El amor y los negocios no se deben mezclar… ¿O si?

Por: Alister Neira

Cuántas veces hemos escuchado decir a alguien: “el amor y los negocios no se deben mezclar” y aunque hay diversas teorías que lo fundamentan ya que puede haber muchas repercusiones sobre todo porque se puede descuidar el negocio por una relación que no funcione tan bien. También existen teorías que dicen lo contrario, ya que si hay una buena relación, esto puede ayudar a que el negocio prospere.

Pero hoy yo lesamor-y-negocios quiero hablar de un tipo de relación de amor que sí se debe mezclar con los negocios…

Confucio decía: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Y es que cuando elegimos un trabajo, muchas veces nos sentramos solamente en el dinero o en la “estabilidad” porque pensamos que ese trabajo que es socialmente “bien remunerado” o “estable” nos va a permitir tener esa seguridad que todos buscamos en nuestras vidas pero se nos olvida algo muy importante: si yo no amo lo que hago, tarde o temprano me voy a frustrar y me voy a cansar de hacerlo y llegará un momento donde ya no voy a sobresalir y por ende me empezará a ir mal a nivel laboral.

Entonces, ¿en qué debemos centrarnos al momento de elegir un trabajo?

Bueno, para responder esta pregunta, yo les quiero hacer otra pregunta:

Si no necesitaras dinero para vivir, ¿en qué trabajarías? Es más, les pregunto: ¿en qué estarías dispuesto a trabajar de gratis?

Si logramos responder a esta pregunta, lograremos encontrar la respuesta a la primera. El mejor método para elegir un trabajo, es pensar en aquello que nos apasiona, que nos vuelve “locos”, aquello que no nos deja dormir y aún cuando dormidos soñamos con eso, e inclusive surgen ideas para mejorar.

Les aseguro que si trabajamos en ese “algo” que nos apasiona, las demás personas empezarán a notarlo y por ende empezarán a sobresalir y al final alcanzarán esa estabilidad financiera y esa seguridad que tanto buscamos.

Así que, ¡les deseo muchos éxitos en el amor y los negocios!

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

Hay otras cosas que le dan sentido a nuestra vida

Por: Alister Neira

dr-strange

Este año Marvel Comics produjo la película Dr. Strange. Para quiénes no conocen la historia detrás del Comic, podemos decir que el doctor Stephen Strange era un famoso neurocirujano, sobresaliente y exitoso. Sin embargo a causa de un accidente de tránsito, sus manos quedan gravemente heridas.

Esto era su vida y pensaba que sin ellas, su vida ya no tendría más sentido… “lo único en lo que él consideraba que sobresalía y por lo que era especial”, se había ido.

Cuántas veces nos sucede como al Dr. Strange que perdemos un trabajo, nos lesionamos o simplemente el rumbo de nuestra vida cambia y nos “echamos a morir” porque pensamos que ya no servimos para nada o que la vida ya no tiene más sentido.

Pero al igual que él, si nos damos la oportunidad, podremos descubrir que hay otras cosas que le dan sentido a nuestra vida, o como lo menciona él: “hay otras formas de salvar vidas”.

La vida está llena de muchas oportunidades y como seres humanos tenemos una gran capacidad de aprender y de desarrollar nuevas cosas, pero para esto necesitamos realizar varios pasos:

  1. Hacer una pausa: Es importante detenernos y valorar qué era aquello que estábamos haciendo, qué fue lo que sucedió y cómo puedo mejorarlo.
  1. Dejar ir: es necesario aprender a dejar ir, tomar las enseñanzas de lo que hicimos en el pasado con vistas al futuro.
  1. Explorar: después de esto es indispensable hacer una autoexploración e identificar qué otros intereses tengo, en qué otras cosas tengo habilidad y cuáles son aquellas cosas que son importantes para mí.
  1. Realizar un plan: como todo en la vida es necesario organizarnos, realizar un plan de acción, una estrategia a seguir, en otras palabras cuáles van a ser los pasos a seguir para empezar a actuar y llevar a cabo la nueva labor.

Siguiendo estos pasos, así como el Dr. Strange, podremos “salvar el mundo”… nuestro mundo.

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En este programa de La Nueva Ruta del Empleo Radio en Costa Rica celebramos nuestro segundo aniversario conversando con Julia Bremner y Alister Neira, miembros del equipo de ruteros, sobre el desempleo desde el punto de vista del coaching, la orientación y los RRHH.

Nuestro programa es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite todos los jueves a las 5:00 pm a través de Radio Costa Rica 930 AM, http://www.radiocr.net y posteriormente en diferido por Canal 19.

Analizar y reflexionar en un mundo de tanto bullicio y caos: una posibilidad que solo unos pocos tienen

Éste ¿el mejor momento para tomar las riendas de nuestro futuro?

Muchos profesionales han dejado su tiempo, vida y esfuerzo en trabajos que no eran propios. Atrapados en un modelo tradicional entre tantos niveles jerárquicos, instrucciones y responsabilidades quedaron atrapados en un laberinto cuya única salida era la desvinculación y la jubilación. La carrera laboral se fue agrietando y separando de lo que realmente era prioritario y necesario para sus vidas.

La autocrítica se vió afectada por opiniones ajenas confundiéndola hasta anularla. El análisis y la reflexión, afectada por la influencia ajena, se alteró cambiando su apariencia ensordecida y de lenguaje hostil y superficial. La agresión fue la consecuencia de tanta frustración contenida. La desconfianza y el alejamiento se hicieron inminentes ante tanta presión y rigidez.

El cambio y la transformación hicieron sentir su presencia con gran fuerza desde lo más ínfimo del ser. La esperanza fue el agua que alimentó almas sensibles, pero fuertes y valientes, que fueron afectadas por un mundo lleno de insensibilidades y corbardes trajes negros, quienes pensaron que “tener” era más importante  que “ser”.

Sin embargo, el “Ser” desesperado a los gritos se hizo sentir, el Ser quiere que lo dejen “Ser” sólo así podrá calmar su ansiedad y vacío existencial. Y es ahí que nos damos cuenta del sentido y el peso que tienen en nuestra vida el amor, los valores, la familia, el trabajo, … y el tener la posibilidad de articularlos de modo tal de poder satisfacer a cada uno de ellos en su justa medida.

El sentido de una vida armoniosa y “a medida” de cada una de nuestras necesidades es la clave para que una persona pueda lograr la felicidad que tanto busca.

career-432573_960_720

¿Existe algún secreto extraño que nos ayude a ser felices?

La verdad es que a “ese secreto” que buscamos, lo tenemos adherido en lo más profundo de nuestro ser. La condición para poder hallarlo es encontrarse consigo mismo; despojarse de todo prejuicio y animarse a enfrentarse a lo que somos en esencia. Es un camino largo de puertas adentro y sólo exclusivo para nosotros, no se permiten personas ni comentarios insanos y no constructivos que dificulten la búsqueda.

“Aún no logro ser aquello que quisiera ser…” ¿ Estoy a tiempo de hacer algo al respecto?

Nunca es tarde para darse la oportunidad de cambiar y transformarse en lo que realmente deseamos y anhelamos. Todos tenemos las mismas posibilidades y no hay nadie más que nosotros mismos que impidan dar forma a qué y cómo queremos ser. Sólo así será posible.

“Me cuesta encontrarme a mí mismo” ¿Quién puede ayudarme a hacerlo?

Por supuesto, un orientador profesional / laboral puede ser un facilitador que te guíe y brinde el apoyo que necesitas para (re) encauzar tu vida y trabajo, siendo tus prioridades y necesidades brújulas en ese proceso que emprendas de orientación personal y profesional en determinado momento y lugar.

¿Cómo me comunico con un orientador profesional / laboral?

Clickea aquí y realiza tu consulta, tu respuesta será asistida por un profesional.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

Retomando el camino… replanteando el proyecto laboral

Por: Alister Neira

¿Tiene mucho tiempo realizando la misma actividad laboral? ¿No se siente a gusto con el trabajo que tiene? Tal vez sea hora de replantear su proyecto laboral.

Es muy común escuchar personas que dicen “he pasado toda mi vida haciendo lo mismo” o “no siento que me estoy realizando profesionalmente” y es muy válido.

Toda la vida nos han enseñado que “estamos hechos para una sola cosa”, pero en realidad no es cierto. El ser humano es una máquina impresionante que tiene la capacidad de crear nuevas cosas todos los días, por ende, tiene la capacidad de crear nuevas oportunidades también.

Usted puede realizar tantas cosas como intereses y aptitudes tenga, lo importante es establecer prioridades sobre qué es lo que quiere hacer. Por eso aquí le dejamos algunas simples recomendaciones para que pueda empezar a replantear su proyecto laboral:

  1. Dé el primer paso. Como dicen: “el primer paso es reconocerlo”. Si tiene tiempo de hacer lo mismo y quiere cambiar, reconózcalo. Usted podrá engañar a las demás personas, pero no podrá engañarse a sí mismo. Si no le gusta lo que realiza, es hora de tomar una decisión.
  2. Valore sus intereses y aptitudes. Haga una lista de aquellas actividades que más le gustan y numérelas en orden de lo que más le gusta a realizar a lo que menos le gusta realizar. Luego realice una lista de las áreas o actividades en la que tiene mayor habilidad.
  3. Identifique sus valores. Haga una lista de lo que es más importante para usted. Por ejemplo, si a usted le gusta pasar tiempo con su familia y amigos, buscar una ocupación en la que tenga horarios alternos, tal vez no sea lo más recomendable.
  4. Tome riesgos. Dicen que “cuando una puerta se cierra, se abre otra”. En ocasiones es necesario cerrar las puertas uno mismo, para salir a buscar las nuevas puertas que están abiertas, así que si quiere algo diferente, tal vez sea hora de que salga a buscarlo usted mismo.

Y recuerde, no existen recetas. Estos pasos son apenas el inicio para que usted empiece a cuestionarse si lo que está haciendo en este momento, lo está realizando como persona y como profesional.

Pero lo más importante es que tenga presente que todos los seres humanos estamos diseñados para muchas cosas.

Para finalizar, los dejo con estas dos frases de Albert Einstein:

“Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

No piense que no puede hacerlo, sólo busque qué es aquello en lo que sí puede. Muchos éxitos.

todos-deben-trepar-el-arbol

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente nos acompañaron Adriana Bogantes y Alister Neira, orientadores y parte del equipo rutero, con quienes hablamos del paso #6 para definir un proyecto de vida.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net todos los jueves a las 5:00 pm hora de Centroamérica, con retransmisón en diferido los fines de semana en Canal 19.

La Construcción

IMG-20150923-WA0010

Por: Alister Neira

En los últimos meses he sido testigo de algo que nunca pensé que llamaría hermoso… la construcción, o mejor dicho el proceso constructivo.

Es impresionante ver todo el proceso de inicio a fin, desde el momento en que se mueve la tierra del terreno dónde se piensa construir, hasta el momento en que se coloca el último mueble dentro de la infraestructura.

Hay cosas que la gran mayoría de las personas decimos saber y que incluso pueden sonar hasta obvias como el hecho de que se deben hacer bases profundas para sostener la estructura de cemento, sin embargo el ver cómo se amarran las columnas de hierro antes de ser “chorreadas” por el concreto es impresionante, ver cómo se van levantando, ver cómo van repellando las paredes y cómo van colocando techo y pisos y sobretodo ver como cada uno de los miembros de la construcción son piezas de un reloj, tan precisas y necesarias que si una falla, todo el reloj falla.

Es esa precisión la que se necesita en cualquier trabajo. Si se es asalariado, es necesario que todo el personal haga su trabajo, pero más aún que confíe en que la otra pieza del reloj, va a hacer su trabajo, de lo contrario este “reloj”, tendría que estar parando para revisar si las piezas están funcionando. Por otro lado se si se trabaja de manera independiente, si es una empresa propia la que se tiene, es necesario aprender a confiar en las demás personas que se subcontratan y aprender a delegar funciones, porque de lo contrario nunca se va a desarrollar.

Sin importar si es una empresa propia o la de alguien más, es necesario que todos velen por el bienestar de los demás compañeros, puesto que ¿cuántas veces nos preocupamos por lo que está pasando el otro? ¿Cuántas veces me tomo el tiempo para preguntarle al otro cómo estuvo su día o su semana? ¿Cuántas veces me tomo el tiempo para preguntar qué le gusta o si está pasando por alguna situación difícil?

Y algo que es aún más importante, es ver a la persona que está a cargo dando el ejemplo. Volviendo a la construcción, es hermoso ver cómo el maestro de obras les dice a sus colaboradores cómo debe ir la pared o cuánta pintura debe colocarse, pero después de esto ver cómo toma una pala y se pone a excavar o a lijar un techo, o a cortar los marcos de madera para una puerta, eso dice mucho de cuánto valora a su equipo de trabajo, ya que no se dedica sólo a dar indicaciones, sino que además les ayuda y comparte con ellos la tarea.

Y la mejor parte de todas, sin duda alguna fue el ver cómo celebran en equipo, ver cómo al terminar la obra deciden hacer una carne asada para compartir como amigos que se vuelto y hasta invitar a los dueños para que también compartan con ellos. ¡Eso es hermoso!

Ahora bien, si yo tuviera que rescatar 5 cosas de este proceso constructivo del que fui testigo y que todo equipo de trabajo debería tener, serían las siguientes:

  • Aprender a delegar funciones
  • Confiar en los demás miembros del equipo de trabajo
  • Preocuparse por los demás
  • Dar el ejemplo, compartiendo tareas
  • Celebrar

Muchas veces nos centramos demasiado en el trabajo y olvidamos que hay otras cosas más importantes que sólo los resultados… el proceso de cómo la obra fue creciendo y las personas que lo hicieron posible.

IMG-20160408-WA0011[1]

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

¿Qué hay que tener en cuenta en un proceso de orientación?

que_hay_que_tener_en_cuenta_en_un_proceso_de_orientacion

Mi post de hoy va dedicado especialmente a los orientadores laborales, que como yo, cada día preparan sus estrategias y exprimen al máximo sus neuronas y recursos para dar lo mejor de sí mismos.

Cada vez que una persona cruza la puerta, como orientadora laboral, me invade la curiosidad y me pregunto ¿De qué forma podré serle útil?¿Cómo puedo conseguir empoderarle para que sea capaz de buscar empleo por sí mismo cuando yo no esté?

Porque ni voy ni quiero estar eternamente dando soporte a la misma persona. Si fuera así, si en algún caso fuera necesario darle soporte a alguien años y años, querría decir que algo estamos planteando mal en nuestra estrategia o que la persona que busca trabajo tiene una estrategia que no coincide con la nuestra.

A cuántos no os ha ocurrido que se ha sentado alguien delante de vosotros y os ha dicho “Quiero que me encuentres un empleo”. Momento fundamental en el que es necesario aclarar que no tienes empleos debajo del escritorio y que no eres tú, el orientador, el que busca empleo, sino él, el orientado, el interesado en encontrarlo. Si él no busca, nadie lo va a hacer por él, y el trabajo, aunque parezca mentira para algunos, no llega a casa, doy fe, ni llama a tu puerta si no te has movido previamente antes para que eso ocurra.

Otra de las cosas habituales en un servicio de orientación es la petición de que les hagas el currículum, les prepares la carta de presentación…Recuerdo la vez que más tiempo tardé en hacer un currículum, y creo que valió la pena. Me vino una persona al servicio de atención y parece que tenía entendido que hacíamos currículums (mal entendido, por cierto). Le comenté que yo estaba allí para darle soporte, una plantilla y consejos, pero que en ningún momento iba a hacer yo su currículum. Me dijo que no sabía escribir.

– Bien, ¿pero sabes copiar?

Me dijo que sí, y como traía su vida laboral con él, le expliqué en qué parte de su currículum tenía que copiar las fechas y escribir el nombre de las empresas, y allí lo dejé, picando su nombre, sus datos personales y copiando como le había dicho…enfurruñado, eso sí. Cuando acabó, me acerqué a explicarle qué cosas podíamos recolocar, me explicó que había hecho en cada empleo e hicimos una pequeña descripción de cada puesto entre los dos, con lo que él me explicaba. Cuando acabamos le entregué varias copias impresas y copié su CV en su pen drive.

Fueron 2 horas las que estuvo haciendo su CV. Probablemente yo habría acabado en menos de 30 minutos picando sin preguntarle. Pero cuando acabó, le di la enhorabuena por el esfuerzo que había hecho, le felicité por el resultado y algo cambió. No he visto a nadie irse tan orgulloso con un currículum. Se fue contento de su esfuerzo, de su resultado y sabiendo que era capaz de hacerlo.

Y no quiero decir que no lo he visto nunca más, no, sólo lo he visto en esas personas que han dedicado su energía y concentración a hacer las cosas por sí mismas y cuando ven el resultado y les felicitas… Es “su” resultado, no el tuyo, orientador, que ya tienes trabajo. Y de eso se trata ¿no?

En ocasiones encontramos, a veces no tengo claro si por desconocimiento o por comodidad, a personas que cuando buscan empleo lo hacen siempre de la misma forma, usan los mismos canales siempre, no les funcionan, pero ellos insisten, y te dicen además que el problema es que no hay trabajo. Si uso una herramienta o un canal para buscar empleo y no me llaman, una de dos, o falla el currículum y es necesario revisar por qué no llega el mensaje a la empresa, o tenemos que mirar si los canales son los apropiados y si cumplimos los requisitos de las ofertas.

Por otra parte, aún existe un gran apego a la forma tradicional de entrega de currículums de forma presencial (en mano) entre algunas profesiones, una manera de buscar empleo, que muchas empresas ya no admiten por evitar papeles innecesarios. Así pues, es importante que cuando vamos a buscar trabajo sepamos si realmente es el canal más apropiado para hacer llegar nuestro CV.

Anécdotas, los orientadores tenemos de todos tipos y colores, otro día continúo. Pero me gustaría ver como, en realidad, las cosas que nos ocurren no son tan diferentes ¿Me cuentas tu experiencia?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Culturalmente Inteligentes

Por: Víctor Jiménez

Culturalmente inteligentes-¿Profe puedo hablar con usted?

– Sí claro, vamos y nos sentamos en esa aula

Así inició una conversación que tuve hace un par de semanas con una adolescente de 16 años, perteneciente a la etnia Ngöbe y madre de un pequeño de 2 años. Su conversación se centró rápidamente en que extraña a su pareja y padre de su hijo, pero que siente que no le conviene seguir con él porque la distrae de sus estudios. En una conversación de apenas 15 minutos traté de ayudarla a que ella misma buscara una solución a su problema. Pero también durante esos 15 minutos vi confrontadas muchas de las ideas que tenía previamente sobre la manera de atender a una estudiante.

Al sentarnos a hablar busqué dos sillas para hablar frente a frente y sin obstáculos, según lo que aprendí durante mi tiempo de universidad, para favorecer la confianza. Ella separó otra silla junto a un pupitre. En varias ocasiones busqué mirarla a la cara, ella siempre me habló con la mirada baja.

Tal situación me pareció primero un gesto de sumisión propia de una sociedad machista, pero mi apreciación se vino abajo cuando luego de un rato conversé con un adolescente varón, también de 16 años, también de la etnia Ngöbe… que durante 10 min conversó acerca de sus deseos por trabajar con su papá… y durante los 10 minutos siempre habló con la mirada baja.

Consulté sobre esta situación con la encargada del grupo que llegamos ese fin de semana a trabajar en una comunidad indígena de la zona sur. Ella me explicó sencillamente: “ellos al hablar de sus sentimientos por lo general miran hacia abajo, así es su cultura, y en especial con alguien que acaban de conocer”.

Y en ese momento me di cuenta que si bien todo el aprendizaje previo durante mi tiempo de Universidad me ayudó a brindar un adecuado servicio, iba a seguir aprendiendo cada vez más sobre cómo trabajar con personas en lugares diferentes. Así fue como investigando un poco más me encontré con este término: Inteligencia Cultural.

  1. Christopher Early, en su libro Inteligencia Cultural, define a ésta como “la capacidad para interpretar y responder de la manera debida a las formas de expresarse que cada visión tiene” y señala que en la inteligencia cultural confluyen tres habilidades principales:
  2. Investigar sobre lo que no se conoce de la otra cultura (Pensamiento)
  3. Sentir ánimo y confianza para tratar correctamente a las personas que forman parte de ella (Motivación)
  4. Adaptar nuestro comportamiento para hacerlo apropiado dentro de los parámetros de dicha cultura. (Comportamiento)

En un mundo cada vez más globalizado, la posibilidad de llegar a trabajar en otros ambientes culturales, o junto a personas de diferentes culturas, es cada vez más factible. Y el desarrollar habilidades de la Inteligencia Cultural puede abrir oportunidades de empleo en diversidad de lugares.

Tener Inteligencia Cultural nos capacita para poder aprender desde las diferencias, buscando la manera más adecuada para tratar a aquellas personas que piensan, visten, hablan o se comportan de forma “diferente” a nosotros. Y nos lleva a un componente de respeto a la diversidad.

Y para poder desarrollar tales habilidades, es necesario ser conscientes que la cultura en todas sus expresiones tiene un fuerte impacto en nuestras acciones, y que cada país, región o zona guarda una riqueza cultural diversa e igualmente válida y digna de respeto. El reto es llegar a respetar y ajustarse a las diferencias culturales sin perder nuestra autenticidad y sin olvidarnos de nuestra propia cultura. Desarrollar habilidad cultural no significa olvidar nuestros valores personales, es más bien reconocer las señales y adaptar nuestro comportamiento a ellas.

La belleza del universo no es sólo la unidad en la variedad, sino también la diversidad en la unidad.

Umberto Eco

Victor Jiménez

Email: victor_cr2001@hotmail.com