¡No pierdas el norte profesional!

110401-N-HC601-027

Hoy, es uno de esos días en los que me he levantado con un montón de preguntas en la cabeza, pensando en posibles respuestas, en pros y contras. Y es que tomar decisiones no es tarea fácil. Como tampoco aprender a saber decir que no, o que sí, dado el caso. La cuestión es no perder el norte, y eso es justo lo que nos ocurre cuando estamos desorientados… cuando hemos perdido o perdemos de vista el objetivo, o cuando lo tenemos a la vista, pero nos faltan elementos, valor, recursos o herramientas para llegar hasta él. ¿Cuál es tu objetivo?

Algunas cuestiones que pueden ayudarte a reflexionar para definirlo:

  • Crees que te conoces, pero cuando te piden que te resumas en una minibiografía de 5 líneas, empiezas a dudar de ti mismo. ¿Y se puede? Sí se puede y se debe. Pero me temo que nadie antes te había dicho que además de describir en varias líneas tus puestos y funciones en el currículum vitae, también podías incorporar una minibiografía que cuente en pocas y convincentes palabras lo que eres capaz de hacer, y además hacer bien. Tienes que conocerte bien (autoconocimiento), para presentarte al mundo como eres, y me convencerás por tu coherencia, honestidad y profesionalidad. Párate, el tiempo que haga falta y empieza a descifrar los mensajes que te hacen conocerte mejor y aprender de ti mismo y luego busca la forma de contarlo al mundo.

 

  • Empéñate en conseguir “la mejor versión de ti mismo” ¿Qué sabes hacer bien, diferente o mejor que los demás? No vas a tener más remedio que esforzarte mucho, ser perseverante, escucharte y escuchar (activamente). Busca la forma de hacer las cosas de otra manera y sorpréndete a ti mismo haciendo algo nuevo de vez en cuando. Ya sabes, que el talento no es una cuestión de suerte, la suerte es una cuestión de talento.

 

  • Huye de la meta fácil, del todo vale y no quieras trabajar de lo que sea. Primero porque no podrías, segundo porque así no ayudamos a las empresas, a los reclutadores, a las personas a saber identificar en ti al profesional que necesitan. ¿De qué eres profesional? Si no sabemos nosotros a que puestos optar ¿lo va a saber la persona a la que mandas el currículum? Hoy las empresas ,más que nunca, se especializan y encuentro profesiones que nunca antes había visto -“Gerente del pasillo central”- puesto que hace poco se ofertaba a través de internet, con un perfil bien definido y detallado preparado para abordar. Estoy segura de que este Gerente no va a trabajar de lo que sea y que el mercado ofrece puestos de trabajo que aún no sabes que existen.

 

  • Sabes y quieres tomar decisiones ¡pero no lo haces! y esto justo es lo que va a ocurrir a la hora de que definas tú objetivo, te vas a tener que decantar por una profesión o por otra, por un entorno laboral o por otro, por una empresa o por otra, por una país o por otro, por una oferta o por otra, por un salario o por otro. Y te digo más, la decisión que tomes es tuya, puedes preguntar a los demás “qué es lo que debes hacer” y ellos pueden proporcionarte información, apoyo, a darte una perspectiva del asunto que tú no habías contemplado, pero quieras o no, la decisión será tuya, al igual que los resultados que obtengas de ella. ¡Pasa a la acción! y date la oportunidad de acertar o equivocarte, te puedo asegurar que de ambas formas, crecerás.

 

  • En ese camino hacia la definición de tu objetivo te encontrarás con dos tipos de personas: aquellas que te entenderán y apoyarán; y las que dudarán y cuestionarán tu objetivo. ¿Con quién cuentas tú? Rodéate de personas que te animen y motiven, y si mi apuras que te inciten a ser mejor persona. Aquí la confianza en ti mismo, en tu proyecto, es fundamental, empieza por contar contigo. Porque aunque es una cuestión muy personal, a veces, tu decisión influirá en otros aspectos de tu vida. Y ya te adelanto que no va ser fácil, nunca he dicho que lo fuera, por eso, ármate de tus mejores valores, sonrisas y optimismo y de las personas que te lo transmitan.

 

Pero sobre todo, no pierdas el norte, eso es lo que ocurre cuando salimos a la calle, a las empresas, a los portales de empleo, armados hasta los dientes de Currículums sin haber reflexionado antes sobre esta aparente y trivial cuestión. Y puede ser que alguna vez encuentres la oportunidad y que llegada la entrevista tengas que convencer y convencerte de que conseguir ese trabajo formaba parte de tu objetivo, y que estás preparado para mostrar y demostrar quién eres porque ya has pasado por esto antes, de modo que, lo único que tienes que hacer es ser tú mismo.

“Si un hombre no sabe a qué puerto navega, ningún viento es favorable” (Séneca)

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Una vida sin liderazgo – Agendas múltiples

silhouettes-81830_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Cada uno llegó puntual a la reunión. Era importantísima dada la situación en la empresa. Estaban estancados en algunos proyectos, y justamente esa parálisis les había hecho perder algunas oportunidades de negocios. Hombre, no era tan terrible, el problema es que su seguían por el mismo camino entonces si se iba a complicar el futuro.

Primero habló del de finanzas. Su agenda incluía la necesidad de gestionar más recursos para invertir y formarse un colchón que les permitiera afrontar los compromisos del fin de año. Luego habló el de mercadeo, quien hizo énfasis en la necesidad de invertir más en publicidad dada la proximidad del famoso Viernes Negro y la época navideña. El de Recursos Humanos, haciendo alianza con la gente de ventas, no podía faltar con su discurso de más contrataciones.

Discutieron con buenos argumentos alrededor de 2 horas. Al final, luego de reconocer la importancia de sus agendas y la necesidad de hacer algo al respecto, terminaron con un café, unos bocadillos, cada quien salió hacia sus menesteres y listo.

¿Le parece conocido algo de esa historia? No es del todo verídica, pero responde a la realidad de la ausencia del liderazgo, y en este caso particular, el problema de la multiplicación de las agendas.  Todas son importantes y necesarias para la organización, pero al no haber una guía, cada quien se enfocará en trabajar la suya y así, como islas independientes unas de otras, cada agenda absorberá recursos, tiempo, energía para, probablemente, terminar siendo un esfuerzo inútil.

En los últimos años han salido muchas voces que claman por estructuras más planas y horizontales en las organizaciones. La idea es estupenda, pero al momento de aplicarlas empiezan a saltar los problemas. Al final, el tema pasa por redefinir el rol del líder, nunca por su eliminación.

El liderazgo provee luz y guía para el camino, así como una voz unificadora que sobresale sobre todas ofreciendo la influencia necesaria para tomar las mejores decisiones por encima de los intereses particulares de las agendas propias. Con una visión, un plan y una puesta en marcha efectiva, será más sencillo lograr los objetivos de toda la organización.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

 

Oblígate a pensar

idea-48100_960_720

Por: César Taborda A.

Para lograr nuestro máximo desempeño es necesario modificar nuestra forma de pensar, analizar nuestro carácter y determinar nuestras creencias, puesto que estas tres partes definen en gran medida el nivel de nuestros resultados a lo largo de nuestro trayecto, tanto laboral, profesional y personal; aprender a trascender nuestros límites, los cuales son impuestos de manera natural y constante por nuestra propia mente sería ampliamente diferenciador al cabo de tomar decisiones y ser mucho más coherentes en nuestros comportamientos, como bien se explica en el segundo hábito del libro los 7 hábitos de la gente altamente efectiva “Comenzar con el fin en la mente – Todo se crea mental y luego físicamente” .

En muchas ocasiones se nos ha dicho o en el mejor de los casos, hemos comprendido que nuestro comportamiento es el resultado de nuestro estado en todos los niveles, espiritual, personal, familiar, profesional. Y de allí surge el ideal de ser personas exitosas, reconocidas por nuestros logros y diferenciadas por nuestras capacidades.

Pero no sólo se necesita de modificar nuestros pensamientos, pareciera ser un cuento de hadas cuando nos venden la idea de que, al cambiar nuestros pensamientos, por arte de magia, todos nuestros resultados mejorarán; no, no solo se necesita de ello, también es de vital importancia hacer uso de nuestras actitudes y aptitudes, aferrarnos a ello nos ayudará a lograr una adecuada disciplina que a la larga irá dando resultados a medida que vamos avanzando en ese aspecto tan importante y fundamental para mejorar notoriamente nuestro desempeño; es entonces cuando somos obligados por nosotros mismos a pensar, a sacar de sí lo mejor que hay, a explorar todo nuestro potencial y entregarnos en cuerpo y alma a la mejora continua y a los resultados positivos, esto no quiere decir que no se falle, o que no se comentan errores y mucho menos que todo sea perfecto, pero si se puede asegurar que cada experiencia puede ser ampliamente gratificante, llena de aprendizaje y nos llevará a desarrollar aún más todas nuestras fortalezas… bien lo dice Stephen Covey “Las personas, familias, equipos y organizaciones forman su futuro con una visión mental y un propósito a cada proyecto”.

Las limitaciones sólo son ideas nuestras, son miedos infundados por la sociedad y el entorno, que por un amplio trayecto de nuestra vida se han fortalecido a tal punto de dominar a cabalidad nuestras emociones y decisiones, por eso se hace notable entender que la capacidad es la base de todo. Como lo decía Eric Berne: “Saber por qué hacer; saber cómo hacer; saber hacer”, pues la capacidad es conocer la teoría y la práctica de cada procedimiento, dominar los detalles, matices y variaciones, y también saber realizar” (Shinyashiki, 1996).

A medida que damos cada paso, con firmeza y decisión, comenzamos a construir el éxito, siempre teniendo un fin claro en la mente, el cual se solidifica gracias a nuestras capacidades, garantizando siempre la continuidad del éxito en sí mismo.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

 

No dejes de soñar

5371077178_a01d2ea3e2_o (1)

Por: Verny Wilson

El ser humano tiene la capacidad de alcanzar grandes cosas, esto lo vemos desde el inicio de la vida al unirse el espermatozoide con el ovulo, se da el comienzo de la gestación de algo extraordinario: usted y yo.

Con solo la evidencia que existimos, ya tenemos argumentos de que podemos soñar en cosas extraordinarias, ya que fuimos diseñados para aprender y superar los obstáculos que nos presenta la vida.

Hay muchos sucesos que hemos pasado y lo vemos tan natural que perdemos de vista que hemos tenido la capacidad de construir y hacer, mientras que vencemos los obstáculos.

Desde pequeños a una muy temprana edad, aprendimos a caminar, no sin antes experimentar múltiples caídas, pero al final se pudo lograr y en poco tiempo ya estábamos incluso corriendo y listos para enfrentar otro reto.

Sin estar en la escuela, ni pagando clases particulares, aprendimos a descodificar todo lo que estaba pasando alrededor de nosotros, logrando expresar nuestras primeras palabras, es decir tuvimos la capacidad de aprender un idioma.

Con los ejemplos anteriores se ilustra la capacidad que tenemos para alcanzar grandes metas a pesar de las adversidades o circunstancias; por lo que es tiempo de elevar las anclas de nuestros sueños y empezar a movernos hacia el logro de los mismos.

Los sueños, es aquello que queremos lograr en el futuro, que requiere esfuerzo y trabajo inteligente, pero que se puede hacer realidad, ya que no es una ilusión o espejismo.

No debemos dejar de soñar, porque es una fuente interna de motivación permanente que nos impulsa a buscar lo que necesitamos y podemos lograr con nuestros talentos y competencias, los cuales, si no los ponemos a funcionar se estancan, habiendo podido llevarnos a lograr aun aquellos sueños que al inicio parecían imposibles.

Atrévete a soñar y lo primero que tienes que hacer es desempolvar aquellos sueños que tenías, los que por una u otra razón, ya que no estás trabajando en ellos para hacerlos una realidad.

  • Escríbelos y ubícalos en un lugar visible, como recordatorio e inspiración de lo que quieres lograr.
  • Desarrolle un plan de acción con su respectivo cronograma
  • Póngase pequeñas metas que te vayan acercando a tu sueño, avanzando un peldaño a vez.
  • Celebre los lograr, como un elemento motivacional, y de una vez se debe seguir avanzando.
  • Pide ayuda a personas de tu confianza si requieres algún consejo para avanzar en el proceso de logro de sus sueños.
  • Sea positivo y persistente, hasta ver sus sueños hechos una realidad.

El camino puede ser duro y cansado, pero al final vale la pena luchar por lo que uno quiere y le pertenece: TUS SUEÑOS.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Sétimo arte para emprendedores: Construye un arca  

Traditional_boat_building_in_the_Philippines

Por: Fabrizzio Ponce

Confieso que por un tema de espacio, el título de este artículo está incompleto. El correcto es: “Dios me dijo que construyera un arca”. Sin entrar en detalles con el tema del Creador, el episodio bíblico de Noé se ha llevado varias veces a la pantalla grande. Hoy vamos a comentar de una de ellas.

La película Evan Almighty, del 2007, nos muestra a Evan Baxter (protagonizado por Steve Carell) como un exitoso padre, esposo y periodista que llega a ser un congresista con mucho futuro en la política. Sin embargo, de la noche a la mañana, empieza a experimentar una serie de cambios de personalidad y apariencia física que sorprenden a quienes le rodean. Una noche, su esposa le lleva aparte y en una conversación muy seria le pregunta sobre lo que está ocurriendo. La respuesta de Evan “Dios me dijo que construyera un arca” logra en ella un efecto similar al que tendría cualquiera de nosotros: quedaríamos perplejos. Ah, evidentemente, no le cree.

Al final, luego de muchas peripecias a nivel familiar y social, la película nos muestra que a pesar de las burlas del país entero, el arca tuvo su razón de ser.

Llevando la experiencia al plano emprendedor, ¿alguna vez nos hemos sentido como Evan? No necesariamente porque Dios nos haya encomendado la misión de nuestro emprendimiento, sino porque tuvimos la idea, la soñamos, le dimos forma, diseñamos su plan de negocio y la estrategia a llevar a cabo, analizamos la competencia, el mercado, ¡todo!, y pese a ello, nadie cree que va a tener éxito. Hemos dado los pasos necesarios y hemos sido ordenados para lograr llegar a buen puerto, pero no será suficiente para los demás. Algunos irán más allá: dirán que estamos locos y que estamos perdiendo nuestro tiempo.

A veces es desalentador, ¿cierto? Pero el hecho de tener presente nuestro sueño, nuestra meta, hace que el camino sea más fácil de recorrer. Las horas se van volando, un domingo es igual que un miércoles, agosto pasa a ser un mes como enero y nosotros, bueno, nosotros sentimos cada día más esa energía que nos impulsa a lograr lo que queremos.

Las motivaciones pueden ser muchas. Tomá unos segundos para recordar la tuya. ¿Qué es aquello por lo que estás luchando? ¿Ya lo tenés claro? Soñalo de nuevo, disfrutalo. Y si alguien lleva a tratar de ‘ubicarte en la realidad’, sé amable pero no dediqués mucho tiempo a dar explicaciones. Es tu aventura.

Y si alguien insiste… siempre estará la opción de decir que estás construyendo un arca. Y a seguir trabajando.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Twitter: @fabrizzioponce

Palabra de la semana: Objetivo

Esta semana, en las últimas del 2014, en La Nueva Ruta del Empleo Centroamérica estrenamos un editorial semanal sobre una palabra en la cual les invitamos a reflexionar.

Esta semana nuestra palabra es ‘objetivo’. Se define de muchas formas, pero básicamente es la finalidad hacia donde se deberían dirigir los esfuerzos. Objetivos hay tantos como seres humanos en el mundo.

¿Cuál es el tuyo? ¿Estás enfocado en alcanzarlo, poniendo alma, vida, corazón y recursos disponibles en él? Cuando quitamos de él la mirada y la pasión, las posibilidades de desviarnos son muchas. A todos nos ha pasado. Lo importante es analizar lo que estamos haciendo y redirigir los esfuerzos.

¡Que pasés una estupenda semana camino a tu objetivo!

 

bulls-eye-297805_640