La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica tuvimos la visita de Allan Madriz, capacitador y coach de la empresa Aprende y Lidera, con quien conversamos sobre el liderazgo transformacional.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite en vivo los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión en diferido por Canal 19.

Hábitos para crecer: Invertí en tu desarrollo personal y profesional

sapling-154734_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Iniciamos hoy una serie de artículos con hábitos para crecer como personas. 

Debemos tener presente que somos seres integrales. No podemos desligar el yo profesional con el yo familiar, o el que sale a comer con sus amigos, o el que lee un cuento con sus hijos por la noche. Hay quienes han intentado hacer esa ‘separación’ teniendo como resultado un total desastre de vida.

¿Cómo se hace, entonces? Iniciemos hablando de la mejor inversión que podemos hacer: la inversión en nuestro desarrollo personal y profesional.

Mucho se ha escrito del tema, y enhorabuena que sea así. Ojalá tengamos más y más personas escribiendo sobre esto, contando experiencias e inyectando positivismo y cosas buenas en momentos donde la facilidad de interconectarnos con el mundo es tal que podemos ver en vivo sucesos al otro lado del mundo. Esto  nos trae muchas cosas buenas, pero también otras no tan buenas. Nos enteramos de tragedias, desgracias e injusticias que, poco a poco, nos van robando la fe en la humanidad.

Eso nos plantea una pregunta legendaria y siempre acertada: ¿de qué me estoy alimentando intelectual y emocionalmente? ¿De noticias de chismes, de injusticias, de superficialidades, o de contenidos formativos?  Es necesario recordar en este punto que lo único constante en la vida es el cambio, y en cuando más pronto estemos preparados para afrontarlo, mejor lo llevaremos.

Sea cual sea la meta que tenés en la vida, hay que prepararse para lograrla. Incluso si solo tenés planteado estar en el mismo lugar (puede que llegue alguien que lo haga mejor que vos y te desplace). Elementos como alimentarse bien, mantenerte actualizado en tu profesión u oficio, aprender algo nuevo todos los días, empezar una rutina de ejercicio físico, dedicar tiempo a la espiritualidad, emprender proyectos nuevos, leer más, aprovechar mejor el tiempo con tu familia, etc., son un pasaporte seguro al éxito y al crecimiento. Te ayudarán llevándote a otro nivel, te llenarán de energía y, muy probablemente, te desafiarán a dar lo mejor y buscar más.

No lo pensés dos veces: invertí en tu desarrollo personal y profesional, y empezá a crecer hoy mismo.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Una vida sin liderazgo – Adiós al éxito

business-graph-failure

Por: Fabrizzio Ponce

Desorganización. Nadie toma decisiones. Cada quien hace lo que les parece ser lo mejor. Eso conduce a conflictos. Luego baja la moral. Y la productividad cae.

Esa parece ser la ruta al desastre. O, como lo hemos descrito en los últimos artículos de esta serie particular, los resultados de una vida sin liderazgo. Con acciones como esas, el adiós al éxito está garantizado.

Sin embargo, es curioso cómo pese a tener tanta información disponible, y según algunos comentarios de investigadores, ser la generación con mayor acceso a ella en la historia, hoy en día siguen existiendo mandos y personas que gestionan el talento humano al mejor estilo del siglo XIX (es una frase de invención propia).

Es muy difícil lograr encontrar un logro destacado sin que medie algún liderazgo. Claro, estamos de acuerdo en que los logros son producto del esfuerzo de dos o más personas que se ponen de acuerdo y deciden luchar y trabajar hasta alcanzar un objetivo común. Esto lo podemos ver en matrimonios, empresas, barrios, hasta en la naturaleza. Sin embargo, siempre existirá un cabecilla, alguien que dirigió los esfuerzos, que motivó. En toda manada siempre hay un líder.

Es por esa razón que se antoja de vital importancia mejorar las habilidades de liderazgo, nuestras y las de nuestra organización. El entorno actual, donde conviven juntas varias generaciones, donde hemos sufrido el desencanto por un liderazgo obsoleto y corrupto, donde la presión y la exigencia por los resultados son abrumadores y propician un estrés diario que nos llevan al límite, más que nunca necesitamos mejores líderes.

Si la vida te llevo a ser líder, no podés conformarte con solo cumplir. Necesitamos aprender a dar más yendo un paso adelante, a guiar y a desarrollar más líderes. Eso es lo que han hecho los grandes líderes a lo largo de la historia, y es lo que necesitamos de los actuales.

Empecemos hoy mismo a ser mejores líderes.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Para crecer y desarrollarnos

6174358628_05d33d6567_b

Por: César A. Taborda Agudelo

En un mundo de afanes, metas, descontentos y sobre todo múltiples ocupaciones que generan en nosotros en demasía, incertidumbre, inestabilidad y decepción tanto emocional como profesional, es fundamental detenernos unos minutos de cada uno de nuestros días para pensar en nosotros mismos y de manera clara en nuestro entorno.

Vivimos en una sociedad volcada en el consumismo, donde la era del conocimiento nos lleva a conocer todo tipo de información que a la postre genera necesidades frecuentes para llevarnos a consumir: viajes, metas, responsabilidades, negocios y un sinfín de situaciones que nos llevan a hacernos los de la vista gorda y de paso, despreocuparnos por nuestras necesidades internas y no corporales.

Todo lo anterior va directamente relacionado con la única razón que me llevó a escribir este artículo, y es que debemos hacer cambios voluntarios con la finalidad de reprogramarnos para así, permitirnos crecer y desarrollarnos, y no sólo a nivel profesional, sino también personal, familiar y todo lo que tenga que ver con nuestro entorno.

Todo en absoluto depende únicamente de nosotros, y no me refiero a decisiones empresariales o cosas directamente relacionadas con el azar, simplemente hablo de lo que somos como seres humanos y lo que aportamos a los demás.

Cuando nos hacemos cargo de nuestras decisiones y situaciones, comprendemos que nadie más afecta nuestras vivencias, esto debido a que nadie puede generar acciones sin nosotros antes haberlas creado, llámese energéticamente o de pensamiento.

Lo anterior lo digo, porque nosotros somos únicamente lo que leemos, escuchamos, aprendemos e inevitable y fundamental, el cómo interpretamos nuestras relaciones a diario. Es aquí donde hace parte fundamental el desarrollo de nuestra conciencia, el nivel de desarrollo de esta nos podrá ubicar un escalón arriba o un escalón abajo, todo simplemente dependerá de en qué porcentaje estamos despiertos, como nos damos cuenta de lo que realmente importa y finalmente, si en realidad vivimos en el aquí y el ahora. Estos tres pasos nos permitirán entender a profundidad lo que somos y lo que podremos llegar a ser.

Siendo así, lo único que puedo decir y de acuerdo a lo anterior, es que hay que atreverse a pensar, evitar que los medios de comunicación por lo que nos venden, obliguen a tomar decisiones por su impacto en nuestra mente, siendo distracciones constantes y evitando desarrollar la capacidad de captar por nosotros mismos para analizar el entorno y lo que genera en nuestra vida diaria.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Radio en Costa Rica terminamos la serie de tres programas con lo mejor del 2016. Tuvimos extractos de entrevistas con algunos de los invitados especiales que nos acompañaron: Helga Alvarado, Sandra Garbanzo, Rodrigo Gómez, Erick Guillén y Eduard Muller.

Nuestro programa es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite todos los jueves a las 5:00 pm hora de Centroamérica a través de Radio Costa Rica 930 AM y por internet en radiocr.net con posterior transmisión en diferido por Canal 19.

Una vida sin liderazgo – Baja productividad

Por: Fabrizzio Ponce

Una motivación escasa y un compromiso débil en las organizaciones llevan necesariamente a una baja en la productividad.  Es una situación complicada, pero tiene muchos potenciadores. La pregunta del millón respectiva es: ¿qué hacer?

Situaciones de ese tipo necesariamente nacen de errores a nivel jerárquico: pobres políticas de gestión, una mala cultura organizacional, poca comunicación, problemas financieros, etc. En ambientes así es difícil trabajar, no hay trabajo en equipo, el compromiso hacia la organización es casi inexistente y, muy probablemente, la rotación de personal es muy alta, con los costos que ello trae. Y si hablamos de productividad, la situación no mejora. Y todo eso se nota desde afuera: clientes, proveedores, la competencia…arrow-35249_960_720

Un buen liderazgo puede poner remedio a ese mal. En momentos donde los jefes y supervisores imponen reglas, directrices y hasta sacan los látigos, los líderes inspiran desde donde están. No se trata de vestir bien o tener frases bonitas para regalar. Se trata de arremangarse la camisa, trabajar, dar ejemplo, empoderar. En síntesis: inspirar e influir.

El cambio es posible. Pero para ello, se requiere de:

Visión: hay que saber dónde estamos y a dónde queremos ir como organización. También hay que visualizar el camino a recorrer y los obstáculos que encontraremos.

Compromiso: los seres humanos somos reticentes al cambio. Siempre habrá una objeción, siempre habrá un ‘pero’, siempre habrá un dejo de nostalgia por cómo se hacían las cosas antes. Si nosotros como líderes no somos los primeros en comprometernos con la causa, el naufragio será inevitable.

Creatividad: si todas las personas nos motiváramos e inspiráramos de la misma forma, no haría falta liderazgo. Pero el ambiente y las circunstancias van cambiando,  así que debemos tomar eso en consideración junto con el hecho de que cada persona es diferente. El liderazgo aporta creatividad, ideas y, al final del camino, la solución.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Motivación rutera – “Philosopher”

“Philosopher” (Filósofo) es una canción del dúo inglés “Yellowstone & Voice”, integrado por el cantante Peter Papini (Yellowstone) y Steve Voice. Fue incluida en su álbum “The Flying Dutchman” (El Holandés Errante o volador), publicado en 1972, siendo este tema su mayor éxito.

La canción fue compuesta por Papini y Jane Schwartz (quien podría decirse era casi la tercera integrante del grupo).

Pese a su título, este tema no habla de un filósofo propiamente dicho, sino más bien de un líder político, espiritual o religioso, al que en realidad se le cuestiona.

Se supone entonces de que trata de un sabio o líder que por su conocimiento puede decir o indicarle a los demás lo que deben de hacer, el camino que deben de seguir o el mundo en el que deben de vivir.

Pero es un ejemplo de lo que antes se denominaba “música con mensaje” o “música protesta”, derivada de la música folk norteamericana y de composiciones como las de Bob Dylan de mediados de los 60’s.

¿Y por qué aunque suena como algo muy bonito o religioso es un tema protesta?

Al inicio de la canción pone a este “filósofo” como una figura venerable, respetada y hasta reconocida por la sociedad, pues merece hasta estatuas en los parques, estatuas que los niños (personas inocentes) buscan. Es un personaje que sirve de símbolo o de algo ideal, y que puede señalar a los otros el camino a seguir. Pero inmediatamente los hace ver como ciegos en la obscuridad, y cuestiona al filósofo sobre si él mismo sabe a dónde va.

Después habla de unos viajeros (errantes) que se detienen para observarlo, dejando a un lado sus ocupaciones, responsabilidades y cargas, e incluso sus fracasos y pérdidas, porque creen que esa persona es distinta a ellos. Pero resulta que el filósofo parece no darse cuenta de la gente que lo sigue, que cae y desfallece por él. En general se olvida de las condiciones que lo rodean y de la verdadera condición humana, así como los efectos que puede tener lo que enseña o predica.

Y es que la canción fue hecha en la época “post-hippie”, cuando el sueño sesentero del “verano del amor”, el pacifismo y la contracultura ya habían terminado; época en la que un gurú hindú había embaucado hasta a los Beatles, en la que los seguidores de Charles Manson habían cometido sus asesinatos; época en la que se criticaba fuertemente la utopía Marxista, y estaba la guerra de Vietnam y el escándalo de Watergate en la palestra.

Hoy la pregunta que nos deberíamos de hacer es ¿a qué “filósofo” estamos nosotros siguiendo actualmente?, y si en estos días estamos celebrando “la Navidad”, ¿qué es realmente lo que nosotros estamos celebrando?, ¿A quién de verdad es al que hay seguir y cómo?

 FELICES FIESTAS PARA USTEDES Y SUS FAMILIAS.

VIDEO CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL: https://www.youtube.com/watch?v=ay7YfeViJx4

hqdefault

Foto: Youtube.com

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Las claves del liderazgo, según Nelson Mandela

9215883633_9c5008e1ed_b

Ayer cayó en mis manos las 8 reglas del liderazgo según Nelson Mandela, que fueron recopiladas por Richard Stengel, ex director de la revista Time y me gustaría compartirlas con vosotros.

Las 8 reglas del liderazgo según Mandela eran conocidas por “Las Reglas de Madiba”:

  1. El coraje no es la ausencia de miedo – es inspirar a otros para sobreponerse a él. (Pasó miedo pero disimuló no tenerlo, para que los otros no lo tuvieran).
  2. Lidera desde la línea delantera – pero no deja tu base atrás. (Cuando, siendo prisionero, negoció con el gobierno, tuvo que persuadir a sus seguidores para mantener su confianza).
  3. Lidera desde atrás – y deja creer a otros que están en primera línea. (Usó la imagen del pastor que va detrás de las ovejas).
  4. Conoce a tu enemigo – y aprende sobre su deporte favorito. (Estudió la lengua “africana” de los boers, para poder hablar con ellos sobre sus deportes favoritos).
  5. Mantiene a tus amigos cerca – y a tus rivales todavía más. (Invitó a comer a su casa a sus contrarios).
  6. Las apariencias tienen importancia – y acuérdate de sonreír. (Su arma fue su sonrisa, más que su palabra).
  7. Nada es negro o blanco.
  8. Renunciar también es liderar. (Reconocer y corregir sus fallos es un signo de madurez).

¿Qué os parecen sus reglas? ¿Añadiríais o quitaríais alguna?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Una vida sin liderazgo – Moral baja

melancholy-689453_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Siempre me ha llamado la atención la vida de Alejandro Magno. En sus casi treinta y tres años de vida logró conquistar gran parte del mundo conocido en ese entonces –y seguramente hasta sitios que ni él imaginó que existían. También alguna vez he especulado con lo que hubiera logrado si no hubiera fallecido tan joven. ¿Hasta dónde habría llegado?

Esto lo menciono porque, a pesar de sus grandes conquistas, una vez que falleció, todo el vasto imperio conquistado terminó diluyéndose en medio de confusiones, intrigas y disputas. Al no estar el líder, la moral –la fe en el líder de la cima, como dice John Maxwell- se cae. Y eso, se trae abajo todo lo demás.

Traigamos esto a un plano más personal: a nuestra organización, a nuestros barrios, a nuestra familia. Al no haber liderazgo, no hay una figura que influya, que modele, que acompañe y guíe. En mi comunidad actualmente sucede: la dirigencia política no se pone de acuerdo, hay discusiones, enredos y se han perdido muchas oportunidades y beneficios.

Un líder debe influir ánimo, fuerza, levantar y empoderar a su equipo de trabajo, de forma que la motivación crezca día a día. Cuando eso suceda, tendremos resultados satisfactorios y el círculo de bienestar e inspiración crecerá.

Como líderes, uno de los retos es mantenernos influyendo, que nuestra gente siempre nos vea mano a mano con ellos. Es parte de la receta del éxito de nuestro liderazgo.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Inteligencia emocional y liderazgo

heart-1745300_960_720

En las dos últimas décadas hemos comenzado a entender a nuestro cerebro como un órgano emocionalmente inteligente y, que la inteligencia no es algo inmutable. La base de nuestros pensamientos son las emociones y, sin estas emociones no estamos totalmente educados y por lo tanto, no seríamos tan inteligentes.

Esta nueva forma de ver y sentir la inteligencia no es una moda, es una nueva forma de entenderla y, ha venido a quedarse, porque somos seres emocionales.

Siempre nos han enseñado a reprimir nuestras emociones, a mas duros pareciéramos hacia el exterior, más protegidos nos ha hacia sentir nuestro entorno. Las emociones no son un lujo biológico, no son esas cosas que puedo reprimir siempre. Podemos hacer mucho con esas emociones universales y que la frase “Yo soy como soy”, puede cambiar.

En la sociedad al igual que en las organizaciones, en cualquier ámbito donde esté inmerso el individuo, es de gran relevancia la función que ejerce el liderazgo en las relaciones.

El liderazgo es esa habilidad personal que a través de la inteligencia emocional proporciona grandes herramientas relacionadas con capacidades emocionales como el autoconocimiento, la autorregulación, la motivación, que permiten crear ambientes armónicos orientados hacia el logro.

El ejercicio del liderazgo implica empatía, es decir, gestionar las emociones propias como las ajenas, a través del uso de la inteligencia emocional. Esta manera de proceder genera cambios en las organizaciones que permiten plantear quejas como críticas útiles, crear una atmósfera de colaboración entre los seguidores, trabajar eficazmente en equipo, enfrentar retos, adaptarse a los cambios, etc.

La empatía consiste en un sentimiento de corresponsabilidad, es decir, ser empático implica que me resulta muy difícil hacerte daño, porque si te hago daño, tú me contagias tu dolor.

La capacidad de relacionarse con las personas a través de la preocupación hacia ellas, colaboración, ayuda, desarrollo del consenso, redes de comunicación, a través de esta variable que adquiere mayor relevancia para las organizaciones: la inteligencia emocional. Esta influye en la toma de decisiones, relaciones de confianza, trabajo en equipo, lealtad, creatividad, innovación, comunicación y en la forma de liderazgo.

En consecuencia, el liderazgo definido como proceso que implica influir en los demás y la capacidad para tomar decisiones en el momento oportuno, se plantea también como una habilidad que se desarrolla en la medida en que el individuo cultiva la autoconfianza, el autocontrol y la perseverancia.

Desde esta perspectiva, de acuerdo con los planteamientos de Goleman, la inteligencia emocional contribuye con el éxito del líder, ya que a través de las habilidades personales y sociales, los líderes pueden despertar en los seguidores entusiasmo y movilizarlos a donde se desee, encausando las emociones de cada uno de los individuos, de tal forma que el funcionamiento del grupo alcance cuotas elevadas de integración.

El término Inteligencia Emocional es definido por Goleman (1999) como “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones” (p. 385) La habilidad emocional es muy importante en el liderazgo, ya que nuestras aptitudes personales y sociales constituyen la mayor parte de los ingredientes que llevan a la excelencia laboral y muy especialmente, al liderazgo.

Podemos tener un impacto sobre los demás si sabemos gestionar nuestras emociones.

Me gustaría saber que opinas de esta afirmación y, para ello tienes mi consultorio abierto.

Espero vuestras opiniones, reflexiones y comentarios.

Lidera tu Inteligencia Emocional.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo