Motivación Rutera – “Roundabout”

Por: Dany Murillo

“Roundabout” (“La Rotonda”, aunque popularmente se le conoce como “El Carrusel”) es una canción del grupo inglés de rock progresivo “Yes”, incluida en su cuarto álbum llamado “Fragile” de 1971.

Fue escrita por el cantante Jon Anderson y el guitarrista Steve Howe, y originalmente tenía una duración de 8:29 min, pero en 1972 sacaron una versión editada más corta (3:27 min) para la cara A de un sencillo, siendo la más reconocida pues fue la que se difundió por radio en la mayoría de los países.

Existen otras versiones grabadas en vivo y una con arreglos acústicos del 2003.

Anderson dijo que la letra de la canción se inspira en una larga gira en furgoneta desde el norte de Escocia hasta el norte de Inglaterra, que contó con muchas rotondas congestionadas a lo largo de las montañas y el paisaje del lago.

La letra es un reto a la imaginación y puede tener muchas interpretaciones; su mayor mérito está en complementar con la voz la dinámica y la riqueza musical de la pieza.

Y es que a finales de los 60’s, algunos músicos ingleses decidieron que el Rock debería adquirir estatus de Arte, es decir, trascender los temas triviales y los trillados moldes musicales y buscar formas artísticas donde la ejecución virtuosa, la experimentación, la improvisación y un coqueteo con la música clásica, fueran los elementos dominantes. A este nuevo tipo de Rock se le denominó Rock Progresivo.

Esta pieza es una de las más representativas y exitosas de este género musical, llegando a ocupar el lugar #13 en Billboard y #9 en Canadá, y contiene uno de los solos de teclado de quien es considerado por muchos el mejor tecladista de la historia del rock: Rick Wakeman.

«La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión. Que la música sea el alimento del amor». (Kurt Cobain, Nirvana)

VERSIÓN ORIGINAL DEL ÁLBUM FRAGILE:

https://www.youtube.com/watch?v=-Tdu4uKSZ3M

cover_5631419102008

Foto: knowyourmeme.com

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

 

Motivación rutera – “I’m not in love”

Por: Dany Murillo

“I’m not in love” (No estoy enamorado) es una canción del grupo de pop rock inglés “10 CC”, incluida en su tercer álbum de estudio llamado “The Original Soundtrack” de 1975.

Fue escrita por Eric Stewart y Graham Gouldman, e incorporó el respaldo de un gran coro sin palabras, que en realidad eran las voces de los 4 miembros del grupo, que fue cuidadosamente construido a partir de lazos de acordes y pistas múltiples (sistema multitrack), y que requirió de 256 grabaciones vocales para completar las exuberantes armonías detrás de la voz de Eric Stewart.

Este efecto de “zumbido celestial” fue pionero y precursor del género “New Age”, que oiríamos años después con artistas como “Enya” o “Jany”.

Sobre la letra, la idea vino de Stewart diciendo a su esposa: “que si él se guardaba el decir «te amo» una y otra vez, no significaba nada, aunque él la amara“. Pero al final terminó siendo una canción de desamor, donde el cantante por despecho u otra razón niega estar enamorado, pero en el fondo él no puede ocultar su sentimiento real y el dolor que siente.

Las voces susurradas de “Quédese callado, los chicos grandes no lloran” son de Kathy Redfern, secretaria del “Strawberry Studios”, y representan la voz interior del personaje, que le incita a reprimir su sentimiento.

Este tema llegó a ocupar el primer lugar en Canadá, Irlanda y el Reino Unido, y el #2 en Billboard en los EEUU, siendo para el grupo su mayor éxito en listas.

Tener la capacidad de adecuar nuestras emociones en un contexto es positivo, pero reprimir continuamente nuestros sentimientos nos puede conducir a un trastorno psicológico negativo, que tarde o temprano nos traerá consecuencias.

VIDEO CON VERSIÓN ORIGINAL: https://www.youtube.com/watch?v=STugQ0X1NoI&feature=youtu.be

10CC_-_TopPop_1974_4

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – “Hotel California”

Por: Dany Murillo

“Hotel California” es una canción de la banda de country y pop rock “The Eagles”, incluida en su álbum homónimo de 1976.

Fue escrita por Don Felder (la música), Don Henley y Glenn Frey (la letra), y fue lanzada como sencillo en febrero de 1977, a pesar de ser una canción muy larga (casi 6 min y medio) y que para ese entonces las estaciones de radio solo programaban temas de 3 a 3,5 minutos. Además tiene una introducción de unos 30 segundos, y tiene un extenso final con un destacado solo de 2 guitarras (Felder y Joe Walsh) que parecen contestarse una a la otra.

La letra de la canción ha despertado un gran número de interpretaciones entre los fans y los críticos, y entre estas están: 1- que es una canción “satánica” y que hace alusión a un lugar muy parecido al infierno, o a una secta satánica fundada en los 60’s en San Francisco, California; 2- que alude a la estancia de un paciente en un hospital psiquiátrico que quedaba entre Los Ángeles y Santa Bárbara, al cual llamaban precisamente Hotel California; 3- que el Hotel California es una clínica de rehabilitación para drogadictos que se recuperaban de sus adicciones; 4- para otros el significado real de la canción sólo alude al espíritu de exceso y decadencia que caracterizó a los lejanos años 70’s, década donde vivió su época de oro el denominado rock clásico.

El mismo Henley, quien escribió la mayor parte de la letra, negó de plano que la canción aludiera al satanismo, pues según dijo: “en realidad capturaba el espíritu decadente de la época, un tiempo de grandes excesos en este país y en el negocio de la música en particular”.

El guitarrista Glenn Frey, en tanto, especificó que la canción hablaba de la adicción a la cocaína, un metafórico “hotel” del que es imposible escapar una vez que se ha entrado en él: “La canción ‘Hotel California’ habla en contra del exceso de cocaína. Nosotros no siempre hemos hecho las cosas con moderación, pero nos estábamos imaginando cómo te quemas lentamente, en el largo plazo, por el uso de drogas”.

Y con respecto al supuesto “mensaje satánico” que se puede escuchar si el tema se reproduce al revés, el segundo bajista de los Eagles, Timothy B. Schmit, afirmó que: “lo único que pasa si pones el disco al revés es que se va a rayar. No hay nada de eso en ese disco”.

Existe un Hotel California en un lugar llamado “Todos Santos” en Baja California, fundado en los años 50’s, pero Henley ha negado que ese sea el lugar o que ellos hayan estado ahí. La cubierta del álbum corresponde a una fotografía del Beverly Hills Hotel, también conocido como el “Pink Palace”.

La canción llegó a la cima del Hot 100 de Billboard y a los 3 meses fue certificada disco de oro por vender más de un millón de copias, y en el 2009 fue certificada disco de platino por vender más de un millón de copias digitales.

Los Eagles ganaron el Grammy al mejor disco del año en 1978, y la revista Rolling Stones la incluyó entre las mejores 500 canciones de todos los tiempos.

Este tema está también en el Salón de la Fama del Rock como una de “las 500 canciones que formaron el Rock and Roll”.

Las drogas, el alcohol, el sexo desenfrenado, el juego y todos los otros vicios pueden llevarte a un lugar, que inicialmente te hacen parecer que estás en el cielo, pero que luego te conducen a un infierno del cuál es difícil escapar, y si lo logras, siempre te van a dejar cicatrices imposibles de borrar.

VIDEO CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL: https://www.youtube.com/watch?v=BOw42Eg5z-Q 

The_Eagles_in_concert_-_2010_Australia

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – África (Toto)

“Africa” es una canción del grupo de pop-rock de Los Ángeles, California “Toto”, incluida en su exitoso álbum Toto IV, de 1982.
Fue escrita por el tecladista David Paich y el baterista Jeff Porcaro. Paich canta los versos de la canción, y es acompañado por Bobby Kimball y Steve Lukather en los coros. La idea inicial y la letra de la canción vino de David Paich.
Porcaro refiere que la pieza “trata de un chico blanco que está intentando escribir una canción de África, pero ya que nunca ha estado allí, él sólo puede decir lo que ha visto en la televisión o en algún cartel”.
Por otra parte Paich dijo: “A principios de los años 80 vi un documental tarde por la noche en la televisión sobre todo lo terrible de las muertes y el sufrimiento de las personas en África. Esto me conmovió y y me dejó muy consternado, y las imágenes no dejaban mi cabeza. Intenté imaginar cómo me sentiría si estuviera allí y fue así como la hice”. También en otra entrevista dijo: “la canción es sobre el amor de un hombre a un continente: África, en lugar de sólo un romance personal”.
Porcaro se inspiró para la parte musical de unos tambores y la percusión de un grupo que oyó en el pabellón del continente Africano de una Feria Mundial en Nueva York: “Era la primera vez que fui testigo de alguien que tocaba a un tiempo y no se desconcentraba de su tambor. Era como una experiencia religiosa, donde se pone fuerte, y todo el mundo entra en un trance. Me encantaba esa banda de tambores africanos”.
África es la canción más famosa del grupo Toto, y fue #1 en el Top 100 de Billboard y en Canadá, y #3 en el Reino Unido. Además ganó 5 discos de oro y el álbum ganó 6 premios Grammy, incluyendo el de Álbum del año en 1983.
Existen cosas en la vida que nos conmueven y nos sacan de nuestra zona de confort, y nos invitan a movernos para poder hacer de este un mundo mejor. 
VIDEO CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL:


Dany Murillo

Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – La canción de los lunes

Por: Dany Murillo

Siempre he sido un fanático de la música rock viejita en inglés, y quienes me conocen saben que esa es mi locura y mi pasión.  Algunos piensan que soy una especie de enciclopedia del rock y me preguntan cuanta cosa se les ocurre, y yo disfruto que me reten para irme a revolcar con mis libros, revistas, CDs o internet.
Un día oí que sonó en la TV una canción de “Supertramp” de mis favoritas y rápidamente volteé esperando ver el vídeo en la pantalla. Pero no era el vídeo del grupo sino que un anuncio de un refresco muy conocido que decía: “Si hacer algo bueno por un extraño parece una locura, entonces volvámonos locos”. 
Esto me quedó dando vueltas en la cabeza: “música”, “locura”, “hacer algo bueno”… y me agradó la idea.
Mi amiga Suzi acostumbra mandar un pequeño mensaje religioso a sus amigos de whatsapp todas las semanas, y confieso de que esa no es mi nota, pero me encendió el bombillo, y comencé a mandarle una canción todos los lunes a mis contactos. Pero no era sólo mandarles el link de la canción, era escribirles la historia, sus detalles y hasta su trascendencia en las listas de popularidad.
Luego pensé que mis canciones eran en inglés y algunos no manejaban bien ese idioma, por lo que me di a la tarea de buscarles siempre algún vídeo que viniera con subtítulos en español. Después me dije: “cada canción encierra un mensaje“, y agregué una pequeña analogía o moraleja al final. (El “tarantantán” como le digo yo a mi esposa).
Sin pretender dar ningún sermón, descubrí que yo podía mandar todas las semanas un mensaje positivo a todos mis amigos y conocidos.  Y así fue como nació todo hace más de tres años (sin parar), y así fue como algo que creía burdo y sencillo, y que comencé a hacer por hobbie, se fue creciendo y me fue deparando muchas sorpresas,
Como algunas respuestas que me han dado: “nos sacas de la rutina y nos metes en otra onda”, “yo espero cada lunes qué sorpresa nos vas a mandar”, “las tengo coleccionadas todas y un día que creí que se me borraron casi me muero”, “esa canción me la canta mi hijo todos mis cumpleaños o el día de la madre por teléfono, esté donde esté”, “esa es de mis favoritas, y era una de las favoritas de mi hermano que murió hace un mes”, “Yo viví eso, y sé que es muy duro, pero pude salir adelante”, “si se puede, nunca hay que rendirse”, “yo la comparto con mi equipo de trabajo para motivarlos cada semana”, “muy interesante y muy apropiado para lo que estamos viviendo”, etc., etc., etc.
Se me multiplicaron mis contactos de whatsapp, y duro mi rato enviándolas, pues lo hago de uno en uno, y si me responden, yo también les escribo o les mando al menos “una carita feliz”. Y tal vez no es la gran cosa, pero lo hago con amor y cariño, y si sirvió al menos para alegrarle a uno el día, para mí eso es más que suficiente.
Hay personas que me han dicho: “¿por qué no las guardas y publicas un libro?”, y yo les respondo: “para mí esto es solo un regalo que yo quiero hacerles a ustedes”. Probablemente yo ya me volví loco, y aportó un granito de arena con lo que más me gusta, y usted? 
VIDEO DE LA CANCIÓN CON CORO DE NIÑOS:


Dany Murillo

Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – Glycerine (Bush)

Por: Dany Murillo

“Glycerine” (Glicerina) es una canción del grupo inglés post-grunge “Bush”, y fue el cuarto sencillo extraído de su exitoso álbum “Sixteen Stone”, lanzado en 1995.

 Fue escrita por su cantante y guitarrista Gavin Rossdale, y fue inspirada en su ex-novia la modelo Jasmine Lewis, con quien anduvo por 5 años antes de que rompieran por sus apretadas agendas y el escaso tiempo que podían estar juntos.
En una entrevista en la que le preguntaron sobre el por qué del nombre de esta canción, Rossdale afirmó: “El amor es como una bomba, es explosivo”. Así el autor se valió de dicho químico, utilizado en la fabricación de nitroglicerina, para describir aquella relación.
Esta canción es acerca de encontrar de repente un amor tan poderoso, que él no creía que se pudiera tener. Y es tan poderoso que les parece imposible y dudan de seguir adelante. Es así como estando juntos sienten estar como en “campos de fresas” (haciendo alusión a una canción de los Beatles), pero al final descubren que todo se está terminando y él ruega para no dejen que eso pase.
Luego Gavin se casó en el 2002 con la cantante del grupo “No Doubt” -Gwen Stefani- con quien tuvo 3 hijos, y de quién se separó en el 2015.
El vídeo, a pesar de haber tenido poca difusión, ganó múltiples premios, incluyendo un MTV Music Award en 1996. El álbum fue certificado como disco multiplatino, y la canción fue #28 en Billboard, #1 en la lista de Modern Rock, #5 en Australia.
No tenemos que sentarnos a llorar por las oportunidades que hemos perdido, sino que tenemos que centrarnos en aprovechar las oportunidades que ahora se nos puedan presentar. 
VIDEO ORIGINAL CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL:


Dany Murillo

Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – Don’t Speak (No Doubt)

Por: Dany Murillo

“Don’t speak” (No hables) es una canción de la banda californiana de rock alternativo y ska “No Doubt”, y fue el tercer sencillo sacado de su tercer álbum de estudio “Tragic Kingdom” de 1995.

La letra trata sobre el fin de la relación de siete años que existía entre la cantante Gwen Stefani y el bajista y líder del grupo Tony Kanal. Hermosa y triste a partes iguales, describe a la perfección la distancia cada vez mayor que existe entre dos personas que se aman sin que exista remedio alguno que pueda evitar el trágico desenlace. Ella refiere que lo que tenían era real, y que era una lástima que no pudiera durar, y le pide que no se moleste en dar explicaciones porque le duele.

Gwen escribió esta canción junto a su hermano Eric Stefani (antes de que él abandonara la banda), y originalmente era un tema de amor, pero luego de lo sucedido con Kanal, pasó a ser uno de ruptura amorosa.

En el vídeo original se muestran escenas de una sesión de fotos en la que la cantante adquiere un protagonismo individual, dejando de lado al resto de componentes del grupo. Tal circunstancia ocurrió realmente cuando apareció Gwen Stefani sola en la portada de la revista “Spin” tras el lanzamiento del segundo sencillo del álbum “Spiderwebs”, lo cual creó grandes tensiones en la agrupación, pero que finalmente fueron superadas, y más bien sacaron provecho utilizándolo como una de las ideas del vídeo.

No Doubt tardó 10 años y tres álbumes en lograr el éxito, pero con éste su mejor sencillo llegaron al #1 en los EEUU, Australia, Bélgica, Canadá, La Unión Europea, Irlanda, Noruega, Holanda, Nueva Zelanda, El Reino Unido, Suecia, Suiza, Letonia y Filipinas; tuvo 2 nominaciones a los Grammy, incluyendo la de Canción del Año, y ganó 5 discos de oro y 6 discos de platino.

De la adversidad podemos aprender a sacar provecho, pues los contratiempos y las derrotas temporales nos brindan la oportunidad de buscar nuevos caminos para alcanzar nuestras metas.

VIDEO ORIGINAL:


Dany Murillo

Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Motivación rutera – Rapsodia Bohemia (Queen)

Por: Dany Murillo

“Bohemian Rhapsody” (Rapsodia Bohemia) es una canción de la banda de rock británica “Queen”, de su cuarto álbum de estudio “A Night at the Opera” (nombre tomado de una película de los hermanos Marx), y lanzado en 1975.

Fue escrita por su cantante Freddie Mercury y muestra una estructura muy inusual, similar a una rapsodia clásica (pieza musical compuesta por diferentes partes temáticas unidas libremente y sin relación alguna entre ellas) y muy diferente a la música popular de su época.

La canción no posee estribillo y consiste en 6 secciones: una introducción a capela, una balada, un solo de guitarra de Brian May, un segmento operístico, una sección de rock y una coda que retoma el tempo y la tonalidad de la balada introductoria.
La canción estaba toda en la cabeza de Freddie, y se la esbozó a sus compañeros quienes comenzaron a trabajar en ella, y dirigidos por Mercury, y utilizando 4 estudios, en 3 semanas completaron su grabación.

Fue el sencillo más caro del mundo y es una de las grabaciones más elaboradas en toda la historia de la música. Mercury se negó a explicar su composición, diciendo sólo “que trataba sobre relaciones”. Pero el guitarrista Brian May supone que la canción contiene referencias veladas a los problemas personales del cantante. Sostiene que “Freddie era una persona muy compleja: frívolo y gracioso en la superficie, pero a la vez ocultaba inseguridades y problemas de su niñez. Él nunca ha explicado la letra, pero creo que puso mucho de sí mismo en aquella canción.” Brian dijo que la canción se convirtió en el “bebé” de Freddie desde el principio, y su productor Roy Thomas Baker contó que: “Freddie estaba en su apartamento y tuvo una idea para una canción. Él no lo tenía muy trabajado, pero lo básico estaba ahí, y comenzó a tocar el piano y a cantar. Entonces se paró y dijo: `Ahora, queridos, es cuando viene la parte operística´, y yo pensé: `¡Oh, Dios Mío!”

La letra supuestamente trata de un hombre que mató a alguien y, como Fausto, vendió su alma al demonio. La noche antes de su ejecución, llama a Dios en árabe, diciendo “Bismillah” (En el nombre de Alá), y con la ayuda de sus ángeles puede recuperar su alma, que estaba en manos de Belcebú (Satán). También hace referencia a Scaramouche, el Fandango, Galileo Galilei y Fígaro, como personajes que luchan por el alma del muchacho.

Algunos creen que describe a un asesino suicida atrapado por demonios y los sucesos antes de su ejecución, y que está inspirado en el libro “El Extranjero” de Albert Camus.

Pero según diversas interpretaciones, esta canción refleja la bisexualidad de su autor, Mercury, que se preparaba para dejar a su novia Mary Austin y conseguir una pareja masculina.

Algunos interpretan en la canción como el compositor le confiesa a su pareja (Mary) haber matado al “viejo Freddie”, o sea a su imagen heterosexual, enfrentándose con esto al juicio y escarnio público, para poder ser él mismo, o sea al “nuevo Freddie”, haciendo así pública su homosexualidad.

Esta canción fue #1 en el Reino Unido, Irlanda, Nueva Zelanda y Holanda, y #2 en el Top 100 de Billboard. Luego de la muerte por SIDA de Freddie Mercury en 1991, este tema volvió al primer lugar en las listas inglesas. Además está en el libro de Records Guinness como el mejor sencillo británico de todos los tiempos.

Cada quien carga con su propia cruz y nadie está libre de pecado, así que aceptemos que los demás pueden vivir, sentir y pensar diferente a nosotros y practiquemos la tolerancia.

VIDEO ORIGINAL CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL:


Dany Murillo

Email: dr.danilomurillo@hotmail.com