandecer nuestro ego. En realidad son los demás quienes tienen el poder de levantarnos y, de la misma forma, hundirnos en el más profundo fango. El poder debe utilizarse para con uno mismo siempre. PODER dirigir nuestra vida, PODER saber lo que queremos, PODER ayudar a otros, y PODER saber que, al fin y al cabo, no sabemos nada ni somos nada sin la ayuda de esos otros.

Un buen profesional sabe que está para servir a los demás. Con humildad y calidad. Y que SIEMPRE deben ser los demás los auténticos clientes. Por muy bueno y famoso que se sea. Y con más razón cuanto más famoso, bueno y caro se es. Al menos yo, pago para que me ofrezcan algo bueno e interesante, y no exclusivamente para que quien me lo ofrece se sienta satisfecho.

Se me ha ocurrido escribir este texto tras escuchar a un amigo que trabaja en la misma empresa que una persona muy influyente en las redes sociales, en teoría, por su trabajo. Mi amigo, igual que muchísima gente, admiraba a esta persona por haber logrado ese poder de influencia con su…¿saber hacer?. Sucedió que, llegado el momento de trabajar directamente con esta persona, el “mito” se desmoronó: Todo eran exigencias, peticiones, desorganización e impuntualidad. Eso sí, tras acabar su trabajo, foto al Facebook con comentario reflexivo sobre la extenuante jornada y cientos de “megusta” como resultado, así como otros cientos de comentarios de ánimo, emoción, admiración y entusiasmo.

La verdad es que la envidia me corroe las entrañas. Yo, trabajando todo el día llego (más o menos) a fin de mes, como tantísima gente. Y esta otra gente gana fajos de pasta solo por dar una imagen que muchas veces no corresponde a la realidad. Me pregunto cómo lo logran. Tal vez en algún momento sí fueron alguien y ahí empezó todo. Pero en algún otro momento dejaron de serlo para convertirse en meros peleles de la pseudofama y la pseudogloria.

Espero algún día ser apreciada por lo que hago, y no por lo que parece que hago…

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Hablar en público: una batalla por ganar

cybersecurity_and_the_nations_digital_future

Uno de los caballos de batalla más importantes a los que nos enfrentamos continuamente a lo largo de nuestra vida es ese miedo escénico que nos entra cada vez que tenemos que hablar delante de personas a las que no conocemos demasiado.

Ocurre tanto para pequeñas intervenciones dentro de un grupo como, por supuesto, cuando debemos ponernos delante de un auditorio a realizar una presentación.

Esta sensación de nervios, timidez sobrevenida, miedo, y todo tipo de sentimientos negativos acerca de cómo seremos capaces de salir del paso, está muy influenciada por un factor puramente cultural: se nos anima desde pequeños a no equivocarnos, lo cual es mucho más fácil cuando pasamos desapercibidos.
Es decir, se nos condiciona desde niños a no fracasar más que a tener éxito.

Hoy en día, a pesar de que cada vez tenemos más necesidad de a participar en eventos sociales, el terror a decir algo inadecuado, a no ser aceptados o simplemente, a quedarnos bloqueados, sigue siendo una barrera para muchos insalvables.

Sin embargo, tendría una solución relativamente sencilla, que pasa por la formación y el refuerzo positivo para todos aquellos que, sea cual sea el resultado de su discurso, al menos tratan de superarse.

Para ser sinceros, ¿cuántas veces de esas que hemos empezado a hablar forzosamente delante del público ha salido tan mal que nos han echado de allí a patadas?

Por contra, en la mayor parte de estos casos se produce un efecto sumamente satisfactorio: nuestros oyentes, agradecidos por el esfuerzo de haberles compartido la información que teníamos para ofrecerles, nos recompensan con palabras de elogio e incluso, cuando hay alguien entre la multitud que toma la iniciativa (que también para esto hay timidez), nos aplauden.

Cuando se nos pone delante de un grupo de personas para que nos atiendan coinciden varias circunstancias:

  1. 1.    O bien esas personas quieren escucharnos a nosotros, o bien les interesa el tema del que vamos a hablar. Normalmente es el segundo caso, porque claro, para llegar a ser alguien a quien los demás quieran oír, hay que ganarse cierta reputación, que pasa precisamente por haber tenido varias intervenciones en foros similares saliendo de todas ellas lo suficientemente airoso como para que hablen bien de uno (poniendo a funcionar el boca a boca).
  2. 2.    Se nos supone, si no expertos, al menos suficientemente conocedores de la materia que vamos a tratar como para que merezca la pena invertir el tiempo necesario en escuchar el mensaje.
  3. 3.    El público, ese ente al que le tenemos tanto miedo, habitualmente es agradecido, por lo que valora el esfuerzo incluso más allá del resultado
  4. 4.    Alguien ha confiado en nosotros para atreverse a ponernos en esa situación. Este punto es muy importante, porque para que alguien confíe en ti, es necesario que hayamos demostrado previamente aptitudes suficientes para saber defender nuestro discurso.

Con todo esto a favor, debería ser suficiente para entender que merece la pena pasar ese mal trago que supone subir al escenario (entendiendo este como el espacio en el que tendremos que realizar nuestra intervención).

Todo esto es fácil de decir, pero claro, hay que ponerlo en práctica. Así que, van aquí unas pistas sobre cómo “suavizar” nuestra entrada:

  • •    Los últimos cinco minutos antes de salir a escena, dedícalos a relajarte. Los nervios previos son traicioneros, por lo que es bueno distraer la mente, pero para eso, lo peor que podemos hacer es volcarnos en repasar nuestros papeles. Respira profundamente (muy recomendable practicar la respiración abdominal), concentrándote sólo en esta respiración y en su ritmo pausado y constante.
  • •    Intenta memorizar las primeras frases (pero no en esos cinco minutos, sino antes, mucho antes), de forma que nos sintamos seguros de ser capaces de reproducirlas sin tener que pensar demasiado. Practiquemos diciéndolas muy pausadamente. Si sabemos empezar despacio, podremos seguir calmados. Si por el contrario empezamos ya acelerados,… mejor no lo hagamos y punto.
  • •    Mira al público. Al saludar, de forma global. Al hablar, pasa ordenadamente por las miradas de todos los asistentes a tu alcance. Les harás cómplices de tu situación. Será fácil que comprendan lo difícil que resulta estar ahí, y sus reacciones serán de atención, escucha activa (asentir es la más común), participación (es difícil, pero dado que hablamos para otras personas ¿por qué no hacer que en la medida de lo posible tomen cierto protagonismo?),…
  • •    Sonríe. La sonrisa transmite seguridad en lo que decimos, y si a las miradas unimos sonrisas, recibiremos de vuelta en muchos casos,… otras sonrisas. Y cuando nos sonríen nos sentimos valorados, aumenta nuestra autoestima y la sensación de que estamos haciéndolo bien, reforzando nuestra conducta y facilitando que siga fluyendo.

Si todo esto va funcionando, lo cual es bastante más que habitual, el resto fluirá por sí solo.

Con estas simples estrategias mejoraremos notablemente en nuestras exposiciones en público, saldremos satisfechos de nuestro trabajo y en muchos casos, nos encontraremos con que lo que no queremos pasados unos minutos es terminar, porque seamos sinceros, a todos nos gusta ser el centro de atención por nuestro buen hacer.

Y si aún te quedan dudas, realiza un curso en el que te enseñen a practicar estas y otras técnicas (organización del discurso, mejora del tono y potencia de voz, respiración, control del tiempo,…) y poco a poco, llegaremos a ser grandes expertos en la materia.

Eso sí, procura que no desaparezcan por completo los nervios iniciales. El día que eso ocurra no estarás demasiado motivado por dar tus charlas, y cuando algo no nos motiva no le ponemos la suficiente pasión, y entonces,… nos imaginamos el resultado.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La marca ciudad

10500305_906833329339777_7649150517260504406_n

New York. La ciudad que nunca duerme. Fotografía RJC 2015.

Por: Arq. Roy Allan Jiménez C.

Alrededor del mundo, las ciudades buscan posicionarse como destinos atractivos. La mercadotecnia y las ciudades establecieron una relación permanente desde la segunda mitad del siglo pasado.

Algunas estrategias comerciales asociadas a las ciudades han calado en el imaginario global. Nueva York: “La ciudad que nunca duerme”, “Medellín la más educada”, Barcelona: “Nuestra casa, su casa”, “Lo que pasa en las Vegas, se queda en las Vegas”. Estas son solo algunas frases nacidas de campañas publicitarias que hoy en día forman parte de la cultura popular. 

p1070397

Medellín la más educada. Fotografia RJC. 2011.

Una correcta estrategia publicitaria a nivel ciudad provee a los ciudadanos de una “imagen corporativa” que pueden aprovechar en sus emprendimientos. Las ciudades aprovechan sus elementos más característicos para posicionarse como destinos únicos que ofrecen al visitante una experiencia particular. Estas “carnadas publicitarias” pueden variar desde elementos propios del paisaje (Playas, Montañas, Ríos),  figuras públicas de relevancia (escritores, deportistas), organizaciones famosas (Equipos deportivos o culturales) legado histórico (antiguas civilizaciones) hasta mitos y leyendas.

Un ejemplo muy particular de una estrategia en esta línea es la ciudad de Alcalá de Henares en Madrid, España. “Alcalá: Inspiración Cervantina”. La ciudad tiene el gran honor de ser la ciudad natal de Miguel de Cervantes y Saavedra, autor de la obra cumbre de la lengua española: El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Con tan solo 200 mil habitantes, Alcalá de Henares es uno de los ayuntamientos que forman parte del corredor del Río Henares. Alcalá toma como base para gran parte de su oferta turística la vida y obra del conocido escritor. Adicionalmente, la ciudad cuenta con la Universidad de Alcalá y una gran historia producto de sus 2000 años de historia desde que fuera fundada por los romanos. A pesar de todo, el gancho de la ciudad gira entorno a Miguel de Cervantes.

20160607_115744

Alcalá de Henares. Inspiración Cervantina. Fotografía RJC. 2016.

A lo largo del año, el ayuntamiento de la ciudad organiza actividades con el sello de Cervantes: Recorrido por la vida Cervantes, El Mercado Cervantino, El Tren de Cervantes, La Feria del Libro. Todas estas actividades acercan una gran cantidad de visitantes a la ciudad y permiten que muchos negocios saquen partido de esta situación.

Las estrategias de publicidad asociadas a la ciudad permiten potenciar el patrimonio natural y cultural. Al mismo tiempo, proveen a los negocios locales de un valor agregado importante en sus posicionamiento comercial.

Estas estrategias pueden aplicarse en diferentes escalas. A nivel de países son muchos los ejemplos: “Nicaragua tierra de lagos y volcanes” “Colombia, el peligro es que quieras quedarte”, “Ecuador, ama la vida”. No menospreciemos la importancia de la ciudad como atractor de inversión y capitales. Adoptar una de estas estrategias puede ser el mejor pretexto para un buen negocio.

Roy Allan Jiménez

Email: allan.delalto@gmail.com

Facebook: facebook/urbe@21

Doce maneras de ser exitoso fracasando

sad-505857_960_720

Hace un tiempo leí un tuit muy interesante, que decía algo así como que ya estaba bien de hablar tanto del éxito y que a ver quién empezaba a hablar del fracaso de una vez.

Bueno, pues oye, vamos a hacer caso a este chico para que se quede tranquilo. Para ello, he redactado este dodecálogo que no necesita introducción, con el título del post es suficiente:

  1. Importantísimo y esencial, la clave principal del asunto:Piensa que eres un@ fracasad@.
  2. Deja que los demás te digan que eres un@ fracasad@y, mejor aún, creeles a pie juntillas. Si te lo dicen, por algo será. Sobre todo si quien te lo dice también es un@ fracasad@. Sabe de lo que se habla.
  3. Ríete irónicamente de esos bobos y bobas que pierden su tiempo tratando con esfuerzo de alcanzar sus metas. ¿Metas?. La única meta que debe interesarte se llama “gol”, y quien debe lograrla es tu equipo favorito de fútbol, que para eso les pagan, y mucho, por cierto.
  4. No muevas un dedo. Total, ya habrán movido el suyo otr@s.
  5. Sigue sin moverte.Total, con tantos y tantas que hay por ahí que quieren lo mismo, no merece la pena ni intentarlo. Ya se lo habrán quedado ell@s.
  6. Dedica al menos dos horas al día a despotricar de lo mal que está la vida, de lo chorizos que son los políticos y de la vergüenza de país en el que vives.Eso si, hazlo mejor sentado en tu sillón favorito, no te molestes en salir a la calle a hacer algo. Es agotador, deprimente y no sirve de nada. O como mucho comparte imágenes en Facebook sobre el tema. Es más divertido y relajado.
  7. Piensa que todo debería ser fácil de lograr, y que hay que lograrlo cuanto antes, caiga quien caiga. Incluso, si hace falta, mintiendo, robando (cuanto más, mejor), o falseando datos.
  8. Una vez hayas fracasado en algo, ni se te ocurra volver a intentarlo. YA has fracasado.¿Para qué arriesgarse a actuar por segunda o tercera vez?, ¡Podrías tener éxito!.
  9. Haz caso de tus miedos. Tener miedo te protege de cualquier cosa, buena o mala que te pueda suceder. Ya sabes, más vale malo conocido…
  10. Jamás uses agenda, ni te pongas plazos, ni te importe llegar tarde a los sitios.¿Para qué llegar a tiempo, si nadie te espera?.
  11. Nunca tengas en cuenta a los demás. Regodéate todo lo que puedas en tu propio fracaso, y pide, pide y pide todo lo que necesites, que ya tienes bastante con ser un@ desgraciad@ para ocuparte tú de hacer nada. Los demás están obligados a atender todas tus necesidades, ya que eres una pobre víctima.
  12. Por último, serás el/la perfect@ fracasad@ pensando que si las cosas te salen mal es por culpa de l@s demás.Ell@s son los que no han sabido hacer las cosas bien, y tú has pagado por sus errores. Es@s que se han de ocupar de ti y..¡No lo han hecho!.

Y tranquil@ porque, en llegar a tener éxito podrías tardar años. Fracasar solo cuesta un segundo. El que ocupas en pensar que lo eres. Luego lo demás ya viene rodado. ¿Ves que fácil?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

El ahorro, nuevo compañero de viaje

130927122657-piggy-bank-savings-620xa

El concepto que sobre el ahorro tenían nuestros padres dista mucho del concepto que tenemos los de la generación que hemos vivido en la cultura del consumismo, de la compra por impulso o del “recurrir al crédito” sin demasiadas contemplaciones, y esto más que una crítica, es una constatación. A pesar de vivir en la era de la información, nuestras decisiones de compra no siempre han estado sustentadas en criterios racionales. 

Pero las circunstancias que de sobra todos conocemos, han hecho que nosotros, los de la generación de los 70 y los 80 nos hayamos dado cuenta y hayamos tomado buena nota de la importancia del ahorro.

Estamos de acuerdo en que algunos conceptos como el análisis o la planificación están íntimamente relacionados con el mundo de la empresa, pero la cuestión es si en la economía familiar se pueden aplicar conceptos similares. La respuesta es sí.

En nuestra economía familiar debemos pensar qué nos preocupa tanto en el corto, como en el medio y largo plazo. ¿Nos preocupa tener liquidez para atender los gastos de la casa, del coche, del colegio? ¿Nos preocupa que la pensión nos permita mantener un nivel de vida similar al actual? ¿Nos preocupa poder adquirir una vivienda propia algún día? ¿Nos preocupa que nuestros hijos puedan estudiar en la universidad? y… ¿Por qué no? ¿Nos preocupa poder viajar o permitirnos algún capricho?

Una vez contestadas estas u otras preguntas, tendremos lo más importante, habremos definido nuestros objetivos. Ya sabemos adónde queremos llegar, ahora debemos saber de dónde partimos, así es que es el momento de efectuar un estudio detallado de nuestra situación individual.

Con la información sobre ingresos y gastos mensuales, unido a los ahorros disponibles ya podemos plantearnos cómo lograr “nuestros objetivos personales”, es decir, ya  podemos planificar financieramente nuestra economía familiar.

Pondremos un ejemplo práctico que la mayoría de nosotros seguramente haya vivido ya, la compra de un coche.

Cuando decidimos comprar un coche, salvo que dispongamos del efectivo, solicitamos financiación, bien acudiendo a una entidad financiera o a través de la financiera del propio concesionario.
 
Suponiendo que solicitamos un préstamo por el valor del coche que asciende a 16.470 € a devolver en 10 años, a un tipo del 9%, pagaremos una cuota mensual de 208,63 €. Al final de la vida del préstamo, habremos pagado por el coche que vale 16.470 €, un total de 25.036,20 €.

Planificar financieramente consiste en que si hace diez años hubiéramos definido como uno de nuestros objetivos la compra de un coche y para conseguirlo hubiéramos decidido constituir un ahorro de 100 € al mes a un tipo de interés del 6%, al cabo de esos diez años, es decir, en el momento actual, tendríamos el capital de 16.470 € necesario para adquirirlo.

En resumen, en el primer caso, acudiendo a financiación externa cuando surge la necesidad de compra hemos pagado por el coche 25.036,20  €, mientras que en el segundo caso, en el que nos hemos anticipado, el coste ha sido tan sólo de 12.000 €, la suma de nuestras aportaciones, lo que supone un ahorro de 13.036,20 €.

En este ejemplo se aprecia claramente la importancia de la planificación financiera. Es cierto que efectivamente en tiempos como los actuales, las economías familiares atraviesan momentos difíciles, pero es precisamente en estos momentos en los que muchos de nosotros hemos realizado un estudio pormenorizado de los ingresos y gastos, cuando podemos decidir qué cantidad del líquido mensual podemos destinar a cumplir nuestros objetivos o a prever nuestras necesidades para mirar con cierta tranquilidad al futuro.  

En realidad, la planificación finaniera es un concepto algo más amplio que hemos querido simplificar con este ejemplo ya que hablamos de varios objetivos, en distintos horizontes temporales para los que se diseñan estrategias de inversión específicas.
 
No harían falta a mi modo de ver más razones que justifiquen el ahorro, aun así no hay que olvidar que las políticas fiscales del gobierno van en la línea de fomentar el ahorro  al tiempo que desde Europa proponen un modelo mixto de pensiones que combine pensiones públicas y ahorro privado para garantizar, o mejor dicho, para que “nos auto-garanticemos” pensiones adecuadas, con lo que poco más hay que añadir.

Nuestros padres tenían bien “arraigado” el concepto del ahorro, nosotros lo hemos “asumido” pero es a las generaciones futuras a las que les debemos transmitir su importancia para que el concepto del ahorro forme parte de su cultura financiera.

 Como decía Samuel Johnson, “Pocas cosas son imposibles con diligencia y habilidad; las grandes obras fueron realizadas no con fuerza sino con perseverancia”.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo