Construyendo un perfil superador del Especialista de RRHH

Jornada en la Cámara de Comercio de Madrid

Atento a los planteos que venimos haciendo desde el centrarse en valores para considerar un liderazgo que genere la alineación cultural y los cambios que las empresas necesitan, proponemos ahora los lineamientos del perfil de especialista en recursos humanos. Para ofrecer un modelo concreto, se plantea a modo de síntesis las competencias del especialista agrupadas por bloques genéricos. Esto puede ser revisado, adaptado, mejorado, además se entiende, que así debería ser, pues cada persona, formación, industria, cultura lo requiere.

El “cortar pegar” que tanto se generaliza algunas veces, debería ser descartado, “no hay recetas” y si las buscamos es un camino contrario al aquí expresado. Se está delineando el ser profesional, sin dejar de buscar formas nuevas, enfatizando en las exigencias del rol, que impone ser realista sin perder la visión de crecimiento, ser serio sin perder el humor y el optimismo. Es una invitación a reconstruir la propia historia de vida y determinar cómo se compartirá con una organización y su gente, siempre con sentido de alineación que implica fundamentalmente compartir metas, proyectos, objetivos, valores, compromisos, planes de acciones, logros y resultados.

Es lo que se necesita enseñar en función primero a la práctica en uno mismo, trasladarla luego a los demás y retroalimentar infinitamente el aprendizaje potenciando el “yo y el nosotros”.

Para presentar este modelo se definen tres valores inspiradores:

  • Protagonismo: Liderar desde el ejemplo.
  • Alineación estratégica: Liderar desde el enfoque estratégico.
  • Transformación: Liderar desde la generación de valor.

Sobre los mismos seguiremos construyendo el perfil superador…

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

Inteligencias múltiples

Multiple-intelligence

Por: César A. Taborda Agudelo

En el común de la educación mundial el hombre siempre se ha alineado con la inteligencia académica, con el fin de acceder a titulaciones y méritos educativos que acrecientan el expediente académico de las personas, sin embargo en la modernidad este no es un factor decisivo para lograr profundizar y conocer las capacidades intelectuales de una persona.

Comprender la forma de interactuar, relacionarnos, comportarnos, decidir, trabajar, entre muchas otras situaciones del diario vivir de las personas permite identificar las muchas inteligencias que componen al ser humano, puesto que cada persona tiene un tipo de inteligencia y por ende una  habilidad diferente. Estamos es una sociedad compuesta por 8 tipos de inteligencia según Howard Gardner, las cuales se mencionan a continuación;

  • Inteligencia Lingüística: Donde se identifica la capacidad de dominar el lenguaje y poder comunicarse con las personas de manera trasversal, es una inteligencia que se desarrolla desde pequeños donde se aprende el idioma materno y se domina el habla.
  • Inteligencia Lógico-Matemática: Es la capacidad de dominar el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos.
  • Inteligencia Espacial: La capacidad de observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas.
  • Inteligencia Musical: Aquí encontramos un arte universal.
  • Inteligencia Corporal y cinestésica: Habilidades corporales y motrices.
  • Inteligencia Intrapersonal: La capacidad de comprender y controlar nuestro interior.
  • Inteligencia Interpersonal: Capacidad interpretativa de palabras y gestos con otras personas.
  • Inteligencia Naturista: Permite profundizar en aspectos vinculados a la naturaleza, como especies animales y vegetales.

Todas estas inteligencias son completamente desarrollables y no sólo pretender ser ampliamente competitivos a nivel académico y con un currículo envidiable, cada persona tiene capacidades únicas que lo llevan a entregar lo mejor de sí y a lograr encaminarse de acuerdo a sus procesos y actividades diarias.

 Comprender que todas las personas son diferentes, sus capacidades se desarrollan de manera independiente y por ende las inteligencias no son algo fijo del ser humano ya que las habilidades se desarrollan a medida que se enfrentan problemas vivenciales. De acuerdo a lo anterior, las inteligencias múltiples cumplen un papel fundamental en el desenvolvimiento de las personas en sus diferentes entornos y comportamientos y a su vez en la manera de ser competitivos en todos los entornos sociales, laborales, formativos y familiares.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Un activo de oro

People_icon_dead.svg

El capital humano es un término usado en ciertas teorías económicas del crecimiento para designar a un hipotético factor de producción dependiente no sólo de la cantidad, sino también de la calidad, del grado de formación y de la productividad de las personas involucradas en un proceso productivo.

Ante la pregunta ¿cuál es el activo más valioso de su organización? la mayoría de los directivos seguramente responderán sin pensarlo “Nuestra Gente”. Pero ¿es realidad?

Las empresas, sus directivos y sus planes estratégicos, por lo general, tienen preconcebido un discurso aquel en el que exaltan a “su gente” y “su cultura” como sus activos más valiosos, pero es raro encontrar una compañía en la que realmente le den a la gente la importancia que se merece.

Pocas son las firmas en donde los empleados se encuentran realmente a gusto y ven sus trabajos como una fuente de alegría y satisfacción que les impulse a entregar su máximo para el bien de la organización. El discurso no deja de ser meramente retórico y en mucha medida irónico porque el común denominador del empleado es la queja y la insatisfacción. Se sienten desaprovechados, desvalorados, desmotivados y lógicamente no desarrollan sentimientos que los lleven a brindar todo de sí por la organización.

Aunque no es tarea exclusiva del área de talento humano de la empresa, sí le cabe mucha responsabilidad del descuido en que se mantienen los empleados. Los departamentos o secciones de recursos humanos se remiten a tareas como la gestión de nómina o la seguridad industrial, que a pesar de ser muy importantes, no tienen el potencial de generar un sitio de trabajo apasionante.

La idea es llevar más allá la administración del talento humano, es llegar a conocer a cada persona, qué espera de la empresa, cómo cree que podría mejorar su trabajo, cuál es la forma en que podría ayudar a mejorar el desempeño empresarial, qué tan a gusto se encuentra con lo que hace, se siente satisfecho y comprometido con los objetivos de la compañía,…

Es muy difícil encontrar un negocio en el que sepan aprovechar las fortalezas de su gente

La labor del gerente de talento humano consiste en conseguir que todas las personas que laboran en la compañía se encuentren comprometidas con ella, pero aquí surge un inconveniente, ¿cómo lograr que la gente se comprometa si no conozco siquiera cuántos se encuentran comprometidos y satisfechos o cuántos son no comprometidos y están insatisfechos?

Pues bien, Mark Buckinghman, el autor de “Primero rompa todas las reglas” y “Ahora, descubra sus fortalezas” desarrolló, a través de un amplio estudio que involucra más de un millón de encuestas a trabajadores de firmas de todo el mundo, un cuestionario de 12 puntos que permite identificar las necesidades de los empleados y sus comportamientos generales. Mediante la aplicación de este cuestionario es posible conocer el número de empleados comprometidos (leales y productivos), no comprometidos (simplemente marcan el reloj) y los no comprometidos activamente (insatisfechos y contagiando su descontento).

El cuestionario es el siguiente:

  1. ¿Sé lo que esperan de mí en el trabajo?
  2. ¿Tengo los materiales y el equipo necesarios para realizar bien mi trabajo?
  3. En el trabajo: ¿Tengo la oportunidad de hacer lo que mejor sé hacer?
  4. En los últimos siete días: ¿He recibido reconocimento o estímulo por hacer un buen trabajo?
  5. ¿Se interesa mi supervisor o alguien en mi trabajo por mí como persona?
  6. ¿Hay alguien que estimula mi desarrollo donde trabajo?
  7. ¿Son importantes mis opiniones en el trabajo?
  8. ¿Me hace sentir mi compañía que mi trabajo es importante?
  9. ¿Están mis compañeros de trabajo comprometidos a realizar trabajo de calidad?
  10. ¿Tengo un buen amigo en el trabajo?
  11. Durante los últimos seis meses en mi trabajo: ¿Alguien ha mencionado mi progreso?
  12. ¿He tenido oportunidad de aprender y crecer durante el último año?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¿Dispositivos inteligentes, Personas Inteligentes?

telfs

Por: Allan Madriz V.

Como vivimos el tiempo ahora incorporando la automatización cuando unas generaciones atrás hablaban de que llegaría el momento en que las maquinas serian parte de nuestro día a día e iban a realizar algunas de las tareas más repetitivas con el objetivo de no solo facilitar la vida sino de disfrutar más del tiempo que “eventualmente” nos quedaría libre.

¿Cuál es tu realidad en este momento viviendo la automatización? ¿De la tecnología que estas utilizando “Smart” te está ayudando a tener más tiempo libre? ¿Estas logrando con estas herramientas poder aprovechar mejor los recursos? ¿Aunque todo es visto desde nuestra perspectiva una situación real es que cada día recibimos más opciones de hacer cosas con dispositivos inteligentes y que tan inteligentes nos estamos volviendo?

Y menciono que tan inteligentes no por cuestionar si nos hace bien o mal un poco de ayuda tecnológica en nuestro día a día o si las empresas se ven beneficiadas en automatizar procesos donde hay eficiencia y ahorros a escala en procesos, tampoco si el uso de estas aplicaciones permite descubrir nuestro lado más innovador y hacer la vida más fácil, lo menciono desde la el enfoque de nuestra capacidad para darnos cuenta que si la tecnología llego a nuestras vidas, que tan inteligentes estamos siendo con una conciencia clara y disruptiva tener presente que contribuye pero que no reemplaza tu capacidad y potencial.

Tu capacidad y potencial puede estar enfocado en aprender como la tecnología te permite accesar a mejorar tu visión y calidad de vida, como aprovechando los recursos que tienes disponibles, potencias tu crecimiento personal, profesional y hasta de alcance de metas. Entender la tecnología será clave en estos años porque vivimos ya con ella, nos gusta que una notificación nos avise quien cumple años, le tiramos la culpa a la alarma por no sonar y llegar tarde, nos sentimos tranquilos de que una llamada automatizada te recuerde tu cita la otra semana, y hasta sabemos que una tal Alexa le das órdenes y hace lo que pides.

Eres inteligente porque tienes la facultad de aprender, entender, razonar y tomar decisiones para avanzar en tu vida, incorpora la tecnología como una herramienta más de tu accionar, sin embargo, no dejes que sea ella quien de manera inconscientes tome decisiones por ti, y eso será viable si tú mismo(a) se lo permites. La tecnología va a progresar con el hombre, porque es el hombre quien busca que así sea, sin embargo, en un mundo de dispositivos inteligentes, necesitamos seguir siendo inteligentemente mejores para progresar al mismo ritmo y no caer en la comodidad o zona de confort de que todo nos lo hará la tecnología.

Allan Madriz V.
Email: amadrizv@aprendeylidera.com
Web: www.aprendeylidera.com
Linkedin: Allan Madriz V.
Facebook: Aprende y Lidera
Twitter: @aprendeylidera

Compromiso

friends-1015290_960_720

Algo falla cuando nos encontramos con empleados que abiertamente manifiestan desconocer los productos que comercializa su empresa.

En un mercado como el actual, en el que la oferta de productos y servicios parece ilimitada, en el que disponemos de una más que importante cantidad de cosas independientemente del uso que le podamos dar, y en el que parece estar “todo” inventado, resulta paradójico poder comprobar que en bastantes ocasiones hacemos más caso a nuestros competidores que a nosotros mismos.

Y es que, lamentablemente es bastante sencillo encontrar a un trabajador que desconoce las características de aquello que vende (y eso todos vendemos lo que desarrolla nuestra empresa, de una manera u otra) y sin embargo se sabe de carrerilla las propiedades de un producto competidor.

Hace años (bueno, en el siglo pasado) era impensable por ejemplo que un empleado de banca no tuviese contratados productos financieros de su entidad, o que un operario de cadena de cualquier fabricante de automóviles llevase un coche de marca distinta a la que pasaba por sus manos todos los días.

De un tiempo a esta parte, lo raro está empezando a ser que compremos aquello que representamos.

Sin ir más lejos, hace unos días, en un restaurante de comida rápida, preguntándole a la persona que nos atendía si la hamburguesa tenía un ingrediente concreto, su respuesta fue “la verdad es que no lo sé, nunca como estos productos”.

Ni es mi restaurante, ni tengo acciones en él. Ni siquiera es mi establecimiento preferido. Pero me molestó. ¿Cómo una empresa puede contratar a alguien que desconoce lo que vende? Pero lo que es peor a mi juicio ¿a quién se le ocurre poner frente al público a alguien que reconoce no probar aquello que te vende?

Y no pretendo que ese trabajador diga que es la mejor comida del mundo. Tampoco sería mi intención, ni siendo mío el negocio, que fuese consumidor (aunque no sería pedir demasiado, incluso si realizase un consumo ocasional). Pero por lo menos, no transmitas a nadie que no te gusta tu producto. Porque eso es lo que transmites si no estás dispuesto a dar cuenta de lo que a mí me vendes: que no es muy de fiar para ti.

¿Nadie preguntó a esta persona qué opinaba de la comida del restaurante cuando le hicieron la entrevista de selección?

Entiendo que el chico, en su afán de salir del desempleo u obtener unos ingresos, esté dispuesto a vender su trabajo incluso cuando no le convenza lo que hace. Es humano, y en estos años recientes no se puede ser demasiado exigente con los trabajos que aceptamos, pero ¿a la empresa tampoco le importan estos detalles?

Imaginemos cualquier ejemplo en el que un trabajador nos diga que no gasta lo que vende: alguien que trabaje en una aseguradora pero contrate sus seguros en otra compañía, o una persona que reciba su salario de un taller de vehículos pero lleve su coche a revisar a otro centro. También podemos encontrarnos trabajadores de compañías de telecomunicaciones que contraten el ADSL con otros operadores.

Cuando nos enteremos en todos esos casos ¿favorecerá que queramos comprar lo que venden? ¿Por qué iba a ser bueno para mí lo que consideran que no es bueno ni para ellos mismos?

El nivel de compromiso de los trabajadores hacia sus empresas está en unos niveles dramáticos. Bien es cierto que el comportamiento de las compañías hacia sus empleados no ha favorecido en la mayoría de los casos que la filiación que sientan estos se fortalezca, pero la realidad es que ambas partes tienen un objetivo que debería ser común, aunque a veces no lo parezca: que la empresa vaya bien y gane dinero para crecer y poder mantener el empleo.

No se trata de que la organización se nutra principalmente de las compras de sus trabajadores, pero sería de agradecer que, en cualquier caso, un empleado estuviese siempre lo suficientemente concentrado en el objetivo final como para no dar ningún síntoma que pueda espantar a los potenciales clientes de los que se paga, entre otros, su salario. 

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Cuatro consejos para ser un ciudadano inteligente

pexels-photo-160209

Guillermo Vidal, director de Diseño de UXBAN, la firma inmobiliaria enfocada en el diseño y promoción de viviendas de alto standingenumera varios trucos para ser un Smart Citizen.

  1. Rehabilitar la vivienda para reducir un 30% o más nuestro consumo.
  2. Instalar una app en nuestro móvil para ahorrar agua.
  3. Utilizar el car sharing.
  4. Usar contenedores inteligentes de basura.

Las ciudades cada vez son más inteligentes y apuestan por gestionar sus recursos de la forma más eficiente. Un avance que no solo requiere de los esfuerzos de las administraciones, también de los granos de arena de los ciudadanos que viven en ellas y de su concienciación. Así las cosas ¿qué podemos hacer para convertirnos en smart citizens o ciudadanos inteligentes? Según explica Guillermo Vidal, director de Diseño de Uxban www.uxban.com la firma inmobiliaria enfocada en el diseño y promoción de viviendas de alto standing, basta con tener intención y ganas de colaborar en este cambio a mejor. “Aunque todavía vemos como algo ajeno o muy lejano el concepto de Smart City lo cierto es que debemos concienciarnos y empezar a contribuir en este desafío con acciones concretas en el espacio que habitamos”, explica Vidal.

Por ello desde UXBAN dan 4 consejos con los que contribuir a ser el mejor ciudadano inteligente:

  1. Rehabilitar la vivienda para reducir un 30% o más nuestro consumo. “Mediante una obra podemos incorporar dispositivos inteligentes que ayuden a mejorar la eficiencia energética. Por ejemplo podemos instalar un app en nuestro móvil que analice nuestro consumo y así gestionarlo desde cualquier lugar. Así podremos controlar cada electrodoméstico y analizar si vale la pena cambiar alguno por otro más eficiente.”, señala dicho arquitecto.
  2. Ahorrar agua. Para consumir lo justo de este bien tan necesario y  eliminar el problema habitual de desperdicio de agua fría en el hogar mientras se espera el agua caliente podemos instalar un dispositivo que frena la salida hasta que esté en la temperatura correcta”, recalca Vidal.
  3. Utilizar el Car sharing o coche compartido.Si el transporte público no es la mejor opción en el trayecto que queremos realizar dentro de la ciudad, una buena alternativa es buscar en una app un coche eléctrico compartido que esté aparcado cerca. Se puede reservar por un tiempo, se lo desbloquea directamente con el móvil y al llegar a nuestro destino no hace falta pagar aparcamiento”, subraya Vidal.
  4. Usar contenedores inteligentes de basuras.“Vienen equipados con un sistema informático y un lector de tarjetas con el que cada vecino registra las cantidades de residuos que recicla. Cuanto más se recicla más puntos se obtienen y lo interesante es que el ayuntamiento premia con descuentos en los impuestos. Por supuesto todo puede quedar registrado en nuestro móvil para poder ver nuestros puntos o en la nube para poder realizar estadísticas o hacer mejoras”, comenta este portavoz.

Así las cosas desde UXBAN tienen claro que el ciudadano está dejando de interpretar el papel de usuario-espectador para convertirse en usuario-protagonista. “Cada vez es más activo y apuesta por una nueva infraestructura virtual de interacción e intercambio en la que gestionar a la vez mucha información y donde la participación ciudadana tiene más presencia. Cada uno desde su lugar contribuye a optimizar los recursos disponibles y a mejorar los servicios del día a día de todos los ciudadanos”, finaliza Vidal.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

New Age RRHH

business-people-group

Apoyar al negocio, ser un socio en el logro de objetivos y alinear los talentos a la estrategia del negocio, son algunas tareas que desde hace algunos años se le exigen a las gerencias de Recursos Humanos.

Estas áreas también enfrentan los retos de los nuevos tiempos: ser dinámicas, estar atentas al pulso del mercado en el que participan y trabajar mano a mano con todas las áreas que forman parte de una organización.

Dicho escenario cambió cuando esos mismos ejecutivos se vieron cada vez más exigidos en sus resultados y poco a poco fueron comprendiendo que cada vez que llevaban a cabo un proyecto exitoso, se generaba internamente una transformación de los equipos de trabajo: las personas comenzaban a desarrollar una cultura propia al momento de trabajar, y su actitud y motivación se hacían relevantes en el logro de objetivos y metas.

Desde hace ya un tiempo, se ha empezado a ver como los Recursos Humanos han adquirido un valor diferente dentro de la empresa.

Y es que, es muy importante conseguir que las personas que integran una empresa, se sientan motivadas, integradas, parte de ella y con ganas de compartir su talento con los demás.

Si lo pensamos bien, como su nombre indica, “Recursos Humanos”, habla de las personas, y es que son el elemento más importante de una empresa, sin ellas, nada funcionaría; por eso hay que apostar por ellas, saber gestionarlas y sacar lo mejor de ellas.

Aunque a simple vista, dedicarse a esto parece fácil, se tiene que tener una base muy sólida, unas cualidades muy distinguidas y sobretodo, quien se dedique a esto, tiene que amar lo que hace, estar implicado 100%, porque de ellos depende que empleado-empresa, se integren y funcionen correctamente para sacar lo mejor de ambos.

Como normal general en cualquier empresa, un departamento de RRHH se divida en varias áreas, cada vez más especializadas: selección de personal, análisis de los puesto, evaluación del desempeño humano, higiene y seguridad, auditorías, organización…

Si algo nos ha traído esta crisis, es que el alto índice de desempleo ha hecho que sea el momento idóneo para formarnos en recursos humanos, y es que es una de las que ofrece mayores salidas profesionales.

Si nos centramos en datos más concretos, uno estudio habla de que cerca del 31% de las empresas a nivel mundial, aumentarán su gasto en recursos humanos durante este año, centrándose en el objetivo de mejorar la eficacia y hacer frente a la mala situación económica que atravesamos.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¿Tienes tiempo?

clock-163202_960_720

Comienza una nueva jornada laboral y, mira por donde…apenas tengo tiempo para nada. ¿Te suena esto? Comienza el día y ya estás de mal humor porque no te da tiempo a nada, ¿Por qué?

Seguro que no es por las interrupciones, tu desorden, tu desorganización, información inadecuada, imprecisa o demorada, los viajes, los informes y papeleos de escaso interés, las visitas, el teléfono, el café….seguro que es porque tienes mucho trabajo y muy poco tiempo para todo, ¿Verdad?

“Tiempo es dinero”, esta frase se le atribuye a Benjamín Franklin y la verdad es que es muy acertada. Parece que la falta de tiempo es causa de frustración para la gran mayoría de las personas. Como no disponemos de días más largos, debemos hacer una inteligente gestión del tiempo, porque el tiempo puede ser un enemigo a vencer o un aliado si lo logramos ORGANIZAR.

La administración del tiempo debemos entenderla como una manera de ser y una forma de vivir. Hoy en día se puede considerar el tiempo como uno de los recursos más importantes y críticos de las personas.

El tipo de profesión y el puesto de trabajo es lo que realmente condiciona nuestra actitud ante el tiempo. Solemos echar la culpa a los demás de nuestra falta de tiempo, es decir, siempre justificamos nuestra falta de tiempo porque el teléfono no deja de sonar, mi jefe quiere todo lo antes posible, soy quien más trabajo tienen y le dan, etc. De esta manera parece que la culpa de nuestra falta de tiempo la tienen los demás, sin darnos cuenta que no es otra cosa que nuestra mala organización.

En el uso del tiempo cotidiano se debe tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Metas y objetivos: Enumerar las metas diarias en periodos establecidos de tiempo. Definir la prioridad y el objetivo de cada actividad. Poner fecha de inicio y fecha final en cada objetivo.
  • Visión de conjunto: Hay que tener una visión conjunta de las tareas que estamos realizando, no sólo centrarnos en el tiempo inmediato, sino tener en cuenta los objetivos de futuro y eso va unido a nuestra dedicación diaria.
  • Los problemas: Hay que intentar no tomarse muy a pecho los problemas que puedan surgir si aún no han surgido. Como dijo, el gran psicólogo, Fritz Perls:

– El 40% de las cosas que nos preocupan no llegarán a ocurrir.

– El 30% ya ha ocurrido y no tiene sentido preocuparse.

– El 12% son problemas de salud.

– El 10% son preocupaciones diversas que se anulan entre sí.

– Sólo el 8% merece nuestra dedicación. Hay que preocuparse por este 8% y buscarle solución. Lo demás ocupa tiempo y nos lo hace perder.

  • El interés: Según el interés que pongamos en realizar una tarea, seremos más o menos eficaces. Recuerda que la productividad crece con el interés que pongamos en hacer algo. No es necesario excederse en las prisas, hay que buscar un equilibrio, ya que todo lo que hagamos por encima del punto óptimo, hace disminuir de nuevo la productividad.

Todos tenemos la misma cantidad de tiempo al día, sólo que algunos saben sacarle verdadero partido. Hay que tener en cuenta que el tiempo no se puede ganar, pero sí se puede perder. Hay que intentar por todos los medios emplearlo mejor.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Isabel Iglesias: “Ocúpate de tus colaboradores ya que se ocuparán ellos de tus resultados.”

IsabelI_0

Isabel Iglesias es Licenciada en Derecho, Master en RRHH y en Intervención psicológica. Tiene más de 10 años de experiencia como Responsable de RRHH en empresas de diversos sectores.

Actualmente es Directora Asociada de Talentia Human Resources, empresa dedicada a los RRHH y las redes sociales. Coautora del libro “El dilema del directivo” publicado por Lid Editorial.

La Nueva Ruta Del Empleo: Hola Isabel, ¿Te parece que empecemos?

Isabel Iglesias: ¡Venga!

LNRE: Tienes más de 10 años de experiencia en Recursos Humanos (RRHH), explícame: ¿Que destacas de ello?

I.I.: Creo que lo que destacaría son los cambios que ha habido en el sector. A lo largo de este tiempo la gestión de personas ha sufrido una evolución muy importante: se ha pasado de la típica administración de personal a una gestión de personas basada en la búsqueda y desarrollo de talento así como la utilización de las redes sociales para crear comunidad y generar engagement”

LNRE: ¿Cual fue tu primera experiencia en RRHH?

I.I.: Fue en el 2002, cómo técnica de RRHH en una empresa del sector industrial, que son complicadas. Pero fue una experiencia maravillosa en la que aprendí muchísimo y en la que Pude asentar sobre todo las bases de derecho laboral.

LNRE: Derecho laboral…

I.I.: Sí, porque en estas empresas, las relaciones laborales tienen mucha importancia. Estaba altamente sindicalizada y las reuniones de comité de empresa eran casi batallas campales. Tuve la suerte de trabajar con un gran laboralista que me enseñó casi todo lo que sé de derecho laboral. A raíz de ahí, fui saltando a diferentes puestos. En el siguiente trabajé cómo responsable y en dos años la empresa pasó de 80 a 300 y pico trabajadores.

LNRE: ¡300 trabajadores!

I.I.: Sí, fue un reto. El departamento era nuevo y gestionaba centros de trabajo en diversas provincias. La plantilla era grande y dispersa.

LNRE: ¿Y cómo, desde RRHH, se gestiona todo este crecimiento y dispersión?

I.I.: Yo hacía mucha administración de personal, más que RRHH. Pero empezamos a introducir las descripciones de puestos de trabajo, encuestas de clima laboral. Llevamos a cabo un proyecto de formación bastante innovador, ya que teníamos el problema de la dispersión. La solución que encontramos fue grabar videos con la participación de los empleados sobre competencias técnicas. Con ayuda de una empresa, preparabamos los materiales en forma de CD y los distribuiamos. Era el año 2004 y la formación online empezaba a asomarse tímidamente .Hoy lo habríamos hecho enviando tablets con todo listo.

LNRE: ¡Están fenomenal estas innovaciones en formación! ¿Y después, hacia donde se dirigió tu carrera?

I.I.: Luego he estado en diferentes sectores, Industria, hostelería, servicios y construcción en la época buena.

LNRE: Eso son muchos sectores, ¿Dirías que hay diferencias fundamentales entre ellos en RRHH?

I.I.: Sí, clarísimo, clarísimo. Tocar diferentes sectores me ha ayudado muchísimo. No tiene nada que ver hacer una política de RRHH en construcción que en hostelería. Todo lo que rodea al sector influye mucho en la gestión de personas. Por ejemplo, en hostelería tienes problemas cómo la rotación y la temporalidad y muchas veces te tienes que ir a salarios de convenio en los que no puedes pagar gran cosa. En construcción existía el problema de búsqueda de talento. Era como una selva, donde tenías que ofrecer salarios muy altos para poder reclutar talento.

LNRE: Me has contado un poco tu experiencia. Actualmente, estas metida en muchísimas cosas. Explícanos un poco, ¿Cuales son los proyectos en los que estás inmersa?

I.I.: Tengo un proyecto, que es cómo mi hijito (Dice sonriendo de oreja a oreja). Es talentia Human Resources. Es una empresa que hemos creado conjuntamente con Víctor Candel, que para mí es un referente en los RRHH. Es nuestro proyecto personal y profesional y muestra nuestra visión de los RRHH. Se basa en un enfoque diferente de la gestión de personas y tiene mucho que ver con las redes sociales. Es salirnos de lo clásico e irnos a temas más innovadores, como Employer Branding, fomentar el Engagement con empleados, marca personal, seducción de talento, o presencia activa en redes.

LNRE: Ya que hablas de innovación, ¿En qué os diferenciáis de los modelos tradicionales? ¿Cuáles son vuestras diferencias cualitativas?

I.I.: Partimos de la base de que las personas son el centro del negocio. Nuestro lema es “Ocúpate de tus colaboradores que ya se ocuparán ellos de tus resultados”. La diferencia reside en poner el foco en las personas y en su desarrollo. Los procedimientos clásicos son importantes, pero es necesario hacerlos conectando con las personas. Nuestra idea es que la empresa pueda generar una comunicación bidireccional entre ésta y los colaboradores. Qué desde la base de la empresa se trabaje y se vivan los valores., de fomentar la selección por valores.

LNRE: Selección por valores…

I.I.: Sí. Si la empresa determina los valores que son importantes. La clave aquí es que esos valores se vivan, se respiren y sean la columna vertebral de la gestión de personas para darle visibilidad a través de las redes sociales. De esa manera se trabaja el employer branding, se genera comunidad que servirá para atraer talento y generar compromiso.

LNRE: Por lo que has explicado sería, resumiendo, focalizar en una relación de tú a tú, que la información sea bidireccional con todos los participantes y realizar una selección por valores, adecuando los valores empresariales y del candidato y luego, seguir esta adecuación.

I.I.: ¡si, exáctamente!

LNRE: A parte de Talentia que, como has dicho, es tu hijito, también trabajas cómo mentora, directora, manager de RRHH, profesora, blogger, conferenciante, formadora y coach. ¿Cómo lo haces para que todas estas cosas no te acaben enterrando?

I.I.: (Se ríe) Organización. Mucha organización. Talentia y la empresa en la que trabajo son a lo que dedico casi todo mi tiempo. Luego, el resto, lo hago de forma puntual y va por épocas. Pero todo radica en saber organizárse. Una vez hecho, no es tanto.

LNRE: Ahora volvemos al tema de dirección. ¿Qué dirías que es lo más importante en una directora?

I.I: Precisamente hablo de ello en el libro “el dilema del directivo”, que escribí con Daniel Sánchez Reina.

LNRE: ¿Puede ser uno en el que el primer capítulo de lectura es gratuito?

I.I: Ese, ese (nos reímos). En él se explican experiencias de Daniel que luego se analizan ofreciendo diferentes alternativas. Al respecto, yo entiendo que lo más importante es creer y colaborar con las personas y tu equipo. Saber que el resultado es fruto del trabajo de todo el equipo. Por ello, creo muy importante que el directivo tenga abiertos los canales de comunicación, que de espacio para el desarrollo y estimule el talento ya que, si no, se queda dormido. También debe ser humilde, empático y tener un estilo de liderazgo participativo. ¡Fíjate la cantidad de cosas que tiene que tener!

LNRE: ¡Un montonazo! Llegamos ya a la recta final de la entrevista. Me gustaría que me contaras aquello que más destacarías de lo que has aprendido.

I.I. Divido mi aprendizaje en tres partes. La técnica, que sería la teoría formativa. Luego, la segunda, aquella que empiezo a partir del máster en intervención psicológica. En ella me formo como coach y también toco la programación Neurolingüística. Ahí trabajo más mi parte emocional. Y la tercera es cuando me lanzo a las redes con el blog. Ahí me abrí al mundo digital y mi visión sobre el mundo de los RRHH ha cambiado 180º. Es muy diferente a toda mi experiencia previa en departamentos de RRHH.

LNRE: Pasamos lo técnico a lo emocional y luego al mundo 2.0. Es decir, partimos de un mundo interior emocional a un mundo relacional en el que también hay cada vez más emoción que es el 2.0. Ahora qué hablamos de ello ¿Para donde dirías que van los RRHH?

I.I: Una cosa es lo que a mí me gustaría que fuese y otra donde están. Están en una fase crítica. Necesitamos quitarnos de encima la idea de que “somos los malos de la empresa”. Hay gente que ha hecho las cosas en los RRHH realmente mal. Se han olvidado de la ética y del respeto hacia las personas. No han sido profesionales y han hecho mucho daño a la profesión. Necesitamos recuperar la confianza de las personas. Necesitamos quitarnos ese baño de departamento rancio, tenemos que subirnos al carro de las redes sociales ya. Quien no esté, estará en el pleistoceno. El talento hoy en día está en la red y creo que el futuro de la formación en los RRHH pasa por aprender a conocer los resortes de la web 2.0.

LNRE: Me has comentado tú visión de cómo tienen que ir los RRHH. Me gustaría que, para acabar, nos resumieras tú visión sobre los RRHH.

I.I.: Mi visión es poner el foco en las personas, abrir canales de comunicación, fomentar la atracción del talento, desarrollarlo dentro de las organizaciones y favorecer la participación en las redes sociales. Así los colaboradores se convertirán en embajadores de marca. Existe la idea equivocada de que hay mucho talento que no está trabajando, pero yo creo que está dormido por que las empresas en la que está no lo motivan.

LNRE: Muchas gracias Isabel por cederme esta parte de tu tiempo.

I.I.: Encantada de que hayas pensado en mí, Jaime.

Twitter: @isa_iglesias_al

LinkedIn: es.linkedin.com/in/isabeliglesiasalvarez

Por Jaime Armada

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Ricard Loría: “Si la vida no te sonríe, sonríele tú a la vida”

ricard_lloria

Foto: La Nueva Ruta del Empleo

En sus más de 20 años de experiencia laboral Ricard ha trabajado en numerosas empresas y ha participado en prácticamente todo el proceso del Supply chain.

Tiene gran actividad y presencia en diferentes redes sociales y, cómo muchos otros, está viviendo las inclemencias del sector. En esta entrevista le preguntamos e indagamos sobre todo ello.

En sus más de 20 años de experiencia laboral Ricard ha trabajado en numerosas empresas y ha participado en prácticamente todo el proceso del Supply chain. Tiene gran actividad y presencia en diferentes redes sociales y, cómo muchos otros, está viviendo las inclemencias del sector. En esta entrevista le preguntamos e indagamos sobre todo ello.

La Nueva Ruta del Empleo: Hola Ricard,

Ricard Lloria: Hola Jaime, mucho gusto.

LNRE: Tienes más de 20 años de experiencia. Has estado en numerosas empresas, en diferentes puestos y has vivido situaciones de todo tipo. ¿Qué destacarías de tu trayectoria?

R.L.: Empecé a los 16 años. Lo típico que a los 16 te dicen “o estudias, o trabajas”. Yo dije, “trabajo” y luego, volví a estudiar. Pero cómo no quería que mis padres me pagaran mis gastos, lo compaginé todo.

LNRE: ¿Fuiste compaginando estudios y trabajo…?

R.L.: Sí, desde FP hasta el Máster, siempre trabajando. Fue enriquecedor; vas viendo lo que estudias, en la práctica. Tuve la suerte de encontrar un Máster que juntaba marketing y logística. A partir del Máster fui enfocando más mi carrera. Me gustaba mucho el Marketing, pero no tenía mucha experiencia.

LNRE: No tenías mucha experiencia… ¿Qué hiciste?

R.L: había empezado de joven de mozo de almacén y también controlando stock. Cómo yo ya venía de este mundo, pasé al departamento administrativo de compras. Pasaba pedidos, controlaba stocks, bajaba a los almacenes… Enfoqué mi carrera a lo operacional. Desvié mi pasión por el marketing a una cosa que me ha acabado gustando más.

LNRE: Lo convertiste en tu nueva pasión.

R.L.: Sí, partes de una pasión, pero descubres otra. Con los años te acaba gustando más, porque hay un campo enorme por explorar y que representa gran parte del capital de las compañías.

LNRE: Empezaste en el mundo de las compras. ¿Cómo fue tu experiencia?

R.L.: Si, en compras, logística, producción, distribución… Para englobarlo todo, podríamos llamarlo Supply Chain. Me proporcionó un crecimiento importante, un cambio de mentalidad. Se piensa que lo importante es “vender, vender, vender” y detrás de eso tiene que haber alguien que sepa comprar bien. Porque si no compras bien, jamás venderás bien.También he aprendido que, a veces, especialmente cuando tienes que procesar un producto, comprar barato no es bueno. Puedes ahorrarte dinero, pero puedeimpactar en la calidad del producto y eso genera trabajo, gastos adicionales en postventa, la anulación de pedidos o impacto en la imagen empresarial.

LNRE: ¿Y qué más has aprendido?

R.L.: A cuidar de los proveedores. Hay productos que los hacen pequeños proveedores especializados y son difíciles de remplazar. He aprendido a no perderlos nunca, a focalizar el esfuerzo con ellos para crecer juntos, tener un buen servicio y poder contar con ellos siempre que tenga un problema.

LNRE: Dices que has crecido mucho. ¿A nivel personal, en que has crecido?

R.L.: comprar en entornos internacionales y conocer otras culturas me ha enseñado a tener open mind. Por ejemplo, en el mercado chino, para mí, la clave es ir a china o invitar al proveedor a verte. Por qué cuando hablas con él cara a cara, el trato se torna totalmente diferente. Sí consigues tener la confianza del jefe de producción, cualquier incidencia o urgencia que tengas, te la arreglará.

LNRE: una mente abierta, ¿En qué más has crecido?

R.L.: Siempre he sido inquieto y he buscado no parar de desarrollarme. Dentro de esto, también he aprendido a trabajar en equipo y a liderar. Para mí, liderar es ser otro miembro más. Para que todo el mundo se sienta igual, la única manera es trabajar codo con codo. Por ejemplo, cuando entro como responsable de compras y logística, lo primero que hago siempre es ir al jefe del almacén y a los mozos de almacén y decirles “vosotros sois mis ojos y vamos a trabajar conjuntamente. Si vosotros falláis, yo también fallo. Si tenéis cualquier problema, yo lo he de saber y solucionar”. Esto es así, porque ellos conocen la realidad del día a día mucho mejor que yo.

LNRE: ¿Qué habilidades crees que tiene que tener un buen director de operaciones?

R.L.: Trato personalizado con todos los miembros del equipo, saberles expresar la importancia de su trabajo y ser cercano. Se trata de no estar encerrado en tu despacho, si no bajar, relacionarte y reírte con ellos, cantar con ellos y crear buen ambiente. Y eso, en un ambiente de trabajo hostil, es importantísimo.

LNRE: y sobre todo ahora…

R.L.: Si, pero creo que viene de siempre. Pero antes había más facilidad de encontrar nuevo empleo. Yo pedía el máximo, pero no más de lo que podían dar. Todo se queda en el trabajo, hay que saber desconectar. Aunque en ocasiones, es difícil, cómo en puestos en los que tienes que estar siempre disponible.

LNRE: ¿Cómo desconectas?

R.L.: Hay que hacer un ejercicio mental fuerte y trabajar con tu tiempo. Acelerar cuando hay que acelerar, pero coger tu tiempo cuando puedas y adaptarte. Es lo que entiendo cómo horario flexible y es fundamental.

LNRE: Entonces, ¿Diríamos que la flexibilidad también es importante?

R.L: Es básica y debería estar en cualquier empresa. Aún más, en muchos casos, si tienes parte de la producción en otros mercados, es interesante adaptarte a sus horarios, por tal de hacer que todo sea más fluido.

LNRE: Me has comentado que existía el miedo a perder el trabajo. Tú, hace poco has pasado por este proceso. ¿Cómo has vivido esta experiencia?

R.L.: El mis dos últimas empresas, una la cerró y en otra hicieron un ERE. En la última me comunicaron que cerrarían y viendo cómo iba la situación en el sector, uno ya está preparado y sabe de qué va. Cómo no he sido una persona estanca y siempre he estado en continuo movimiento, acabas teniendo unos recursos. Viendo casos de conocidos en paro, me puse en seguida en movimiento. Llamé a un antiguo proveedor y le pedí un trabajo, el que fuera. Fue como volver a empezar de nuevo, dejar de ser el que tomaba las decisiones y el que compraba y convertirme en alguien de a pié. Un cambio realmente fuerte, un retorno a las raíces.

LNRE: ¿Y cómo se lleva este cambio?

R.L: la primera semana fue chocante. Pero luego empiezas a pensar y dices, “si la vida no te sonríe, sonríele tú a la vida, voy a intentar dar lo mejor de mí”. A raíz de eso, empecé en el mundo de las redes sociales.Hace poco cumplí dos años en Twitter y un año en mi blog. He podido escribir dos capítulos de un libro y, por último, me he dedicado a la curación de contenido. Ello me ha ayudado a descubrir y compartir muchas cosas interesantes. Antes, lo leía, pero me lo quedaba para mí. Ahora, puedo compartirlo. Esto está genial, porque la gente puede leer lo mismo que leo, compartirlo y aprender. Esto me sirve para mantener mi mente despierta, activa y compaginarlo con el trabajo.

LNRE: ¿Dirías que los social media te han servido para re-encontrarte con tu pasión por el Marketing?

R.L.: Pensándolo bien, sí. Antes no los usaba mucho, fue a partir de empezar con un nuevo trabajo que me llamó la atención Twitter. Tuve que aprender muchas cosas de manera autodidacta, como TL, #, FF… Pero luego encuentras a gente que te pregunta lo mismo y puedes enseñarles. También me permiten acceder a información excelente y depurada. Todo eso me dio a entender las funciones de las redes sociales y re-encontrarme con las raíces del Márketing. Encuentro que para sacar el máximo provecho a las redes sociales hay que compartir; compartir, colaborar y cooperar es la base de todo.

LNRE: Las tres C’s…

R.L.: en el trabajo, en la red, en la familia… Si lo haces, los demás crecen y tú creces. Si encima le pones las nuevas herramientas de gestión de contenido, puedes estar horas y horas leyendo buen contenido.

LNRE: ¿Qué son las rrss 3.0?.

R.L.: El 3.0 ya es hablar de redes sociales, pero emotivas. Se trata de que tú, en 140 caracteres dejes energía. Se trata de transmitir positivismo, comunicación, información…Que todos puedan aprender. Dentro de esto, tengo el principio de agradecer. Aunque le dedique media hora diaria, agradezco, uno a uno, a todos. Es algo que no cuesta nada y puedes sacar sonrisas a la gente y eso, es dejar una energía.

LNRE: ¿Dirías que tu futuro está en las rrss?

R.L.: Me gustaría pasar a las rrss. Ya tengo ciertos conocimientos y me muevo con soltura con una serie de herramientas. Seguramente hay más de una cosa que no soy consciente de haber aprendido y sé hacer. Y esa ha sido mi trayectoria, aprender continuamente, reciclarmey reinventarme. “Reinventarse o morir”, y la manera para hacerlo, es aprender. Ahora tengo 40 años, espero con 55 seguir igual, siempre aprendiendo.

LNRE: Pues muchas gracias por permitirme entrevistarte, Ricard.

R.L.: Gracias a ti, Jaime

Por Jaime Armada

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo