La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En este programa estuvimos hablando de tips de marketing para emprendedores con nuestro anfitrión Fabrizzio Ponce y una entrevista con nuestro rutero César Taborda, desde Colombia.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite todos los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM, Canal 19 y por internet en http://www.radiocr.net

El auge de la economía colaborativa

carpooling-32719_960_720

“Según la revista Times, la economía colaborativa es una de las 10 ideas que cambiarán el mundo”

El consumo colaborativo es un concepto que cada vez toma más relevancia en nuestro entorno y al cual más personas se apuntan con el fin de optimizar sus finanzas.

Hay varios factores que han propiciado el auge de este tipo de consumo. Entre ellos destacan:

  • La profunda crisis que vive nuestro país, un incremento del desempleo junto con unas restricciones importantes del crédito por parte del sistema financiero hacen que el consumidor cada vez sea mucho más sensible al precio y por tanto busque fórmulas alternativas para obtener un mejor precio en sus compras. Proliferan las plataformas en las que los usuarios se unen, compran y por el hecho de comprar varias unidades obtienes importantes descuentos.
  • Un cambio en los valores colectivos. Las personas valoran cada vez más el uso responsable, la optimización de recursos, el ahorro energético, así como el dar una segunda vida a los objetos, reciclando e incluso intercambiando productos de segunda mano.
  • En tercer lugar, un ingrediente indispensable para este cocktail que es la imparable evolución tecnológica. La aparición de las redes sociales permite que fácilmente personas con intereses comunes contacten y se agrupen para llevar a cabo su objetivo. La democratización de internet a través de los smartphones, así como la aparición de las APPS hacen que cualquier persona acceda o se descargue una plataforma de consumo colaborativo desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Según la revista Times, la economía colaborativa es una de las 10 ideas que van a revolucionar el futuro del mundo. Hoy en día es posible compartir un trayecto en coche (Blablacar), comer en casa de lugareños (Soacialeater), intercambiar viviendas para vacaciones (Knox), compartir taxi (Joinuptaxi), entre otras muchas cosas. También podemos encontrar decenas de plataformas que propician el intercambio o compra-venta de objetos de utilizados como ropa (Milmodelitos), muebles de Ikea (pikeando), productos de apple (manzanas usadas), etc.

La economía colaborativa avanza de un modo ya imparable y en ocasiones choca frontalmente con la legislación de los distintos países como es el caso de la conocida Uber. En Uber, según los expertos, hay un ánimo de lucro y es por ello que entra en confrontación con los taxistas que reclaman ante una actividad por la que no se paga ningún tipo de licencia ni seguro.

De todos modos, a pesar de que en algún caso las plataformas de consumo colaborativo chocan con los agentes del mercado en el que operan, los expertos recomiendan no ir en contra de estas plataformas sino buscar métodos para adaptar la legislación vigente y el propio mercado a la entrada de estos nuevos agentes, que no olvidemos que cada día son más y al fin y al cabo, responden a una demanda real de nuestra sociedad.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En este programa tuvimos como invitados a nuestros ruteros Alister Neira, Lary Obando, Roy Cameron y Fabrizzio Ponce celebrando el programa #100 y conversando sobre los desafíos profesionales de los emprendedores.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite todos los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM, Canal 19 y por internet en http://www.radiocr.net

En busca de mi vocación

boy-alone-loneliness-sadness-hd

En un mundo en el que el concepto de éxito depende de lo que piensen los demás por encima de lo que sienta uno mismo, se diluye la idea de desarrollar la propia vocación.
Sin embargo, la situación económica actual parece que da una nueva oportunidad a este concepto.

Cogiendo una de las acepciones que aparecen en el diccionario de la RAE, se define una vocación como “inclinación a cualquier estado, profesión o carrera”. Además, nos explica que la palabra viene del latín vocatio, que significa “acción de llamar”.

No dista esta definición de la que cualquiera de nosotros podríamos dar de esta palabra, si bien puede que, descrita de esa forma, quede un poco descafeinada, ya que a muchos nos gusta considerarla más bien como algo que nos proporciona plena satisfacción. Y cuando se habla simplemente de una “inclinación” puede parecer que, para considerar algo como vocacional, sea suficiente con que cubra mínimamente nuestras expectativas.

Durante siglos el hecho de que alguien pudiera plantearse cuál era su vocación para dedicarse a ella fue algo reservado para unos pocos elegidos, en la mayoría de los casos con una posición social y económica desahogada o si no, con pocas responsabilidades que atender.

Por el contrario, en las últimas décadas se fue abriendo la posibilidad de que casi cualquiera, si orientaba adecuadamente su esfuerzo, pudiera dedicarse a aquello para lo que sentía esa “llamada”.

Pero esto quizá durante bastantes años ha supuesto que confundamos el medio con el fin, ya que por supuesto todos queremos tener éxito, entendido este como reconocimiento social, holgura económica y satisfacción por lo que se hace. Pero dado que no siempre es totalmente alcanzable esta combinación, hemos debido escoger entre todos estos objetivos, focalizando en innumerables ocasiones sobre aspectos externos más que en la consecución de un estado interno placentero.

De ahí que en su momento surgieran miles de abogados, economistas, médicos o ingenieros que posteriormente han podido vivir de su profesión, aunque en muchos casos sin sentir verdadera pasión por lo que hacen.

Es curioso, pero precisamente las dificultades económicas han provocado que en esta ocasión parezca que se da más importancia a lo que uno de verdad quiere hacer que a lo que pueda conseguir haciéndolo. Da la sensación de que estamos asumiendo que, si no hay trabajo en ningún área, por qué no focalizarnos en intentar vivir lo mejor que podamos a través de una actividad que nos guste.

Y digo que es una sensación, porque no he visto estudios al respecto, pero sí que he observado bastantes casos de personas que, si bien habían orientado sus estudios y primera experiencia profesional a campos que podían llevar al éxito desde el punto de vista social (banca, ingeniería, informática,…), al quedarse fuera de esos entornos, y viendo la dificultad para volver a coger el tren que les dejó tirados entre estaciones, han decidido cambiar su ocupación por otras menos “reconocidas”: crear piezas de joyería o bisutería de forma artesanal, trabajar como payasos, fabricar a mano muñecos de peluche, diseñar disfraces personalizados…

Con estos ejemplos, es fácil darse cuenta de que la intención de todas estas personas no puede ser, al menos inicialmente, ni hacerse rico ni que el entorno les envidie. Y tampoco es probable que hayan empezado estas actividades porque hayan observado un nuevo nicho de mercado. Más bien tiendo a pensar que son tareas que les han gustado e incluso han desarrollado como afición, y ante la posibilidad de no tener nada que hacer, han optado por hacer aquello que como mencioné antes les satisface, pero intentando de una vez por todas rentabilizarlo.

Es bastante lógico si se piensa: tengo tiempo libre (no buscado, pero irremediable a corto plazo), por lo tanto me dedico a mis hobbies, ¿por qué no intentar sacarle algo de rendimiento?

Probablemente, a pesar de las dificultades, por lo menos en el proceso estas personas consigan disfrutar más que la mayoría.

Quizá lo más gracioso de este tema es que, si consiguen finalmente el objetivo, que no será otro que poder vivir de estas nuevas profesiones, aunque económicamente no sean objeto de ninguna envidia, a nivel de satisfacción serán el modelo que quieran alcanzar otros muchos a su alrededor.

De momento, yo ya tengo claro que lo mejor que se puede hacer para tener una vida feliz es trabajar en aquello que te gusta, pero que te gusta de verdad, tanto como para hacerlo aunque no te paguen por ello.

¿Acaso no funcionaría todo mucho mejor si el 100% de los profesores, profesionales sanitarios, policías, bomberos, camareros o cualquier otro trabajo que se nos ocurra, fuesen porque hubiesen sentido esa “llamada” vocacional?

Es una pena, pero todos hemos visto casos de empleados que no disfrutan de lo que hacen, lo que les lleva a no intentar mejorar, formarse, crecer,… y llevar toda una vida laboral así tiene que ser realmente duro.

Ahora, precisamente ahora, es tiempo de que por fin nos dediquemos a aquello que nos apetece. Las grandes oportunidades volverán, y entonces podremos decidir si continuamos o no con nuestra vocación, pero en ese momento la decisión podremos tomarla con mayor criterio,… siempre que a esas alturas nos parezca que aún queda algo por decidir.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Más visual y menos texto

Por: Laura Porras

¿Qué tan fácil se volvería el tema de la educación si se usara más gráficos y menos texto?

Últimamente me he estado preguntando cómo lograr que los estudiantes puedan comprender de una forma más fácil y rápida la materia que ven, a lo largo de su educación. Al mismo tiempo he notado que hoy día las personas leen menos, incluso los periódicos o aún peor aquellos suplementos educativos que encontrábamos en los periódicos pertenecen a la era de la prehistoria; lamentablemente esos suplementos dejaron de ser publicados.

He visto muchos libros educativos de diferentes editoriales, la gran mayoría de ellos saturan el libro con una gran cantidad de textos y poco uso de gráficos; algunos de estos gráficos no logran en su cabalidad dar a entender el concepto que están estudiando.

Hoy en día los estudiantes tienen mayor acceso a diversas formas de multimedia y redes sociales para estudiar, investigar para encontrar material de apoyo y para aprender. Los libros de texto educativos debieran utilizar una forma más clara, visual y sintética para explicar conceptos y temas educativos.

Los infográficos es una gran herramienta visual que lograría llamar la atención de los estudiantes con el fin de que ellos puedan comprender y entender realmente el tema que están abarcando.

Las infografías son interpretaciones visuales de los propios textos. Sirven para explicar conceptos y presentar datos de una manera gráfica que resulta más atractiva. En infografías ocupan más espacio las imágenes (iconos, gráficos, viñetas, mapas) que los textos, lo que permite que en 3 minutos podamos entender toda la información. El uso de las infografías por parte del profesor para explicar una unidad puede mejorar la comprensión y facilitar la organización de la información.

Los estudiantes pueden desarrollar sus propias infografías las cuales les daría los siguientes beneficios:

  • Logren comprender y analizar profundamente la materia e investigar más sobre el tema; dado que los infográficos utilizan mucha información.
  • Mejoren su inteligencia visual-espacial
  • Desarrollen la habilidad digital para la búsqueda de la información.
  • Reflejen su propio proceso de construcción de conocimiento.
  • Desarrollen aprendizajes significativos en torno a una temática dada.
  • Desarrollen su creatividad.
Infografia-que-es

Infografía:  https://ernestoolivares.es/por-que-infografia/

Laura Porras

Email: laporras@gmail.com

LinkedIn: Laura Porras

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En este programa de La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica tuvimos como invitado a Allan Madriz, parte de nuestro equipo rutero y director de la empresa Aprende y Lidera con quien conversamos sobre la innovación personal.

Nuestro programa es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite en vivo los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior transmisión en diferido por Canal 19.

El autoempleo como salida laboral

entrepreneur-1188493_960_720

El autoempleo supone una alternativa a la búsqueda de trabajo…

 

Se han producido numerosos cambios en el panorama laboral que han llevado asociados una modificación de las relaciones entre empleado y empleador, así como las características de las ofertas de trabajo. Los empleadores buscan empleados muy preparados, con gran adaptabilidad y flexibilidad al mercado laboral y a las necesidades concretas que los trabajos presenten y que se ven condicionadas con las características propias de cada oferta de trabajo. Las ofertas de trabajo actuales se caracterizan por su eventualidad, muchas de ellas ligadas a la demanda de los consumidores, como por ejemplo las ofertas en hostelería o en fábricas; y por precisar de trabajadores con gran capacidad de trabajo, independencia, flexibilidad y adaptabilidad, así como con que cuenten en su repertorio con una amplia variedad de recursos.

Cuando hablamos de autoempleo no nos referimos meramente a la creación o apertura de un negocio físico, como puede ser el caso de la apertura de un establecimiento de comida o una empresa de construcción; también nos referimos a los llamados “freelancer” los cuales son autónomos que ofertan sus servicios a diferentes empresas o empleadores; sin ninguna otra tarea más que la de realizar el trabajo por el que ha sido contratado. Este es el caso de numerosos periodistas o diseñadores web o programadores. Esta opción laboral no es en muchas ocasiones contemplada.

Existen muchos perjuicios en torno al autoempleo que lastran su despegue. El miedo al fracaso, el desconocimiento del panorama laboral, la escasa preparación en temas de gestión empresarial y marketing; la falta de financiación; son algunos de las citas que rodean el NO al autoempleo. Pero el autoempleo supone el obtener un profundo y detallado conocimiento de las habilidades y competencias de cada persona; puesto que el autoempleo no es más que la venta de uno mismo y de sus habilidades. Aquellas habilidades que te hacen único y especial serán el eje central de tu “autoempleo”. Muchas Cámaras de Comercio y Asociaciones de Empresarios ofertan cursos o organizan jornadas destinadas a orientar y a proporcionar soporte a todas aquellas personas que quieran y deseen optar por el autoempleo. Buscan que estos candidatos al autoempleo, se conozcan a sí mismos, sepan describir con precisión su visión de empleo y se rodeen y cuenten con todas las herramientas y ayudas que puedan precisar a la hora de llevar a cabo su idea de autoempleo o negocio.

Aquella persona parada, sin iniciativa, sin ideas, resulta tan poco atrayente para la empresa como lo es para esta persona la idea de emprender. Llevar a cabo nuestras ideas y emprender por nuestra cuenta el desembarco en el mundo laboral y empresarial da miedo; pero ello no debe paralizarnos. Debemos armarnos de un buen plan que cubra sino todas, la mayorías de los imprevistos y contingencias que puedan suceder y por supuesto hacernos a la idea de que el trabajo no va a venir a llamarnos a la puerta, sino que debemos salir a buscarlo.

Sin fracaso, no existe el éxito. Tenlo siempre presente.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Optimizando fracasos

optimizando_fracasos

Sergio Ayala Climent, 30 años, nacido en Castellón. Si tengo que calificar mi vida hasta los 30 años no puedo dejar de pensar en solo un adjetivo. Fracaso constante.  

Aproximadamente 4 relaciones serias, todas ellas fracasadas. 4 cambios de trabajo con sentimiento absoluto de fracaso, 3 empresas montadas con rotundos fracasos, ruina absoluta en 2 ocasiones y muchísimo dinero invertido y perdido. Toda una calamidad.

Cuando todas estas circunstancias se dan juntas en una edad en la que debes estar comiéndote el mundo, y en la que ves cómo la gente de tu alrededor consiguen buenos puestos de trabajo, entablan relaciones sólidas y ves que todo les va muy bien, en ese momento empiezas a odiar todo ese tipo de frases como:

Solo una cosa hace imposible un sueño: el miedo al fracaso”, “el truco no está en siempre vencer, sino en nunca rendirse”, “no se sale adelante celebrando éxitos, sino superando fracasos”, “no tengas miedo a fracasar, ten miedo a no intentarlo”, “el fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo con más inteligencia”, “si quieres tener más éxito, duplica tu porcentaje de fracasos”… y un montón de frases más de ese tipo.

Pues qué queréis que os diga… que me tocaban las narices, la verdad. Me he esforzado en cada puesto de trabajo, en cada relación y en cada empresa que he montado, y he seguido fracasando. “no te arrepientas de las cosas que has intentado”, pues me he arrepentido, y mucho, de muchas cosas, sobre todo de muchas cosas que he hecho mal y que no volvería a hacer, y de muchas cosas que he intentado y no volvería a intentar.

Pero hay una gran verdad en todo esto, la única verdad que me creo, y es que el tiempo pasa, siempre pasa, y que el tiempo te da experiencia y sabiduría, y esa es la única verdad que quiero compartir.

Soy una persona optimista por naturaleza y no quiero que este artículo quede como algo gris, oscuro, decadente y desesperanzado, todo lo contrario.

Pasados los años he aprendido a relativizarlo todo, y he comprendido que, sin duda, todas esas frases que tanto me cabreaban, resulta que eran todas verdad, y no las quería ni oír. Pero para darme cuenta de todo eso, la única cosa que ha tenido que ocurrir es que ha tenido que pasar el tiempo, he tenido experiencias y he adquirido sabiduría, así de fácil. Y ahora creo, creo sobre todas las cosas, en que debemos optimizar todos nuestros fracasos, sacarles el mayor de los rendimientos, saborearlos pensando que, no ahora que estoy jodido, pero sí dentro de un tiempo, este fracaso me va a ser útil de una manera u otra. Aunque ahora mismo lo vea todo negro, quiera abandonar, quiera dejarlo todo, … date tiempo, sólo date tiempo.

Y sobre todo muévete en terrenos de motivación intrínseca y piensa que cosas te hacen feliz y que no dependan de los demás: salir a correr, oir un disco de Los Flechazos, tomarme una cerveza con un buen colega, el que sea, nadar en pelotas, ir al cine (vestido, claro) o comer jamón… da igual. Pero se feliz paralelamente al fracaso, y cuando lo seas, podrás sentarte delante de tu fracaso, analizarlo y evaluarlo para sacar conclusiones que te harán, en el tiempo, mucho más sabio.

Un emprendedor no puede pensar que no va a fracasar, eso lo tiene que tener asumido, y si eso ocurre utilizará su experiencia en un siguiente proyecto. Una persona que busca trabajo, una persona que comienza una nueva relación o un estudiante que empieza su carrera universitaria… enfrentaos al fracaso con inteligencia, y si no podéis, pensar en que pase el tiempo y hacerlo con un poco de distancia.

No soy nadie para dar consejos, la verdad, pero si soy alguien con mucho fracaso a mis espaldas, y puedo decir que podría dar conferencias sobre eso… Ostras! No lo había pensado! ¿ves? , se me acaba de abrir otra puerta … ¿y por qué no?

Sergio Ayala Climent, 41 años. Gerente de la empresa SAC SERVICIOS (15 trabajadores), formador y motivador de equipos comerciales. Conferenciante y autor del libro Vendo Todo Lo Que Quiero. Casado desde hace 10 años con Clara y padre de la preciosa Bruna de 1 año. Campeón del mundo de Ajoaecite a mano. Conozco el fracaso y lo he optimizado. ¿qué vas a hacer tú?

P.D. El otro día me dijeron una frase que me ha hecho pensar mucho “mientras tu lloras yo te vendo Kleenex” … y no hago más que darle vueltas…

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Simpatizantes de la marca

Seguidores de tu marca

En la actualidad, tienen especial relevancia las estrategias de marketing online que hacen las compañías.

Lo importante no es solo el contenido de lo que vamos a promocionar sino, además, la comunidad a la que nos vamos a dirigir y cómo vamos a segmentar a nuestra audiencia (la cual tenemos que tener identificada y definida para así poder construir nuestra estrategia).

Dentro de estos grupos segmentados existen diferentes términos actuales y marketinianos para dirigirse a ellos:

  • Crossumers. “Aquí ya nadie es tonto”. Los consumidores de la nueva generación son expertos en analizar las estrategias de algunas compañías y en descifrar los objetivos por los cuales se hacen algunas campañas publicitarias.
  • Fansumer. Fans de la marca y no tienen porque consumir. Proporcionan mucha información relevante a la marca y crean viralidad en una comunidad.

Ejemplo: todas las paginas que “nos gustan” en Facebook y no consumimos nada de ellas. Nos identificamos con algunas marcas por la manera en que se comunican con su comunidad, por los valores que transmiten, etc.

  • Prosumer. El consumidor profesional. Tienen un conocimiento exhaustivo de las características de lo que están consumiendo. Incluso ofrecen información con experiencia al producto o servicio para implantar posibles mejoras.
  • Customer Evangelist (INFLUENCERS). El influencer es el que ayuda a crear viralidad porque tiene un alto nivel de influencia en una comunidad determinada.

Un ejemplo claro son las blogueras de moda que muchas veces están promocionando marcas y ni siquiera lo saben sus seguidores o los youtubers.

Las marcas ya no son simples emisoras de comunicación, de sus servicios y productos, sino que llevan tiempo teniendo oídos y escuchando activamente a sus consumidores. Además no se vuelven seguidores solo de sus productos sino de su manera de comunicar, de su comunidad en las redes, de su logo, etc.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En este programa de La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica nos acompañó Eric Taracena, de la Fundación FUCOPSE, quien nos compartió información de las Ferias PYME que realizan a lo largo del año.

El programa es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmité en vivo los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, y posteriormente en diferido por Canal 19.