Ricard Loría: “Si la vida no te sonríe, sonríele tú a la vida”

ricard_lloria

Foto: La Nueva Ruta del Empleo

En sus más de 20 años de experiencia laboral Ricard ha trabajado en numerosas empresas y ha participado en prácticamente todo el proceso del Supply chain.

Tiene gran actividad y presencia en diferentes redes sociales y, cómo muchos otros, está viviendo las inclemencias del sector. En esta entrevista le preguntamos e indagamos sobre todo ello.

En sus más de 20 años de experiencia laboral Ricard ha trabajado en numerosas empresas y ha participado en prácticamente todo el proceso del Supply chain. Tiene gran actividad y presencia en diferentes redes sociales y, cómo muchos otros, está viviendo las inclemencias del sector. En esta entrevista le preguntamos e indagamos sobre todo ello.

La Nueva Ruta del Empleo: Hola Ricard,

Ricard Lloria: Hola Jaime, mucho gusto.

LNRE: Tienes más de 20 años de experiencia. Has estado en numerosas empresas, en diferentes puestos y has vivido situaciones de todo tipo. ¿Qué destacarías de tu trayectoria?

R.L.: Empecé a los 16 años. Lo típico que a los 16 te dicen “o estudias, o trabajas”. Yo dije, “trabajo” y luego, volví a estudiar. Pero cómo no quería que mis padres me pagaran mis gastos, lo compaginé todo.

LNRE: ¿Fuiste compaginando estudios y trabajo…?

R.L.: Sí, desde FP hasta el Máster, siempre trabajando. Fue enriquecedor; vas viendo lo que estudias, en la práctica. Tuve la suerte de encontrar un Máster que juntaba marketing y logística. A partir del Máster fui enfocando más mi carrera. Me gustaba mucho el Marketing, pero no tenía mucha experiencia.

LNRE: No tenías mucha experiencia… ¿Qué hiciste?

R.L: había empezado de joven de mozo de almacén y también controlando stock. Cómo yo ya venía de este mundo, pasé al departamento administrativo de compras. Pasaba pedidos, controlaba stocks, bajaba a los almacenes… Enfoqué mi carrera a lo operacional. Desvié mi pasión por el marketing a una cosa que me ha acabado gustando más.

LNRE: Lo convertiste en tu nueva pasión.

R.L.: Sí, partes de una pasión, pero descubres otra. Con los años te acaba gustando más, porque hay un campo enorme por explorar y que representa gran parte del capital de las compañías.

LNRE: Empezaste en el mundo de las compras. ¿Cómo fue tu experiencia?

R.L.: Si, en compras, logística, producción, distribución… Para englobarlo todo, podríamos llamarlo Supply Chain. Me proporcionó un crecimiento importante, un cambio de mentalidad. Se piensa que lo importante es “vender, vender, vender” y detrás de eso tiene que haber alguien que sepa comprar bien. Porque si no compras bien, jamás venderás bien.También he aprendido que, a veces, especialmente cuando tienes que procesar un producto, comprar barato no es bueno. Puedes ahorrarte dinero, pero puedeimpactar en la calidad del producto y eso genera trabajo, gastos adicionales en postventa, la anulación de pedidos o impacto en la imagen empresarial.

LNRE: ¿Y qué más has aprendido?

R.L.: A cuidar de los proveedores. Hay productos que los hacen pequeños proveedores especializados y son difíciles de remplazar. He aprendido a no perderlos nunca, a focalizar el esfuerzo con ellos para crecer juntos, tener un buen servicio y poder contar con ellos siempre que tenga un problema.

LNRE: Dices que has crecido mucho. ¿A nivel personal, en que has crecido?

R.L.: comprar en entornos internacionales y conocer otras culturas me ha enseñado a tener open mind. Por ejemplo, en el mercado chino, para mí, la clave es ir a china o invitar al proveedor a verte. Por qué cuando hablas con él cara a cara, el trato se torna totalmente diferente. Sí consigues tener la confianza del jefe de producción, cualquier incidencia o urgencia que tengas, te la arreglará.

LNRE: una mente abierta, ¿En qué más has crecido?

R.L.: Siempre he sido inquieto y he buscado no parar de desarrollarme. Dentro de esto, también he aprendido a trabajar en equipo y a liderar. Para mí, liderar es ser otro miembro más. Para que todo el mundo se sienta igual, la única manera es trabajar codo con codo. Por ejemplo, cuando entro como responsable de compras y logística, lo primero que hago siempre es ir al jefe del almacén y a los mozos de almacén y decirles “vosotros sois mis ojos y vamos a trabajar conjuntamente. Si vosotros falláis, yo también fallo. Si tenéis cualquier problema, yo lo he de saber y solucionar”. Esto es así, porque ellos conocen la realidad del día a día mucho mejor que yo.

LNRE: ¿Qué habilidades crees que tiene que tener un buen director de operaciones?

R.L.: Trato personalizado con todos los miembros del equipo, saberles expresar la importancia de su trabajo y ser cercano. Se trata de no estar encerrado en tu despacho, si no bajar, relacionarte y reírte con ellos, cantar con ellos y crear buen ambiente. Y eso, en un ambiente de trabajo hostil, es importantísimo.

LNRE: y sobre todo ahora…

R.L.: Si, pero creo que viene de siempre. Pero antes había más facilidad de encontrar nuevo empleo. Yo pedía el máximo, pero no más de lo que podían dar. Todo se queda en el trabajo, hay que saber desconectar. Aunque en ocasiones, es difícil, cómo en puestos en los que tienes que estar siempre disponible.

LNRE: ¿Cómo desconectas?

R.L.: Hay que hacer un ejercicio mental fuerte y trabajar con tu tiempo. Acelerar cuando hay que acelerar, pero coger tu tiempo cuando puedas y adaptarte. Es lo que entiendo cómo horario flexible y es fundamental.

LNRE: Entonces, ¿Diríamos que la flexibilidad también es importante?

R.L: Es básica y debería estar en cualquier empresa. Aún más, en muchos casos, si tienes parte de la producción en otros mercados, es interesante adaptarte a sus horarios, por tal de hacer que todo sea más fluido.

LNRE: Me has comentado que existía el miedo a perder el trabajo. Tú, hace poco has pasado por este proceso. ¿Cómo has vivido esta experiencia?

R.L.: El mis dos últimas empresas, una la cerró y en otra hicieron un ERE. En la última me comunicaron que cerrarían y viendo cómo iba la situación en el sector, uno ya está preparado y sabe de qué va. Cómo no he sido una persona estanca y siempre he estado en continuo movimiento, acabas teniendo unos recursos. Viendo casos de conocidos en paro, me puse en seguida en movimiento. Llamé a un antiguo proveedor y le pedí un trabajo, el que fuera. Fue como volver a empezar de nuevo, dejar de ser el que tomaba las decisiones y el que compraba y convertirme en alguien de a pié. Un cambio realmente fuerte, un retorno a las raíces.

LNRE: ¿Y cómo se lleva este cambio?

R.L: la primera semana fue chocante. Pero luego empiezas a pensar y dices, “si la vida no te sonríe, sonríele tú a la vida, voy a intentar dar lo mejor de mí”. A raíz de eso, empecé en el mundo de las redes sociales.Hace poco cumplí dos años en Twitter y un año en mi blog. He podido escribir dos capítulos de un libro y, por último, me he dedicado a la curación de contenido. Ello me ha ayudado a descubrir y compartir muchas cosas interesantes. Antes, lo leía, pero me lo quedaba para mí. Ahora, puedo compartirlo. Esto está genial, porque la gente puede leer lo mismo que leo, compartirlo y aprender. Esto me sirve para mantener mi mente despierta, activa y compaginarlo con el trabajo.

LNRE: ¿Dirías que los social media te han servido para re-encontrarte con tu pasión por el Marketing?

R.L.: Pensándolo bien, sí. Antes no los usaba mucho, fue a partir de empezar con un nuevo trabajo que me llamó la atención Twitter. Tuve que aprender muchas cosas de manera autodidacta, como TL, #, FF… Pero luego encuentras a gente que te pregunta lo mismo y puedes enseñarles. También me permiten acceder a información excelente y depurada. Todo eso me dio a entender las funciones de las redes sociales y re-encontrarme con las raíces del Márketing. Encuentro que para sacar el máximo provecho a las redes sociales hay que compartir; compartir, colaborar y cooperar es la base de todo.

LNRE: Las tres C’s…

R.L.: en el trabajo, en la red, en la familia… Si lo haces, los demás crecen y tú creces. Si encima le pones las nuevas herramientas de gestión de contenido, puedes estar horas y horas leyendo buen contenido.

LNRE: ¿Qué son las rrss 3.0?.

R.L.: El 3.0 ya es hablar de redes sociales, pero emotivas. Se trata de que tú, en 140 caracteres dejes energía. Se trata de transmitir positivismo, comunicación, información…Que todos puedan aprender. Dentro de esto, tengo el principio de agradecer. Aunque le dedique media hora diaria, agradezco, uno a uno, a todos. Es algo que no cuesta nada y puedes sacar sonrisas a la gente y eso, es dejar una energía.

LNRE: ¿Dirías que tu futuro está en las rrss?

R.L.: Me gustaría pasar a las rrss. Ya tengo ciertos conocimientos y me muevo con soltura con una serie de herramientas. Seguramente hay más de una cosa que no soy consciente de haber aprendido y sé hacer. Y esa ha sido mi trayectoria, aprender continuamente, reciclarmey reinventarme. “Reinventarse o morir”, y la manera para hacerlo, es aprender. Ahora tengo 40 años, espero con 55 seguir igual, siempre aprendiendo.

LNRE: Pues muchas gracias por permitirme entrevistarte, Ricard.

R.L.: Gracias a ti, Jaime

Por Jaime Armada

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Me da pena hablar, ¿cómo hago para superar una entrevista de trabajo?

Por: Alister Neira

Muchas veces he escuchado de muchas personas decir que les da pena hablar en público, o bien les cuesta socializar porque son un poco tímidas.

Tal vmiathermopolisez tengan el conocimiento y la experiencia de vida necesaria para un puesto de trabajo, pero muchas veces no pasan de una entrevista porque reflejan mucha inseguridad.

Entonces, ¿qué recomendaciones existen para lograr superar la timidez y tener éxito en una entrevista de trabajo?

Aquí les dejo algunas, aunque simples, pero retadoras recomendaciones:

Antes de una entrevista

Participe de algún grupo: tener experiencias en grupos como en un comité cantonal, un grupo de la iglesia, o deportivo, artístico, cultural o algún voluntariado o de proyección social le ayudará a desenvolverse más con otras personas y si dentro de este tiene algún puesto de liderazgo, aún mejor, ya que esto le ayudará a empoderarse y desarrollar aún más sus habilidades sociales.

Hable con desconocidos: aún cuando de pequeños nos decían que nos es bueno hablar con personas que no conocemos, si bien es cierto el saludar al chofer del bus o llegar a hablar con el encargado en un hotel o en un restaurante le puede ayudar a superar la timidez de hablarle a otras personas en ambientes que pueden ser un poco más controlados y sencillos.

Pida la pizza usted mismo: si cuando llaman a pedir comida rápida siempre le pide a alguien más que hable, entonces ahora cuando esté reunido con amigos, sea usted quién tome la iniciativa y llame al restaurante, haga el pedido y reciba al motorizado, esto le ayudará a empezar a tomar las riendas de su vida, ya que el día de mañana, puede que no haya nadie más para que llame.

Practique la entrevista: puede pararse frente al espejo y empezar a hablar como si estuviera en la entrevista, para que usted mismo vea cómo son las expresiones de su cara. También puede pedirle a un amigo que simule como si fuera un gerente y que le haga preguntas difíciles e incómodas, que le sirva de preparación y sepa cómo contestar en esos casos.

Durante la entrevista

Recuerde, lo llamaron a usted: si ya está en la entrevista es porque algo les llamó la atención de su currículum o de la recomendación que alguien les dio, entonces ese es el momento de demostrar de lo que está hecho.

Cuente su historia: una entrevista realmente consiste en contar sobre usted, sobre su historia de vida, ¿y quién conoce mejor su historia que usted mismo? Así que no tenga miedo de hablar, no hay nadie que pueda contradecir lo que diga, ya que sólo usted sabe lo que ha vivido.

Y ante todo… ¡Busque empoderarse a usted mismo, busque tomar las riendas de su vida!

Quiero terminar recordando la pelícua “El Diario de la Princesa” y en especial lo que el papá de Amelia le menciona:

“El valor no es la ausencia del miedo, es saber que existe algo que es más importante que el miedo”.

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

Diez consejos para tu entrevista por videoconferencia

teliris_vl_executive

Actualmente las nuevas tecnologías se están poniendo a la orden del día en el sector de los recursos humanos ya que nos permiten ahorrar tiempo. Una de las que más auge está cogiendo es la de la videoconferencia. Eso sí para realizar entrevistas, no como en el caso de Up in the air que la usaban para rescindir contratos perdiendo así el lado humano en esa difícil situación, pero otro día hablaremos de ello. Hoy vamos a tratar el cómo poder dar una imagen profesional en el momento de la entrevista por videoconferencia.

Con esto no quiero tengáis la idea que lo que tenemos es que aparentar lo que no somos, pero sí tenemos que optimizar los elementos de los que disponemos. Para ello os propongo 10 factores que tenemos que tener en cuenta

  1. Evita la luz detrás de ti, ni tan sólo la de una venta.
  2. La luz debe estar delante de ti para que te ilumine.
  3. Piensa en el fondo que estará detrás de ti, ¿os parece buena idea que aparezca un baño o una cocina o un lugar concurrido de gente?
  4. Intenta disponer de un luz tranquilo y sin ruido que pueda distraer a tu interlocutor o a ti mismo
  5. Evita la red Wifi, ya que puede jugarte una mala pasada es mejor que optes por una conexión por cable.
  6. Reinicia tu equipo informático para optimizar su rendimiento.
  7. Cierra todos los programas que no vayas a utilizar incluso el navegador.
  8. Cierra los programas de subida o descarga de ficheros ya que usan mucho ancho de banda
  9. Intenta que nadie más comparta tu red y si lo hacen que cierren los programas de subida o descarga de fichero.
  10. Si tu equipo no dispone de cámara integrada, pon la de tal manera que ocupes la parte central de la pantalla.

¿Qué os parecen estos factores? ¿Añadiríais alguno más?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo 

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa de radio y televisión siempre te compartimos información relevante para tu éxito profesional. En esta ocasión hablamos con nuestro director en Costa Rica sobre cómo hacer una crítica, tuvimos una entrevista con Ana Gómez sobre su videocurrículum y hablamos de cómo prepararse para una entrevista de trabajo.

Nuestro programa es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite todos los jueves a las 5:oo pm a través de Radio Costa Rica 930 AM, por internet en http://www.radiocr.net y en diferido por Canal 19.

¿Por qué deberíamos contratarle a usted?

591614193_1280x720
Ésta, junto con la pregunta de “¿Cuáles son sus puntos fuertes / débiles?” y la de “Defínase con tres cualidades” suelen ser las preguntas más temidas en una entrevista de trabajo.

Si nos damos cuenta, en estas preguntas no hay una relación directa con nuestro currículum o con nuestra trayectoria profesional (ojo, he dicho directa) sino más bien que a través de ellas buscan concretamente conocer aquello que no sale reflejado en el currículum, es decir, a la persona que está detrás del candidato.

Tendemos a separar los conceptos, pero una cosa es clara, y es que por mucho que te esfuerces, tu “yo” profesional está directamente ligado a tu “yo” personal: hay cosas en ti, valores fundamentales, actitudes y comportamientos inherentes a ti independientemente de dónde te posiciones, esfera personal, laboral o cualquier otra. Si tenemos esto claro, las preguntas antes señaladas que suelen ser las que más miedo dan (junto con la de “¿Cuánto espera cobrar?”, pero esa la dejamos para otro momento) sólo implican una cosa, y es conocernos a nosotros mismos y saber destacar nuestros aspectos más reseñables.

Cuando pensamos en prepararnos para una entrevista de trabajo solemos pensar en cómo resumir nuestro currículum, en cómo comportarnos, cómo mirar, cómo responder a preguntas tipo con respuestas tipo… y esto es un grave error. Cuando en una entrevista te preguntan “¿Cuáles son sus puntos fuertes?” no quieren oír la manida idea de organizado, responsable y trabajador, de la misma manera que cuando te preguntan por tus puntos débiles no les estás dando ninguna información si respondes perfeccionista, por ejemplo. Bueno, sí, les estás dando una información muy valiosa: que te has preparado la entrevista para pasarla, no para demostrar tu valía como profesional.

La pregunta de “¿Por qué deberíamos contratarle a usted?” es crucial, por la sencilla razón de que a través de esta pregunta abierta te están permitiendo dar a conocer todo aquello que tú puedes aportar de valor diferenciador a la empresa (experiencias profesionales, conocimientos, competencias, cualidades y habilidades personales) Es decir, te están dando la opción de demostrar lo mejor de ti, y eso tienes que tenerlo preparado, pero no de una forma mecánica o de acuerdo a un manual. Preparar una entrevista de trabajo implica básicamente conocerse, saber qué tipo de profesional eres para poder ofrecer a la empresa lo que están buscando. Huye de los tópicos, de las recomendaciones generalistas y céntrate en ti. Repasa tus logros, tus talentos, atesóralos, dales valor y forma, y genera, a través de ellos y combinados con tus cualidades y competencias más destacadas, ese profesional que están buscando. Sólo tú puedes saber de verdad por qué deberían contratarte y sólo tú puedes demostrarlo en la entrevista.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Entrena tus emociones para una entrevista de trabajo

Es conocido por todos, que los deportistas en general y más aún los de elite, tienen una disciplina de entrenamiento diario, que tiene por objetivo el lograr la excelencia en su ejecución, además a través de ese entrenamiento, logran conocer y reconocer sus talentos, fortalezas y áreas de mejora. Parece  simple en su cotidianidad, tener consciencia de cuáles son aquellos comportamientos, acciones, expresiones que al ejecutarlas limitan o por el contrario, potencian su rendimiento en el alcance de su objetivo, sea una marca, disminuir un centímetro en el salto, alcanzar una pelota, etc, un simple movimiento, si es erróneo les impide lograrlo, o si es el adecuado, les lleva al logro. Así que todos los días entrenan para lograr un control con exactitud y consciencia en el momento que ejecutan la acción.

Una entrevista de trabajo es una de las pruebas más importantes de tú vida, tomarla a la ligera es tanto como si un deportistaheadhunt-311354_960_720 fuera a competir sin el entrenamiento o un estudiante se presentara a la evaluación, sin haber estudiado. Es dejarlo todo al azar y jugar con la probabilidad más alta del error. En una entrevista, es clave el manejo de las emociones frente al entrevistador, me atrevo a afirmar que es un 80% o más la importancia y ese es el motivo por el cual debes entrenarlas, además, que es una gran oportunidad para tú desarrollo personal en otros aspectos generales de la vida.  Vayamos hoy a nuestro punto esencial: ¿Qué hacer entonces para entrenar las emociones y lograr llegar frente al entrevistador con naturalidad, sinceridad, control y con la expresión verbal y no verbal adecuada? Te sugiero seguir estas 4  acciones:

Identifica tus miedos. Esa sensación de vacío que sientes en el estómago antes del momento de la entrevista o sudoración en las manos y el pensamiento de incertidumbre cómo será esto, qué pasará, todas esas sensaciones poco agradables que generalmente, se deben a miedos, al fracaso, a que no seas el seleccionado, a que otro lo haga mejor que tú, a no saber responder, a hablar porque eres tímido, etc. Es aquí donde debes identificar claramente cuál es la razón de esa sensación de miedo y en tú casa, inicia el entrenamiento, ejercitando y simulando el momento una y otra vez, pensando en todo lo contrario de la causa de tú miedo, imaginando en tú mente que en frente está tú mejor amigo, tú mujer, tú marido o alguien muy cercano a ti y que hablas con total calidez, confianza, seguridad. Esos comportamientos los debes crear primero en tú mente e imaginación para que luego se de en la acción y requiere entrenamiento para lograr dominio.

Haz una lista de todas las fortalezas que crees puedes poseer para el cargo en cuestión, así como de tus debilidades, para ello ten en cuenta tú formación, toda tú experiencia, tus logros, tus fracasos, que en el pasado has ejecutado en tus trabajos. Simula la situación de entrevista con preguntas relacionas como por ejm, cuál fue el mayor logro que obtuviste en el cargo de responsable de tesorería, es una pregunta que te da la oportunidad de mostrar tus fortalezas, esas que debes recordar de la lista que has hecho y que debes poner al descubierto en tú dialogo, repítelo una y otra vez las veces que sean necesario y te sugiero grabar un vídeo, para que puedas verte a ti mism@, tus gestos, tus comportamientos, expresiones faciales, para que día a día siendo consciente logres manejarlos cada vez más positivamente.

Por cada entrevista en la que participes, toma nota de las preguntas, situaciones, comportamientos, actitudes, sentimientos que has tenido y se han dado durante el tiempo que has permanecido allí, intenta recordarlo todo para que puedas identificar cuáles han sido las cosas que mejor te hicieron sentir, cuáles fueron las mejores respuestas, a tu consideración o los mejores momentos donde más cómod@ te sentiste o con los sentimientos más positivos y también con los sentimientos menos positivos, de miedo, angustia, inseguridades, escríbelo en un folio o cuaderno, para que toda la situación vuelvas a recrearla al máximo detalle posible y la entrenes en tú casa.

El último y más importante de todos, deja fluir frente a tu entrevistador siempre, los mejores sentimientos, y eso lo consigues antes de la ir la entrevista, imaginando en tú mente que estarás muy bien, a gusto, relajad@, con sensaciones de agradecimiento, de amistad, de empatía, de ilusión, de alegría, de sonrisa, de apertura, confianza, y sobre todo con la sensación que es fácil poder llegar a querer a tu entrevistador, eso aunque te suene ridículo, te puedo asegurar que lo he vivido en experiencia propia y con quienes he entrenado para entrevistas se los he transmitido y me han dicho que ha sido clave para establecer el felling con el entrevistador. Todas esas positivas emociones deben fluir de manera consciente, sabiendo y consintiendo que eres capaz de manifestarlas y expresarlas,. Para algunos será mucho más complicado, te da corte, miedo, vergüenza pero no, sólo es recrearlas y entrenarlas y verás que no es difícil.

Está claro que frente al entrevistador debes ser tú. Entrenar las emociones es sencillamente un paso para tú crecimiento y desarrollo emocional, porque aprender a reconocer cuándo y en qué momento afloran tus emociones positivas o menos positivas y frente a qué situaciones, es muy importante para lograr un manejo efectivo de ellas de tal manera que antes que te limiten conectar con tu entrevistador, te faciliten y permitan una conexión emocional positiva.

¿Cómo manejas tus emociones en una entrevista de trabajo?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¿Qué me van a preguntar en la entrevista de trabajo?

detective-1299558_960_720En las entrevistas de trabajo no hay nada escrito. Cómo en otros muchos aspectos de los procesos de selección.
“Cada maestrillo tiene su librillo” y cada seleccionador utilizará sus técnicas.

Dependerá también de la política de la empresa. Algunos procesos de selección constan de entrevistas personales, entrevistas grupales, en otros casos se realizan pruebas psicotécnicas también.

Yo en los últimos procesos de selección me he encontrado con pruebas escritas de desarrollo, con casos prácticos, en mi caso relacionados con la Orientación Laboral.

También cada vez más piden además del Curriculum Vitae, Certificado de Vida Laboral, Certificados de Funciones de las empresas en las que has trabajado, en algún caso también me han pedido contratos laborales y referencias.

Hazte una carpeta con todos estos documentos, por favor si vas a llevar CV a la entrevista, no lo presentas arrugado, da muy mala imagen¡¡.

Por regla general te suelen hacer preguntas comunes en casi todas las entrevistas.

En cualquier caso al salir de cada entrevista apunta las preguntas que te han hecho, y haz un análisis de la entrevista.

Aquí tenéis un resumen de las que más se suelen repetir:

  1. Háblame de ti
  2. ¿Por qué estudiaste ______________?
  3. Cuéntame un poco que es lo que te llamó la atención de la oferta de empleo a la que te inscribiste
  4. ¿Cómo encontraste tú último trabajo?
  5. Cuéntame como es o como era tu día a día en el trabajo
  6. ¿Cuánto tiempo estuviste?
  7. ¿Por qué te fuiste?
  8. Una situación positiva de último trabajo
  9. Cuéntame una situación negativa que hayas vivido en tu último trabajo y cómo lo resolviste
  10. ¿Qué es lo que más te gusta de trabajo?
  11. ¿De qué te sientes más orgullos@ en tu vida profesional?
  12. ¿En qué eres buen@?
  13. ¿Qué nos puedes aportar?
  14. ¿Cómo te ves dentro de 5 años?
  15. ¿En qué rango salarial te mueves?

Aquí te dejo en enlace de otro post la con trucos para afrontar la entrevista de trabajo más tranqui@

http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/trucos-para-estar-mas-tranquilo-en-una-entrevista-de-trabajo

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Entrevistas Ruteras – Ismael Matute (i-bump)

Nuestros programas de radio y televisión nos han permitido conocer muchas historias de emprendedores y consejos de profesionales. Hoy te compartimos una entrevista con Ismael Matute de I-Bump. Ha desarrollado el badén inteligente que nace como respuesta a las necesidades del mercado para ayudar a regular la velocidad de forma eficiente, respetuosa con conductores, vehículos y ecológica.