El amor y los negocios no se deben mezclar… ¿O si?

Por: Alister Neira

Cuántas veces hemos escuchado decir a alguien: “el amor y los negocios no se deben mezclar” y aunque hay diversas teorías que lo fundamentan ya que puede haber muchas repercusiones sobre todo porque se puede descuidar el negocio por una relación que no funcione tan bien. También existen teorías que dicen lo contrario, ya que si hay una buena relación, esto puede ayudar a que el negocio prospere.

Pero hoy yo lesamor-y-negocios quiero hablar de un tipo de relación de amor que sí se debe mezclar con los negocios…

Confucio decía: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Y es que cuando elegimos un trabajo, muchas veces nos sentramos solamente en el dinero o en la “estabilidad” porque pensamos que ese trabajo que es socialmente “bien remunerado” o “estable” nos va a permitir tener esa seguridad que todos buscamos en nuestras vidas pero se nos olvida algo muy importante: si yo no amo lo que hago, tarde o temprano me voy a frustrar y me voy a cansar de hacerlo y llegará un momento donde ya no voy a sobresalir y por ende me empezará a ir mal a nivel laboral.

Entonces, ¿en qué debemos centrarnos al momento de elegir un trabajo?

Bueno, para responder esta pregunta, yo les quiero hacer otra pregunta:

Si no necesitaras dinero para vivir, ¿en qué trabajarías? Es más, les pregunto: ¿en qué estarías dispuesto a trabajar de gratis?

Si logramos responder a esta pregunta, lograremos encontrar la respuesta a la primera. El mejor método para elegir un trabajo, es pensar en aquello que nos apasiona, que nos vuelve “locos”, aquello que no nos deja dormir y aún cuando dormidos soñamos con eso, e inclusive surgen ideas para mejorar.

Les aseguro que si trabajamos en ese “algo” que nos apasiona, las demás personas empezarán a notarlo y por ende empezarán a sobresalir y al final alcanzarán esa estabilidad financiera y esa seguridad que tanto buscamos.

Así que, ¡les deseo muchos éxitos en el amor y los negocios!

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

Cómo encontrar el trabajo que te gusta

5187038544_d8dd3aed9b_b

“Encontrar un trabajo que te guste, que te guste el trabajo que encuentres” es la directriz más importante en el campo de la reeducación laboral.

¿Cuáles son las cosas que te gusta hacer? Piensa en los pasatiempos y actividades que disfrutas en tus horas de ocio y los temas que uno ha leído con gran curiosidad. Esta lista puede incluir comida, masajes, ejercicios, el asesoramiento, la moda, etc… Tómate tu tiempo, anota; asegúrate de que la lista es exhaustiva. En algún lugar de esta lista estará la clave sobre cuál es tu verdadera profesión.

Si pudieras pasar ocho horas al día pensando o trabajando con algunos de estos temas, ¿cuáles elegirías? Utiliza éstos como indicadores del tipo de trabajo que te resulte agradable de realizar.

Una vez que hayas identificado y seleccionado tus intereses más fuertes, empieza a tomar las medidas necesarias para hacer que tu nuevo trabajo sea una realidad. Llevará seguramente algo de tiempo y esfuerzo, pero los beneficios para tu salud y calidad de vida serán enormes. Ten en cuenta que lo que necesitas de un trabajo puede cambiar con el paso del tiempo. Siempre puedes utilizar tu creatividad e inteligencia para crear una nueva situación.

En mi caso, lo que me llevó a mi actual profesión es cuando descubrí entre otras cosas que lo que más me gustaba era saber y leer todo lo posible acerca de remedios naturales, plantas, alimentos, dietas, bienestar… Además siempre me he preocupado de mantenerme en forma haciendo yoga o senderismo entre otras muchas actividades. También recuerdo que mis amigos (e incluso hasta desconocidos) solían interesarse y copiar mis recetas y hábitos de comida como por ejemplo los licuados de verduras… Tal vez y si os sentís identificados con algunas de las señales que os acabo de contar y si pasáis bastante tiempo leyendo sobre salud alternativa, quizá ésta pudiera ser vuestra verdadera profesión en lugar de sólo un hobby.

Recuerda que nunca es tarde para empezar a vivir la vida que sueñas.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Retomando el camino… replanteando el proyecto laboral

Por: Alister Neira

¿Tiene mucho tiempo realizando la misma actividad laboral? ¿No se siente a gusto con el trabajo que tiene? Tal vez sea hora de replantear su proyecto laboral.

Es muy común escuchar personas que dicen “he pasado toda mi vida haciendo lo mismo” o “no siento que me estoy realizando profesionalmente” y es muy válido.

Toda la vida nos han enseñado que “estamos hechos para una sola cosa”, pero en realidad no es cierto. El ser humano es una máquina impresionante que tiene la capacidad de crear nuevas cosas todos los días, por ende, tiene la capacidad de crear nuevas oportunidades también.

Usted puede realizar tantas cosas como intereses y aptitudes tenga, lo importante es establecer prioridades sobre qué es lo que quiere hacer. Por eso aquí le dejamos algunas simples recomendaciones para que pueda empezar a replantear su proyecto laboral:

  1. Dé el primer paso. Como dicen: “el primer paso es reconocerlo”. Si tiene tiempo de hacer lo mismo y quiere cambiar, reconózcalo. Usted podrá engañar a las demás personas, pero no podrá engañarse a sí mismo. Si no le gusta lo que realiza, es hora de tomar una decisión.
  2. Valore sus intereses y aptitudes. Haga una lista de aquellas actividades que más le gustan y numérelas en orden de lo que más le gusta a realizar a lo que menos le gusta realizar. Luego realice una lista de las áreas o actividades en la que tiene mayor habilidad.
  3. Identifique sus valores. Haga una lista de lo que es más importante para usted. Por ejemplo, si a usted le gusta pasar tiempo con su familia y amigos, buscar una ocupación en la que tenga horarios alternos, tal vez no sea lo más recomendable.
  4. Tome riesgos. Dicen que “cuando una puerta se cierra, se abre otra”. En ocasiones es necesario cerrar las puertas uno mismo, para salir a buscar las nuevas puertas que están abiertas, así que si quiere algo diferente, tal vez sea hora de que salga a buscarlo usted mismo.

Y recuerde, no existen recetas. Estos pasos son apenas el inicio para que usted empiece a cuestionarse si lo que está haciendo en este momento, lo está realizando como persona y como profesional.

Pero lo más importante es que tenga presente que todos los seres humanos estamos diseñados para muchas cosas.

Para finalizar, los dejo con estas dos frases de Albert Einstein:

“Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

No piense que no puede hacerlo, sólo busque qué es aquello en lo que sí puede. Muchos éxitos.

todos-deben-trepar-el-arbol

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Argentina

En este espacio de La Nueva Ruta del Empleo Argentina hablamos de sueños que nos inspiran a cambiar de profesión.

La Nueva Ruta del Empleo en Argentina tiene su espacio en el programa EnREDate 3.0, que se emite por FM Furor 93.5 Mhz todos lo jueves de las 20:00 a las 22:00 horas y es conducido por Valeria Flores y Guillermo Della junto con todo el staff del programa.

¿Trabajaría en esto de gratis?

Pensando

 

Por: Alister Neira

Casi todas las personas, cuando están en el proceso de discernir qué quieren hacer en su vida o a qué quieren dedicarse, a menudo se hacen algunas de estas preguntas:

  • ¿Qué me gusta?
  • ¿En qué tengo habilidad?
  • ¿Será esto una fortaleza o una debilidad?
  • ¿Qué carrera quiero estudiar?
  • ¿Será bien pagado o no?

Y aunque estas preguntas son más comunes de lo que pensamos, e inclusive nos preguntamos muchas otras cosas más, por lo general hay una pregunta que obviamos… ¿Estaría dispuesta o dispuesto a trabajar en “esto” de gratis?

No sé si a ustedes les ha pasado, pero en mi experiencia yo he llegado a decir: “esto que hago me apasiona tanto que si no necesitara dinero para comprar comida, ropa o para mantener una casa o una vivienda, yo trabajaría de gratis”.

Y es que el cuestionarnos esto, puede ser una clave para decidir qué es lo que queremos hacer en nuestra vida o a qué queremos dedicarnos, ya que eliminaríamos el temor del “y si no”. ¿Y cuál es este temor? Simplemente consiste en preguntarnos: “¿y si no me gusta?”, “¿y si no es en lo que tengo habilidad?”, “¿y si no es en lo que tengo fortaleza?”, “¿y si no es bien pagado?”

Incluso a veces nos preocupamos por cosas que ni siquiera han ocurrido como: “¿y si no encuentro trabajo cuando me gradúe?” Pero no pensamos en que si algo nos apasiona tanto como para trabajar de gratis, probablemente vayamos a sobresalir en lo que hagamos y vayamos a ser personas exitosas, de todas maneras.

Así que dejemos tener miedo al “y si no” y empecemos a preguntarnos: “¿Trabajaría en esto de gratis?”

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

De ciudades, gentes y sueños

NY

Time Square, NY, USA. Fotografia por Roy Allan Jiménez C. 2015.

Por: Roy Allan Jiménez

En una reciente visita a Nueva York, recorriendo las estaciones del metro, tuve la oportunidad de corroborar  como las ciudades no son más que un gran escenario, donde las personas cual grandes actores, nos brindan la mejor o la peor versión de si mismos. En Penn Station, justo bajo el Madison Square Garden, tuve el deleite de ver a un joven hacer de las delicias del público mientras cantaba grandes éxitos de la música pop. Michael Jackson, Lionel Richie, Stevie Wonder. Todos ellos saltaron desde las cuerdas vocales de este corajudo joven, que veía con alegría como los dólares caían esporádicamente en su sombrero. Ahí, justo bajo el escenario que ha sido casa de actuaciones memorables en la música, este joven dio su concierto en el Madison Square Garden.

En Yokohama, observe  como un adulto mayor de tal vez casi 80 años, se dedicaba al cuido de las plantas de un paso peatonal y a recoger las ocasionales basuras que caían a las calles. Mi asombro apareció cuando me percaté que vestía uniforme de la prefectura (El Gobierno Local). Ante la pregunta la respuesta fue muy sencilla: trabajo porque me gusta y porque puedo, es un oficio que en esta etapa de mi vida, me llena“.

En las congestionadas calles del centro histórico de Quito, en una calle sin salida donde se observa el cerro del Panecillo, existe un amable señor ya entrado en años que ha hecho de esta vía su medio de subsistencia. Ante la venia tácita de las autoridades, todos los días se esmera en cuidar los 10 o 12 vehículos que puede estacionar en la vía. Con una sonrisa en el rostro y sabiendo que esa simpatía ya le ha deparado 10 clientes seguros todos los días, mañana a mañana se apresta a velar por los vehículos de “sus patrones y amigos”.

Las callejuelas de una favela tienen un sentimiento particular, ese sentimiento que solo lo da la combinación de informalidad y esperanza. En Rocinha, una de las favelas más grandes de Río de Janeiro, un grupo de tres adolescentes gastan a golpes las ollas e instrumentos improvisados que han podido fabricar. Estos jóvenes dan a luz un sonido carnavalesco que alegra e invita a bailar a todos los transeúntes que tienen la dicha de pasar por esa callejuela en ese momento. El premio de los muchachos, el aplauso de la concurrencia y las monedas y billetes que caen dentro de una caja vieja. Su relativo “éxito” ha sido tal, que son parada obligatoria de las excursiones de turistas a esta favela.

En la ciudad de Puntarenas, la perla del pacífico de Costa Rica, un payaso conocido no solo por sus chistes si no también por tener SIDA, se pasea por todos los pequeños restaurantes y heladerías haciendo de las delicias de los turistas que llegan a la ciudad. Si usted quiere un chiste lo puede pedir, si no, igual le sacarán una sonrisa. Su alcancía y una energía contagiante lo acompañan bajo el sol del pacífico costarricense. De verdad que cuando se hace lo que se disfruta, no se trabaja nunca.

Roy Allan Jiménez

Email: allan.delalto@gmail.com

Facebook: facebook/urbe@21