Sabores en la ciudad

Los comedores en la ciudad de Tokio son lugares muy comunes Shokudo de las personas comen diferentes tipo de Ramen. Fotografía Roy Jiménez, 2013.

Los Shokudo son comedores urbanos en Tokio que ofrecen gran variedad de comidas a los comensales. Fotografía Roy Jiménez C. 2013

Por: Arq. Roy Allan Jiménez C.

Antes que nada, deseo aclarar que no conozco mucho de gastronomía o nutrición. Sin embargo, esto no me inhibe de resaltar la importancia natural de la comida y la cocina local en las dinámicas urbanas.

La vida urbana esta compuesta por todas aquellas actividades que requieren un contacto directo con el espacio público y la ciudad en general. La degustación de alimentos y la cocina propia de cada ciudad es una experiencia única, natural, que promueve la interacción y genera gran una satisfacción.

No es concebible una visita a Madrid sin probar la “Tortilla de Patata” o unos “Huevos Rotos”. La experiencia de sentarse en un terraza en medio de la ciudad a disfrutar de una buena tapa es parte integral de la vida en España. Por otra parte, pisar Quito y no probar la Umita es un pecado capital que equivaldría a no haber conocido el centro histórico. ¿Quién puede imaginarse una visita a Bogotá sin degustar de una deliciosa arepa rellena o un viaje a Tokio sin probar los famosos fideos que sirven en los pequeños comedores urbanos llamados “Shokudo”?

Pinchos

La gastronomía en España es altamente reconocida. Es imposible visitar San Sebastián sin degustar unos deliciosos pinchos en el casco histórico de la ciudad. Fotografía Roy Jiménez. 2016.

 

La gastronomía local es parte integral de la ciudad. Tanto como las calles, los edificios, el ayuntamiento o las personas que la recorren. La cocina es uno de los primeros encuentros cercanos del visitante con la cultura local y su gente. Un comensal feliz es un turista realizado, un ciudadano satisfecho y un habitante urbano recurrente.

El desayunoes el momento ideal para degustar de la famosa "Umita"en Quito. Fotografia Roy Jiménez 2013.

Desayunar Umita es una experiencia única en Quito. Fotografía Roy Allan Jiménez C. 2013.

 

Muchas ciudades han identificado la importancia de su gastronomía para la vida urbana y se avocan a promover el emprendimiento culinario local. Es importante que las ciudades ofrezcan una  diversa oferta alimenticia a los ciudadanos y sobre todo a los visitantes. Una buena variedad de lugares, ubicaciones y precios  revitalizan la ciudad y promueven la interacción. Esto sin contar que alrededor de una mesa con buena comida y bebida se pasan ratos muy agradables entre propios y extraños.

China

Beijing ofrece una gran variedad de exóticos platillo en sus calles. Fotografía Roy Allan Jiménez. 2014.

 

Los paseos gastronómicos cada vez son más frecuentes en las estrategias turísticas citadinas. Amplios sectores de la ciudad se dedican a la especialización en la oferta de comidas y bebidas locales e internacionales. Este tipo de comercio no solo responde a un turismo netamente urbano, si no que permite establecer cadenas comerciales entre pequeños empresarios, permite el emprendimiento y pone en valor la cultura de cada ciudad. En ese sentido, las ciudades deben controlar la presencia de cadenas internacionales de comidas rápidas. La cocina local ofrece mayor y mejor estimulación al turista en comparación con el mismo sándwich o hamburguesa que se puede comer en todas las ciudades del mundo.

Dicho esto, solo me queda invitarlos para que la próxima vez que caminen la urbe pongan especial atención al almuerzo, dependiendo de la situación, nuestro estómago puede ser el culpable de hacernos repetir los sabores de la ciudad en nuestro paladar.

Roy Allan Jiménez

Email: allan.delalto@gmail.com

Facebook: facebook/urbe@21

La marca ciudad

10500305_906833329339777_7649150517260504406_n

New York. La ciudad que nunca duerme. Fotografía RJC 2015.

Por: Arq. Roy Allan Jiménez C.

Alrededor del mundo, las ciudades buscan posicionarse como destinos atractivos. La mercadotecnia y las ciudades establecieron una relación permanente desde la segunda mitad del siglo pasado.

Algunas estrategias comerciales asociadas a las ciudades han calado en el imaginario global. Nueva York: “La ciudad que nunca duerme”, “Medellín la más educada”, Barcelona: “Nuestra casa, su casa”, “Lo que pasa en las Vegas, se queda en las Vegas”. Estas son solo algunas frases nacidas de campañas publicitarias que hoy en día forman parte de la cultura popular. 

p1070397

Medellín la más educada. Fotografia RJC. 2011.

Una correcta estrategia publicitaria a nivel ciudad provee a los ciudadanos de una “imagen corporativa” que pueden aprovechar en sus emprendimientos. Las ciudades aprovechan sus elementos más característicos para posicionarse como destinos únicos que ofrecen al visitante una experiencia particular. Estas “carnadas publicitarias” pueden variar desde elementos propios del paisaje (Playas, Montañas, Ríos),  figuras públicas de relevancia (escritores, deportistas), organizaciones famosas (Equipos deportivos o culturales) legado histórico (antiguas civilizaciones) hasta mitos y leyendas.

Un ejemplo muy particular de una estrategia en esta línea es la ciudad de Alcalá de Henares en Madrid, España. “Alcalá: Inspiración Cervantina”. La ciudad tiene el gran honor de ser la ciudad natal de Miguel de Cervantes y Saavedra, autor de la obra cumbre de la lengua española: El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Con tan solo 200 mil habitantes, Alcalá de Henares es uno de los ayuntamientos que forman parte del corredor del Río Henares. Alcalá toma como base para gran parte de su oferta turística la vida y obra del conocido escritor. Adicionalmente, la ciudad cuenta con la Universidad de Alcalá y una gran historia producto de sus 2000 años de historia desde que fuera fundada por los romanos. A pesar de todo, el gancho de la ciudad gira entorno a Miguel de Cervantes.

20160607_115744

Alcalá de Henares. Inspiración Cervantina. Fotografía RJC. 2016.

A lo largo del año, el ayuntamiento de la ciudad organiza actividades con el sello de Cervantes: Recorrido por la vida Cervantes, El Mercado Cervantino, El Tren de Cervantes, La Feria del Libro. Todas estas actividades acercan una gran cantidad de visitantes a la ciudad y permiten que muchos negocios saquen partido de esta situación.

Las estrategias de publicidad asociadas a la ciudad permiten potenciar el patrimonio natural y cultural. Al mismo tiempo, proveen a los negocios locales de un valor agregado importante en sus posicionamiento comercial.

Estas estrategias pueden aplicarse en diferentes escalas. A nivel de países son muchos los ejemplos: “Nicaragua tierra de lagos y volcanes” “Colombia, el peligro es que quieras quedarte”, “Ecuador, ama la vida”. No menospreciemos la importancia de la ciudad como atractor de inversión y capitales. Adoptar una de estas estrategias puede ser el mejor pretexto para un buen negocio.

Roy Allan Jiménez

Email: allan.delalto@gmail.com

Facebook: facebook/urbe@21