Motivación rutera – Drops of Jupiter (tell me)

Por: Dany Murillo

“Drops of Jupiter (tell me)” (Gotas de Júpiter/ Cuéntame) es una canción del grupo de rock alternativo de San Francisco California “Train”, de su segundo álbum homónimo del 2001.

El cantante de la banda Patrick Monahan reveló en una entrevista a VH1 que la canción fue inspirada por su difunta madre (quien había muerto después de una lucha contra el cáncer), y que las primeras líneas “llegaron a él en un sueño“. Él dijo: “El proceso de creación no fue fácil, simplemente no sabía qué escribir, pero luego desperté de un sueño, un año después de que mi madre falleciera, con las palabras: «de vuelta a la atmósfera», y era sólo su manera de decir: «que ella estaba nadando a través de los planetas y vino a mí con gotas de Júpiter en su cabello».

Train lanzó su primer álbum en 1998, y estaban de gira ese año cuando la madre de Monahan estaba muriendo de cáncer de pulmón (ella era una gran fumadora). Esto fue antes del uso generalizado de los teléfonos celulares, y Patrick hizo muchas paradas para poder hablar con su madre durante este momento difícil. En diciembre de ese año su madre murió, y a principios de 1999 Train estaba trabajando en su próximo álbum cuando su compañía discográfica comenzó a presionarlos para sacar un éxito. Monahan volvió a su hogar de la infancia en Pennsylvania, y despertó una mañana con algunas palabras en su cabeza. Comenzando su tiempo de curación, empezó a componer este tema. Monahan dijo: “La pérdida de la persona más importante en mi vida fue pesada en mi mente, y el pensamiento de ‘¿y si nadie realmente se va? ¿Qué pasa si ella está aquí, pero diferente? La idea era, ella está aquí en la atmósfera.

Grabó un demo de la canción y la tocó una semana después para Donnie Ienner, quien era presidente de su compañía discográfica, Columbia. Aunque Monahan no estaba seguro de su creación, a Ienner le encantó y le dijo que “era su canción de Grammy”. Y tenía razón, ganó 2 Grammys: por mejor canción de rock alternativo y por mejor arreglo instrumental con vocalista acompañante.

El sencillo llegó a ocupar el lugar #4 en Billboard, #3 en Holanda, #5 en Australia y #10 en el Reino Unido.

La vida es solo un instante en el tiempo, y en este breve viaje llegamos a conocer y a amar a muchas personas, a quienes esperamos volver a verlas aún después de haber partido.

VIDEO OFICIAL DE TRAIN: https://www.youtube.com/watch?v=7Xf-Lesrkuc

hqdefault

Foto: Youtube.com

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – “Somewhere over the Rainbow/What a Wonderful World”

Por: Dany Murillo

“Somewhere over the Rainbow/What a Wonderful World” (En algún lugar sobre el arcoiris/ Qué maravilloso mundo) es una canción del cantante y activista hawaiano Israel “Iz” Kamakawiwo’ole, de su álbum “Facing Future” de 1993.

Esta pieza realmente es un popurrí de dos canciones que el artista fusionó, tocando solo su ukelele, y que grabó en una sola toma en un estudio, donde tuvieron que correr por buscarle un asiento adecuado, pues Iz era muy obeso (llegó a pesar 340 kg).

“Over the rainbow” es una balada escrita para la película “El Mago de Oz” de 1939, e interpretada por Judy Garland, quien hacía el papel de Dorothy. El autor de la música fue Harold Arlen y de la letra Yip Harburg, quienes ganaron un premio Oscar a la mejor canción original. Es una de las canciones más representativas del cine estadounidense del siglo XX.

Garland escribió: «Over the Rainbow se ha convertido en parte de mi vida. Simboliza también los deseos y sueños de la gente, y estoy segura de que ése es el motivo por el que la gente llora cuando la oye. La he cantado cientos de veces y sigue siendo la canción que llevo más cerca del corazón

“What a Wonderful World” es una canción de jazz escrita por Bob Thiele y George David Weiss, e interpretada por el gran trompetista y cantante Louis Armstrong, para su álbum del mismo nombre en 1967. Pretendía ser un antídoto para el clima político y racial de los años 60’s. La canción describe el disfrute de las cosas simples de la vida y mantiene un tono optimista y de esperanza por el futuro. Inicialmente no tuvo gran acogida, hasta que el tema fue incluido en la película “Good Morning Vietnam” en 1987 con Robin Williams.

La versión de Kamakawiwo’ole habla sobre un mundo imaginario, el cual se sitúa sobre el arco iris, haciendo referencia a ese lugar perfecto donde no existen los problemas, dónde todas nuestras preocupaciones se derriten “como gotas de limón’“, dejando atrás todo lo ácido de nuestra vida y simplemente disfrutando de nuestros sueños. Pero este mundo no es un sitio en el que vivamos solos, la canción habla de un lugar en el que convivimos todos juntos y donde reina el amor entre las personas.

Este tema llegó a ocupar el lugar #22 en las listas de adulto contemporáneo de Billboard y #1 en Digital Hot List. También fue #1 en Alemania, Francia y Bélgica. Ganó 6 discos platino y uno de plata, y ha sido incluido en varias películas y series de TV.

Esta fue la pieza más popular de Iz, quien falleció en 1997 por problemas respiratorios relacionados a su obesidad, y sus restos fueron despedidos con honores por el gobierno de Hawai; fue incinerado y sus cenizas esparcidas por su esposa en el Océano Pacífico, frente a la playa Makua, en una ceremonia donde acudieron más de 10 mil personas.

Nunca dejes que tu apariencia limite tu arte y tu deseo por construir un mundo mejor. Acéptate cómo eres y da siempre lo mejor que tienes. 

VIDEO OFICIAL DE LA CANCIÓN: https://www.youtube.com/watch?v=V1bFr2SWP1I

hqdefault

Foto: youtube.com

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – “Blowin’ in the Wind”

Por: Dany Murillo

“Blowin’ in the Wind” (Soplando en el viento) es una canción de músico y poeta Bob Dylan, a quien recientemente se le otorgó el premio Nobel de Literatura 2016.

Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan, escribió este tema en una tarde de abril de 1962 en tan solo 10 minutos, utilizando la melodía de una antigua canción llamada “No more auction block” (canción gospel de negros esclavos que huyeron a Canadá cuando Gran Bretaña abolió la esclavitud en 1833).

Dylan tenía apenas 21 años cuando compuso las primeras dos estrofas en un café del Greenwich Village de Nueva York, y con su amigo David Blue a la guitarra comenzaron a entonarla, y fue tal su emoción que de ahí se fueron a su local de música folk preferido: “Gerde’s Folk City”, y se la presentaron al cantante Gil Turner (a quien le correspondía tocar esa noche con su grupo “The New World”), y la interpretaron en público por primera vez ahí, recibiendo una gran ovación.

Poco después de esta presentación Bob le agregó una tercera estrofa a la canción. Y antes de que el mundo pudiera escucharla de su boca, Dylan permitió que las revistas especializadas en folk “Sing Out!” y “Broadside” publicaran la letra y la melodía de esta pieza, y no fue hasta 1963 que la grabó para su segundo álbum de estudio: “The Freewheelin'”.

La temática pudo haber sido tomada de un pasaje del libro “Bound for Glory”, donde el escritor Woody Guthrie compara su sensibilidad política con periódicos volando en los vientos de las calles y callejones de New York. Dylan estaba familiarizado con el trabajo de Guthrie, y la lectura de este libro fue un importante punto de inflexión en su desarrollo intelectual y político.

“Blowin’ in the wind” es el grito desgarrador de una generación que quería cambiar el mundo y que veía como el poder monetario, gubernametal y “de sangre en los ojos” dejaban ciego al ser humano real.

Dylan señaló: “No hay mucho que decir sobre esta canción, excepto que la respuesta está soplando en el viento. No está en ningún libro o en una película o en un programa de televisión o en un grupo de discusión, está soplando en el viento.”

También se refirió así a la tematica de la canción: “Creo que entre el gran número de criminales que existe, se pueden contar a los que vuelven la cara cuando ven el mal, aún sabiendo que es el mal. Yo no tengo más que 21 años y sé que se han hecho ya demasiadas guerras; ustedes, los que tienen más edad que yo lo deben de saber mejor. Ahora la mejor forma de ponerlos a responder las preguntas de la canción, es exponiéndoselas.”

La letra plantea una serie de cuestiones filosóficas sobre la paz, la guerra, la compasión y la libertad. Gracias al enfoque de esperanza con que trata estos temas trascendentales y atemporales, la canción conserva su vigencia más de 50 años después.

Quienes popularizaron este tema fue el trío de “Peter, Paul & Mary”, colocándola en el lugar #2 de Billboard en 1963; fue incluida en 1994 en el Salón de la Fama de los Grammy, y en el 2004 ocupó el lugar #14 en la lista de las Mejores Canciones de la Historia según la revista Rolling Stones.

El Papa Juan Pablo II le dijo a Dylan en una homilía en Bolonia en 1997: “Usted dice que la respuesta está soplando en el viento, y así es mi amigo, pero no en el viento que se lleva las cosas lejos, este viento es el aliento y la vida del Espíritu Santo, la voz que llama y dice: Ven!.”, “Y usted me pregunta: ¿cuántos caminos debe recorrer un hombre antes de que él se convierta en un hombre?, y yo le respondo: uno. Solo hay un camino para el hombre y este es Cristo, quien dijo: ¡yo soy la vida!“.

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

VIDEO DE BOB DYLAN DE 1963 SUBTITULADA EN ESPAÑOL:

¡Quemad las naves!

Por: Fiorella Fortado

¿Qué tienen en común Alejandro Magno y Hernán Cortés? Pues que a ambos se les atribuye una leyenda alrededor de una conquista.  

Se dice que cada quien en su momento mandó a quemar sus propios barcos, todo esto sucedió antes llegar a uno de sus puertos más temidos y a la vez anhelados.

Cuando escuché por primera vez sus historias pude imaginarme a lo lejos el humear en el mar de aquellas naves, sus compañeras de viaje y las “únicas” capaces de devolverles a casa.

Con determinación y sabiendo que después de aquella decisión no habría marcha atrás, estos líderes y sus marineros enfrentaron al enemigo más fiero que les salió en el camino. No con miedo, si no con valentía que es diferente. Y de eso es lo que brevemente hoy quiero hablarles.

La palabra miedo viene del latin metus es una alteración del ánimo que produce angustia. Por otro lado, me parece muy interesante contrastarla con el significado de la palabra valentía tiene que ver con vigor y con esfuerzo.

¿Que interesante, verdad? El miedo paraliza, en cambio la valentía moviliza.

Sigamos analizando ya que según estas definiciones podemos decir que cuando se es valiente antes se quiso ser valiente, se pensó en ello e incluso se sacaron fuerzas de donde ya no había para serlo.

Esta valentía o coraje del que hablo es el resultado de enfrentar las cosas y de no dejarlas pasar… ¡pueda que ahí está la clave!

Hay que sacar ese brío que todo ser humano trae oculto en su interior. De eso se trata, de ponerlo a vibrar conscientemente desde adentro y de llevarlo a la superficie.

¡Si usted logra asimilar que la valentía para enfrentar la vida está en su ADN, quemara también los barcos que sean necesarios, se lo aseguro!

Para finalizar les dejo con una maravillosa frase de André Gide: “El hombre no puede descubrir nuevos océanos a menos que tenga el coraje de perder de vista la costa

Fiorella Fortado

Email: fiofortado@gmail.com

Twitter: @fiofortado

LinkedIn: Fiorella Fortado Aguilar

Motivación rutera – ‘Dream a little dream of me’

Por: Dany Murillo
“Dream a little dream of me” (Sueña un pequeño sueño de mí) es una canción cuyo origen se remonta al año de 1931, y fue escrita por Fabian Andre y Wilbur Schwandt (la base musical) y Gus Kahn (la letra).
En una entrevista para la NPR, Donald Kahn (hijo de Gus Kahn) señaló que el detalle esencial de esta canción era la simpleza de su letra y aseguró que ese era el truco de su padre: “Él siempre trató de mantener en sus canciones letras simples. Siempre tenía en cuenta que muchos hombres y mujeres no sabían cómo decir  «te amo», y a veces pasaban años sin saber su verdadero significado“.
Los primeros en grabarla oficialmente fueron Ozzie Nelson y su Orquesta un 16 de Abril de 1931. Dos días después aparecería otra versión de la canción por Wayne King y su Orquesta, junto al apoyo vocal del cantante Ernie Birchill. Esta ultima versión fue grabada bajo el patrocinio del sello Victor Records (una de las casas disqueras más fuertes en su tiempo), y se convirtió en el registro mas popular en la época de la Gran Depresión.
A partir de ese momento salieron varias versiones de este tema, en especial la interpretada por la famosa cantante y actriz estadounidense Doris Day, quien en 1957 la cantó como una balada y fue todo un suceso en las listas de popularidad. Otra versión destacada en los 50’s fue la de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong.
En 1959 Michelle Phillips de 15 años y su familia se fueron a vivir a México, y ahí su papá entabló amistad con Fabian Andre, dueño de la parte musical de la canción, y desde ese entonces Michelle empezó a escucharla interpretada por su propio autor. Luego ella misma comenzó a tocarla en guitarra en varias ocaciones, y cuando pasó a integrar el grupo de “The Mamas and the Papas”, la banda la interpretaba en su ensayos y alguna tertulia, sin embargo no la habían llegado a grabar por falta de tiempo y su propio material destacado.
Pero en 1967, cuando se encontraban preparando su nuevo disco en casa de John y Michelle Phillips, el grupo decidió grabar una versión de “Dream a little dream of me”, y la primera en apuntarse con el protagonismo vocal fue “Mama Cass Elliot”, quien se sentía muy segura con esta canción y además la manejaba de manera espectacular a la hora de transmitir su sentimiento.
En una entrevista para la revista Melody Maker, horas después de grabar esta canción en 1967, Cass Elliot dijo: “Traté de cantarla como si estuviera en el año de 1943, como si alguien hubiese entrado al estudio y me dijera «mira, te traje una nueva canción». La canté como si fuera la primera vez”.
Esta versión es la más famosa y fue todo un éxito, llegando a la casilla #12 en Billboard, #11 en el Reino Unido y #1 en Australia.
Meses después Mama Cass la volvería a grabar para su álbum como solista, y fue uno de sus temas más destacados en sus presentaciones hasta su muerte en 1974.
Tierna, linda y hasta cursi es esa emoción de querer estar al lado de una persona especial, y la angustia que sentimos cuando esa persona se encuentra lejos. Así de simple muchas veces es el amor. 
Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

¿Qué es tener éxito?

Por: Lra Murillo

Son las 11: 53 pm y redactar algo personal es una de las cosas más difíciles que me ha tocado hacer, más difícil que meter un tubo endotraqueal por la boca de un paciente y guiarlo hasta la laringe, entre las cuerdas vocales, llevándolo a los pulmones para que pueda respirar; más difícil que rechazar diplomáticamente los coqueteos de un médico importante para el laboratorio donde trabajaba durante una de mis visitas médicas; o incluso más difícil que mi entrevista para el puesto de Gerente de País donde se puso a prueba mi ética y mi carácter (Anoto: obtuve el cargo y llegué a ser la gerente más joven de una de las casas farmacéuticas en mi país).

Creo que mi vida me ha puesto a prueba en múltiples ocasiones y he alcanzado el éxito, pero ¿por qué digo que he alcanzado el éxito? ¿A qué le llamo yo éxito?

¿Será que el éxito fueron los ascensos laborales donde era mayor el exceso de trabajo que el incremento salarial, o donde el cansancio atroz y la falta de tiempo se equilibraban con la enorme experiencia y el aprendizaje que adquirí?

¿Será que el éxito era tener un puesto importante en la compañía en que trabajaba, y poder jactarme de ese puesto?

¿Será que el éxito era ganar más dinero y prestigio que mis colegas?

¿O será que el éxito es tener un conjunto de cosas y tiempo para disfrutarlas, o sea tiempo para vivir?smiley-1041796_960_720

Sí eso es, tengo éxito en mi vida porque tengo tiempo para vivir, a mis 33 años empecé a vivir mi vida de verdad, a disfrutar de la brisa en mi cara cuando voy conduciendo por las mañanas, a disfrutar del paisaje  alrededor de mi ciudad (como el que miraba en las tardes cuando bajaba por la carretera a Masaya o la carretera a León de mi linda Patria); a disfrutar viendo a mi hijo jugar en el parque y escucharlo reír a carcajadas, verlo feliz porque tengo tiempo para él; a disfrutar una tasa de chocolate por la tarde acompañada por la sabiduría de los años encarnada en una gran mujer; a disfrutar cada minuto de mi trabajo, y a disfrutar del amor y la paz que solo hasta ahora logré encontrar.

Si, tiempo, tengo tiempo para ser feliz.

Hoy les puedo decir que en mi opinión personal el éxito no es el carro último modelo que tengas, la casa nueva que compraste en un condominio exclusivo, el puesto más alto en tu empresa, el incremento de salario, salir posando en las fotos que públicas en Facebook con gente importante en lugares extravagantes, o viajando de país en país.

El éxito se alcanza cuando tienes un conjunto de cosas en tu vida y a las personas importantes para disfrutarlas; es tener un hogar, una familia, un trabajo digno y el tiempo suficiente para disfrutarlo todo.

Es sentirse pleno y desarrollado emocional, laboral, psicológica y espiritualmente.

A ti que buscas alcanzar el éxito y ser feliz te recomiendo que abras los ojos y busques en tu corazón que es lo que realmente quieres en tu vida.

¿Quieres que tus hijos sean felices? Ellos son más felices una tarde jugando contigo en el parque, que con miles de juguetes y aparatos electrónicos caros que les puedas comprar.

Las cosas materiales no valen nada si no tienes el tiempo para disfrutarlas, y si por conseguirlas sacrificas a tu familia y hasta tu propia salud y tu propia vida.

Por lo tanto hoy les digo que soy exitosa porque soy feliz con lo que tengo, y lo soy porque tengo tiempo para ser feliz.

Lra Murillo

Email: lra.murillo3@gmail.com

El arte como fuente de inspiración

Por: Vanesa Andrea Lucarelli

Existe un motor que nos impulsa a crecer, a relacionarnos con los demás, a centrarnos en nuestros objetivos y alcanzar nuestras metas: la motivación, ese impulso que nos lleva a hacer, a reaccionar, a continuar y llegar a lo que queremos.

Pero muchas veces, la rutina se transforma en el monstruo de la desmotivación, influyendo de forma determinante en nuestras emociones y acciones. Entonces, ¿cómo podríamos presentar batalla a esa desmotivación tan autodestructiva?8744e6627

Podemos pedir consejos a cualquier amigo o a nuestra familia. No obstante, la solución es más sencilla:  para luchar en contra de nuestra enemiga sólo necesitamos usar el arte, dado que puede convertirse en una fuente de inspiración que nos impulse a liberarnos de la rutina, del  aburrimiento y del estrés.

El arte se encuentra lejos de la desmotivación y ello es debido a que se presenta en todo lo que hacemos, en lo que construimos y en lo que somos. El arte en sí puede configurarse en un movimiento como en la danza, en una melodía, en una canción, en un poema, en un cuadro, en una pintura, en todo aquello que podamos contemplar desde nuestros 5 sentidos.

Todo lo artístico libera tensiones ya que produce un efecto catártico, es decir, una sensación de descarga que puede manifestarse en diversas formas. El arte tiene la capacidad de disminuir los dolores del alma y fortalecer a la persona.

Nosotros mismos debemos encontrar aquella melodía, aquel poema, aquella expresión que sea capaz de transformarnos. ¿O acaso una simple frase no puede dar a conocer lo que sentimos? ¿O unas palmas convertirse en un aplauso motivador?  ¿ O bien determinados movimientos en una coreografía?

No hace falta tener un escenario con grandes luces y actores con marcada trayectoria para la producción de una gran obra… Nosotros somos los protagonistas, las luces son nuestras ideas, nuestros sentidos, los demás actores son nuestros compañeros y el escenario…el escenario es nuestra vida, con cada escena plasmada en el día a día.

¡Inspírate, tú ya eres expresión del arte!

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

Sétimo arte para emprendedores – Necesitamos inspiración

3658348920_16078d1d4f_o Por: Fabrizzio Ponce

En el 2009 se estrenó la película Invictus, dirigida por Clint Eastwood y cuya trama se desarrolla en medio de la Sudáfrica que daba sus primeros pasos hacia la unidad luego de décadas viviendo bajo el régimen segregacionista de apartheid. En ese contexto, el presidente Nelson Mandela y Francois Pienaar, capitán de la selección de rugby del país, se reúnen a conversar.

Su reunión nos ofrece una conversación amena de donde extraemos un par de joyas que nos deben servir de motivación en nuestro camino emprendedor:

“¿Cómo nos inspiramos nosotros mismos a la grandeza cuando nadie más lo hará? (…) Usamos el trabajo de otro”

Nuestro deseo de libertad económica, de tiempo para nuestra familia, de desarrollo para nuestra comunidad en ocasiones se verá disminuido, con ganas de rendirse. Es lo normal. Nadie está nunca al 100%. Las máquinas necesitan mantenimiento y descanso, los deportistas incluyen un dia de descanso en sus rutinas, nuestro organismo nos pide una pausa cuando ya no puede más –o la toma y nos lleva a la cama con una enfermedad.

En esos momentos tendremos que buscar inspiración. El presidente Mandela contaba de una canción y un poema que le eran de ayuda para mantenerse de pie cuando se sentía flaquear. ¿Qué te inspira a vos? Personalmente me encantan las frases de motivación y hasta tengo mis favoritas. Es una obligación que tengamos un elemento que nos inspire.

“Necesitamos inspiración, Francois (…) porque para construir nuestra nación debemos exceder nuestras propias expectativas”

La tarea para superar el desánimo no se termina encontrando una inspiración. Encontrarla es de vital importancia, como hemos visto a este momento, pero continúa con el trabajo diario para exceder nuestras propias expectativas. Esa es una frase desafiante. Eso quiere decir que si me creía capaz de dar un 100% hoy, muy probablemente esté en capacidad de dar más. Aunque sea un 1% más, pero ese 1% nos ayudará a cumplir con el objetivo y sin ese 1%, demoraremos más en lograrlo.

En la película, que es basada en hechos reales, podemos ver cómo esa reunión motiva al capitán Pienaar y logran un objetivo que nadie imaginó que alcanzarían. La inspiración muchas veces llega sola, pero en las otras ocasiones somos nosotros quienes debemos ir en busca de ella.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Twitter: @fabrizzioponce

Palabra de la semana: Inspiración

lamp-432247_640

Causada por un evento externo, la inspiración puede ser el punto de inicio de muchas cosas buenas. Una de sus muchas definiciones habla de impulso, de un estímulo creador.

Puede ser el resultado de la larga meditación en un tema específico. También de un suceso aislado que trajo luz sobre una situación particular. Hay una amplia gama de eventos que pueden ser fuente de inspiración.

A partir de ahí, podemos decidir. ¿Damos rienda suelta a nuestra creatividad y diseñamos un plan de acción, o dejamos escapar el momento y nos refugiamos en los pretextos que nos tienen donde estamos actualmente?  

Como siempre, la respuesta está en nuestras decisiones. Si esta semana te encontrás con algún evento o persona inspiradora, no te permitás seguir siendo el mismo.

 

El equipo de La Nueva Ruta del Empleo Centroamérica.

Claves de las relaciones exitosas: sea alguien inspirador

Team_Hoyt_in_Welleslley

 

En un viaje a la ciudad de Boston, al noreste de los Estados Unidos, tuve la oportunidad de visitar un cementerio. Si, lo sé, no es de los sitios que usualmente se visitan en un viaje de recreación. Pero este cementerio es diferente. Se trata de Copp’s Hill Burying Ground, el segundo más antiguo de la ciudad y que fue establecido en 1659. La razón de pasar por allí es porque forma parte de una ruta turística en la ciudad que se puede hacer caminando y que pasa por varios edificios y lugares de importancia histórica.

En el cementerio descansan los restos mortales de varios ciudadanos ilustres que tuvo la ciudad. El recuerdo que tenemos de ellos es el legado que le dejaron a su ciudad y a su país. De la misma forma, todos los edificios y lugares que visité en esa ocasión tienen un legado que, por su importancia, hacen que sean dignos de recordarse.

Hoy compartiremos sobre la última de las claves para tener relaciones exitosas: ser personas inspiradoras. En Copp’s Hill Burying Ground había muchas lápidas en las tumbas que solo contenían un nombre, hasta recuerdo haber visto algunas sin nombre o en mal estado. El frío otoño de esa ocasión y las hojas caídas de los árboles que estaban en el suelo tampoco ayudaban precisamente a tener una imagen bonita del lugar. Sin embargo, cada una de esas personas dejó un legado, más allá de lo que este turista ocasional pudo haber pensado. ¿Cuál fue la diferencia de aquellos cuyo legado si se recuerda y el de los anónimos?

Personalmente creo que la razón se debe a que, sin saberlo, eran líderes transformacionales. Lideraban su propia vida de forma que no solo alcanzaban sus objetivos sino que además, inspiraban a otros a hacer lo mismo. El término ‘líder transformacional’ fue acuñado hace poco más de treinta años y mi propuesta para definirlo de forma sencilla es que se refiere a aquel líder que hace crecer la confianza y las capacidades de quienes le rodean, en adición, los resultados a nivel productivo y personal van a crecer. No busca resultados sin importar los heridos de guerra que queden tendidos en el camino, por el contrario, logra los resultados con el mínimo de bajas.

Soy un creyente fervoroso de que podemos aplicar valores y competencias de liderazgo a nuestra vida fuera del ámbito laboral, por lo que podemos ser agentes y líderes transformacionales en cualquier ámbito de nuestra vida. ¿Cómo lograrlo? Podemos empezar examinando nuestras actitudes y acciones en estas tres áreas. La lista no es exhaustiva, es sólo una guía de inicio:

  • Comprometido: Debemos ser personas que asuman compromisos. Pero, ojo, no se trata de decirle que ‘si’ a todo. Se trata de asumir los compromisos con los cuales podremos bregar, y una vez asumido el compromiso, ir con determinación hacia adelante, a cumplirlos de forma responsable. Eso no implica que las cosas vayan a salir siempre como esperamos. Se dice que Heráclito fue el primero en advertir públicamente que ‘lo único constante en la vida es el cambio’. Por lo tanto, ser resilientes es de gran ayuda cuando las cosas no vayan como lo planeamos.

 

  • Integro: Hacer lo correcto aún cuando nadie nos está viendo. Esa congruencia de vida y de acción quizá no haga que seamos los más populares, pero a largo plazo, las personas íntegras serán las que destaquen por ser dignas de confianza y con ello, vendrán relaciones más significativas y buenas oportunidades.

 

  • Sana autoestima: La persona o líder transformacional no se ve por encima ni por debajo de nadie. Es uno más del grupo, del equipo. No hay una silla preferente, no espera que se le lleve el vaso con agua (y menos enojarse si no lo han llevado) y en las buenas y en las malas siempre habla en términos inclusivos: ‘nosotros’, ‘nuestro’, ‘somos’. Es capaz de hacer sentir en confianza a la gente, desde la más sencilla hasta la de mayor jerarquía. Y, por supuesto, todos crecieron un poco luego de estar un tiempo con él.

John Naisbitt, economista y futurista contemporáneo, comentó en cierta ocasión que los más grandes avances que veamos en este siglo no vendrán por los alcances y el desarrollo tecnológico, sino por una mayor amplitud en el significado de ‘ser humano’. No es el legado de los bellos edificios de Boston, es el legado de la gente que estuvo allí y marcó una diferencia. De la misma forma, nosotros podemos dejar un legado inspirador en quienes nos rodean, en lugar de llegar a ser una lápida gris en un cementerio antiguo de la vida.

Por: Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com